Red Eco Alternativo ***

Niñas Malcriadas, feminismo boliviano en construcción desde el Golpe de Estado

Para muchas mujeres que no vivimos en Bolivia casi desde que nacimos, pero que, por el amor de nuestros padres a su tierra, a sus arraigos familiares hemos vuelto verano tras verano incansablemente a visitar a los abuelos o seres queridos, Bolivia es un territorio de permanente descubrimiento y fascinación por la recuperación de esas múltiples identidades perdidas. Red Eco Alternativo.

(Noelia Carrazana-Red Eco) Bolivia - A partir de los incendios de 2019 en la Chiquitania las redes sociales han pasado a ser centrales en la búsqueda y chequeo de información que se difunde por grupos de WhatsApp. Esta preponderancia cobró mayor intensidad desde momentos antes del golpe de estado, y en este navegar buscando información certera que pueda aclarar dudas o que nos permita comprender quiénes fueron los actores que prepararon los acontecimientos para que Bolivia se haya convertido en el primer país, luego de las dictaduras militares de los 70, en tener un golpe cívico, policial y militar con masacre incluida de América del Sur, encontramos al colectivo feminista de Niñas Malcriadas. Lo primero que llama la atención de las redes sociales, su carta de presentación, son los datos y las personas quienes denuncian, a quienes interpelan desde una estética moderna e irónica.

Jhanisse Vaca Daza es una de las figuras preferidas de estas mujeres al momento de visibilizar un actor clave en el 2019 para ir preparando la narrativa que iba a legitimar un golpe de estado. Según una nota del sitio Cuba Información, “la activista ambiental Jhanisse Vaca Daza dirige la ONG Ríos de Pie, y ha sido beatificada en los altares 2.0 y patrocinada por la Human Rights Foundation, orquestó una campaña en agosto y septiembre pasado de cara a las elecciones del 20 de octubre que redirigió la orientación mediática culpando a (Evo) Morales de los incendios provocados por los terratenientes en todo el Amazonas durante casi un mes. En ella colaboró un ejército en las redes sociales respaldado por medios de amplia difusión como BBC, asegura Wyatt Reed en The Grayzone" (1).

En esta nota que realizamos, días antes de las elecciones generales en Bolivia, pretendemos mostrar a las nuevas caras del movimiento feminista boliviano que nos aportan desde su experiencia una parte necesaria para ir armando el rompecabezas que en distintos espacios de poder se fueron preparando y manipulando para que hoy Bolivia sea un territorio depredado por una derecha que está lejos del nacionalismo.

En una charla entre niños, mujeres y zoom les presentamos a Irene desde Francia, Jane de la Cruz en Río de Janeiro y María José que vive en Alemania, todas oriundas del Departamento de Santa Cruz de la Sierra, conocido por ser parte de la medialuna del oriente boliviano, junto a los departamentos de Tarija, Beni y Pando. Esta zona ocupa 685 635 km², más del 60% de la superficie del país, limita sobre todo con Brasil y concentra el 42% del PBI boliviano, incluyendo yacimientos de hidrocarburos, sobre todo de gas, y grandes llanuras de importancia agro-ganadera.

Esta zona desempeñó un papel central en la política interna boliviana debido al movimiento autonomista que iniciaron los departamentos que la componen, luego de que en 2005 resultara electo presidente de Bolivia Evo Morales. Santa Cruz de la Sierra, la ciudad capital del departamento homónimo, es la más grande de la Media Luna y es donde el movimiento autonomista adquirió mayor relevancia.

¿Cómo nace el nombre Niñas Malcriadas?

Irene: Comenzó en octubre de 2019 porque se quería sacar una canción de Jane de la Cruz, por lo que se creó la página para hacer el estreno de la canción, durante la cuarentena nos movilizamos más, organizamos el foro “Confinadas, siempre malcriadas”, y ahí fue que entramos varias compañeras.

Jane: Tiene que ver con la historia de la formación del colectivo, muchas participamos como activistas por la democracia, pero rápidamente nos dimos cuenta hacia donde se dirigía ese movimiento y decidimos cortar y retirarnos. El último trabajo en el que nosotras estuvimos involucradas fue la estructuración en el control electoral en el exterior, para eso necesitábamos contacto con un partido político.

Trabajamos con el partido opositor al Movimiento al Socialismo y en ese proceso hubo muchos impases, faltas éticas de toda índole, decidimos retirarnos y lo hicimos con una carta de reclamo oficial hacia el partido donde estábamos. Entonces al jefe del voto en el exterior del partido no le agradó nada la cartita y nos mandó el recado de que “no iba a permitir que un par de Niñas Malcriadas le metan el zapato al culo”, que ahí el jefe era él y que nosotras debíamos obedecer y que le debíamos respeto, pero en nuestra carta no había ningún insulto ni nada, por eso decidimos llamarnos Niñas Malcriadas, porque si nos van a infantilizar y nos van a insultar, entonces agarramos el nombre y lo reivindicamos ante la sociedad.

María: Yo también fui invitada a hacer el control electoral en Alemania, también en ese momento empecé a tener mis críticas al Movimiento por la Democracia (el conocido movimiento #Pitita), porque me di cuenta de que se empezaba a usar el discurso de racismo, se empezaba a sentir el discurso de “catorce años de desgracias, de mal gobierno” y yo pensaba que esos catorce años no fueron como decían. Yo tengo 24 años y el contacto que tuve con la historia de Bolivia fue a partir de mi tesis, que la estaba haciendo en el momento que estaba pasando el Golpe de Estado; ahí empecé a ver quiénes fueron los actores de la guerra del agua, del gas, cuál fue la agenda de octubre, qué fue octubre negro y ahí fue la primera vez que una persona como yo que viene de Santa Cruz y que viene de una familia que puedo definir como privilegiada pude repensar lo que estaba sucediendo.

En todo esto se da ese fenómeno de gente de mi edad que se comienza a dar cuenta de quiénes son los verdaderos actores políticos. No quiero decir que la causa de la democracia era ilegítima, para mí era importante que la gente por primera vez pudiera discutir qué era la democracia, y que se cuestionen que no puede haber abuso de poder.

Jane: El punto es que en el foro que hemos querido destapar el libreto que se armó para movilizar a las masas en torno a los 21 días de paro, el asunto era que nosotras como lideresas del movimiento internacional pro democracia siempre recibíamos llamadas de personas importantes que nos daban análisis y eso del fraude se empezó a trabajar muy muy temprano, en ese momento nos llama una persona que nos dice que tiene contactos con el creador del TREP (sistema de conteo rápido en las anteriores elecciones) y nos dice que en vez que todos los partidos políticos ejerzan su control electoral sería mejor que todos los ciudadanos ejerzamos el control electoral y que nuestra tarea era unificar a todos los partidos de oposición usar el TREP, es por eso que nosotros empezamos a llamar a todos los partidos políticos y necesitábamos una reunión con los líderes de Europa, pero también nuestra labor era contener el racismo, el odio que había empezado a surgir en todo el Movimiento por la Democracia, es por ello que hicimos el Foro en Barcelona donde planteamos temas como agricultura sostenible o el extractivismo.

¿En qué momento ustedes deciden empezar a interpelar o incluso denunciar a personas que quizás habían sido sus jefes o activistas muy cercanos meses antes?

María: Creo que está bastante conectado con la temática de nuestro colectivo, yo creo que en diciembre/enero empezamos a dialogar y decir tenemos que atacar al tremendo machismo que ha comenzado a surgir, comenzar a pensar ¿hubo o no un golpe al estado? ¿Qué pensamos del MAS? Hemos tratado de hacer una crítica al capitalismo y al colonialismo, entonces digamos que todas estas críticas que hemos ido haciendo a Luis Fernando Camacho, a Jhanisse Vaca Daza nos hace pensar ¿de qué lado nos ponemos?, y más que una idea de simpatizar con el MAS, porque muchas de nosotras no lo hacen, es el hecho de simpatizar con las causas colectivas, populares, con los movimientos desde abajo, ya que, si queremos hacer un feminismo Inter seccional, entonces nos parece que es imposible hacer un feminismo crítico con el racismo si pensamos “no fue un golpe, fue una revolución ciudadana”.

Entonces ahí empezamos a crear el formato del último Foro: “La revolución sin evolución” y decidimos invitar a personas como Adriana Guzmán que ella desde el principio denunció un golpe, y desde un principio pidió solidaridad feminista y no se la dimos, porque desde el principio no nos fue tan sencillo darle legitimidad a su voz, por cuestiones de racismo, de clasismo, también colonización, que nosotras seguimos teniendo, ya que nos consideramos chicas de clase media alta, de familias muy privilegiadas con condiciones buenas de migración para estudiar y eso habla de una percepción del mundo distinta, entonces queremos atacar a eso, ahora decimos que fue un golpe, hemos invitado a Jorge Richter para que nos explique porqué se dice golpe, hemos invitado a la pesada subversiva, y a otros grupos que son muy críticos a lo que se llamó la revolución de las pititas, para justamente esclarecer muchas dudas internas.

¿Hoy tienen contacto con compañeros de aquella militancia? ¿Ven en estos grupos alguna autocrítica?

Jane: El punto es que la alineación del libreto ha sido tan profunda que en esa alineación de activistas revolucionarios han pasado a militantes de partidos políticos y comunicación ya ninguna, en redes muy áspero, pero ya ningún tipo de contacto, lo digo lamentablemente porque no hay posibilidad de poder explicar, sino que están muy a la defensiva, lo que he escuchado que ellos tienen miedo que quede explícito que hubo un golpe de estado porque es muy claro que el MAS va a volver al gobierno y ellos juran y perjuran que los van torturar, los van a hacer escapar, pero esa técnica del pánico es desde el día 0, comenzando por decir que los están vigilando, a las masas se las movió por pánico, era constante, por lo que nosotras reflexionando en diciembre, enero pudimos decir: chicas estoy traumada, y es por eso que hemos necesitado hasta marzo, abril donde hemos podido bajar de eso y poder crear de nuevo.

¿Cómo ven el tema del voto en el exterior en los países donde se encuentran ustedes?

Jane: Para empezar la institucionalidad de las oficinas consulares han sido un chiste, lo puedo confirmar aquí en Brasil y también en Alemania donde he vivido hasta el año pasado, yo creo que el voto en el exterior va a ser mucho menor que el año pasado porque la pandemia pone otras medidas en cada país; de todos modos, no creo que el voto en el exterior sea tan contundente como el año pasado. Por otro lado yo estuve el año pasado en el control electoral en Sao Paulo, aquí en Brasil, y puedo decir que no hubo fraude de ningún tipo, la cantidad de votantes era inmensa, la organización estaba muy bien hecha, las personas estaban desde las 5 de la mañana para votar y he contado los votos y no hubo fraude y fue 90% para el MAS, entonces no había cómo engañar, por lo que creo que el voto en el exterior se va a definir entre Brasil y Argentina.

Irene: Aquí en Francia es muy complicado el tema del voto, en la anterior elección ni siquiera se tomaron el tiempo de decir dónde se iba a votar, entonces en 2019 la gente estaba de mañana en la Embajada y resulta que era en otro lugar, siempre la organización es pésima.

María:
Aquí en Alemania al contrario fue súper organizado en 2019 y 2020, si uno entra a la página web tiene toda la información, lo que sí escuche que existieron denuncias de varios inhabilitados, nada más.

¿Qué nos pueden contar de su iniciativa, “Servicio al pensamiento crítico”, donde su primer entrevistado es el escritor, historiador aymara Carlos Macusaya?


María: Sobre el video de Carlos Macusaya yo hice la entrevista con él porque para mí hay una horrible borrada de la memoria histórica, comenzando porque en mi caso yo recién comencé a entender como el MAS llegó al poder. Por ende, decidí preguntarle a una persona que es fervientemente antirracista, perteneciente al Movimiento Katarista y porque él estuvo dentro y vio el proceso de la politización de la gente del Alto, se comenzaron a reivindicar desde dónde vienen y en el indianismo, entonces es para las personas que han sido adoctrinadas en que los catorce años del MAS han sido una dictadura, hemos querido contar realmente qué ha pasado durante esos años.

Ahora estamos en un proceso de pensar qué vamos a escribir, porque en nuestro movimiento hay algunas que se posicionan como anarcas, otras que están pensando en el voto reivindicatorio por el único partido de izquierda. Yo también creo que hay que articularse con otras colectivas feministas para poder prestarle nuestras plataformas durante los diferentes conflictos que puedan pasar.

¿Qué piensan que pasará en las próximas elecciones de Bolivia?

Irene: Sinceramente lo que creo que va a pasar es que el MAS va a ganar porque tiene más gente que lo apoya, el resto es solo gente que no quiere que gane el MAS, yo estoy del lado anarco del colectivo, pienso que mejor está hacerlo caer todo para abajo y reconstruirlo. Hoy en día creo que hay que tratar de convencer a la gente de la situación que estamos viviendo, la gente llamada pitita no tienen el coraje de ver que se equivocaron y aparte de dejar que el MAS gane y desde ahí seguir criticando, atacando.

Jane: Ninguna de nuestras causas está representada en ninguno de los partidos políticos, aunque hay algunas del colectivo que piensan que de ganar el MAS vamos a tener más chances de dialogar, pero en mi caso yo creo que si gana el MAS se va a volver a activar la medialuna, porque los pititas son muchos, tampoco hay que desmerecer, y tienen mucho poder, tienen muchísimos medios, por eso han logrado hacer un golpe de estado al estilo Hollywood, creo que algo van a hacer, si es que ya no lo han hecho, entonces si hacen perder al MAS, los movimientos sociales se van a levantar. En esta elección los partidos pequeños están apostando para ingresar a la asamblea, y eso también es irónico porque en vez de unirse cada uno apunta por tener 2 o 3 representantes en la asamblea legislativa.

¿Qué rol creen que ocupan las redes sociales? ¿Tienen pensada alguna acción en caso de que durante las elecciones se accionen los grupos violentos de jóvenes?


Jane: El problema es que la figura de la Unión Juvenil Cruceñista, un grupo paramilitar de jóvenes fascistas se ha esparcido, en la Paz ahora está resistencia Paceñista, esta idea se ha esparcido a otras partes del territorio, eso me preocupa porque en caso de que gane el MAS, si actúan al unísono con las fuerzas armadas con los medios y las redes sociales como hasta ahora, pero en caso de que no gane el MAS también va a ser muy duro, entonces nosotras somos una organización feminista estamos ya atentas y con conciencia de estar atentas a esta otra violencia y poder hacer la respectiva contención y seguir denunciando.

María: Es ahí donde entran en la función las redes sociales, hemos visto en Brasil con Bolsonaro y es terrible el odio, la gente esta terrible sesgada, es increíble cómo se arman pandillas cibernéticas para amedrentar al que tenga una opinión divergente y en ese sentido es verdad que las redes sociales tienen un terrible poder.

¿Por qué creen que este año a pesar de que la Chiquitania está incendiándose desde abril no hay acciones de visibilización de los grupos ambientalistas como ocurrió en 2019?

María: El año pasado estuve en muchas movilizaciones ambientalistas que denunciaban las leyes incendiarias, pero era increíble como la crítica era orientada solo hacia Evo Morales, y no se quería entrar a discutir sobre la ampliación de la frontera agrícola o el extractivismo, solo Mujeres Creando hicieron una muestra de quiénes eran los verdaderos beneficiarios de esto, ya que entraron a la Cámara Agropecuaria de Oriente (CAO) y allí apuntaron dedos y dijeron que es la agroindustria, y es algo que los movimientos ambientalistas nunca se lo tomaron en serio, obviamente hay los que sí, pero son chiquitos, pero los grandes como Ríos de Pie no, pero Jane nos va a contar sobre eso.

Jane: Para comenzar Ríos de Pie no es un colectivo ambientalista, es una organización piloto que ha sido creada por CANVAS (2) y Human Rights Fundation y ellos lo que venden es la no violencia como producto político, entonces yo creo que ellos han sido los ideólogos de toda la movilización del Referéndum del 2016, pero la Chiquitania era una parte pequeña de ese libreto.

Los incendios suceden todos los años, pero quizás el año pasado fue más grave, pero a nosotros se nos dijo claramente que la tarea a nivel internacional nuestra como el MOVIMIENTO TODOS JUNTOS POR BOLIVIA era principalmente dar difusión es el ambientalismo y el doble discurso del gobierno del MAS, por chaparina, por las hidroeléctricas, y empezaron a llegar todas las causas y nosotras las hemos estudiado en profundidad, es por eso que en un momento éramos un movimiento ambientalista, esa era la estrategia, que en algún momento iba a tomar el protagonismo de la lucha, así nos había dicho Jhanisse, por eso yo creo que la Chiquitania fue vilmente instrumentalizada por los verdaderos responsables, por la CAO, son las vacas, la soya.

Otra cosa es también que se tomó la causa para hacer caridad, nunca a nadie le importo, y de repente “¡ay! Se está quemando la Chiquitania”, aparecieron un montón de movimientos con estructuras, con material, una farsa total. Hoy en día están todos peleados, porque ya no sirve, hoy tendríamos que irnos contra los responsables reales y ya no sirve, ya nadie dice nada.La verdad es que ahora tenemos hermanas bomberas feministas que no tienen ni ropa, ni agua, pero es demasiado grande para hacerlo, para hacer una ayuda de la ciudadanía misma, pero quizás habría que hacer un posicionamiento del tema de nuevo a nivel internacional.

A un año de ser parte del movimiento por la democracia ¿pueden ver los monstruos de países del agronegocio que rodean Bolivia, cuál es su percepción?

María: Cuando se habla del paradigma del desarrollo también se habla a que Latinoamérica como continente está destinada a ser ese espacio de donde se extrae los recursos, entonces hasta que no se consiga una soberanía de la región no se va poder hacer nada, eso por ejemplo se estaba articulado con el ALBA, empezaron a querer articular una economía que no dependa de EEUU y Europa, pero al final hemos sido derrotados, como decía Quijano antes de morir, ya que al final ha ganado el fascismo, la ultraderecha, el conservadurismo y como siempre decimos el capitalismo está conectado con el patriarcado que necesita generar esta agenda de la ideología para que el capital pueda ejercer su mandato, por eso hasta que no podamos salir de con soberanía territorial no vamos a poder llegar a ser un país independiente.Facebook: 

Instagram: https://www.instagram.com/ninas_malcriadas/

Agradecimientos: Niñas Malcriadas por la predisposición y a Carla Montero por participar de la entrevista.

Notas
1) https://cubainformacion.tv/america-latina/20191127/83843/83843-redes-de-ong-el-brazo-civil-del-imperio-estadounidense-que-definio-el-golpe-en-bolivia

2) https://thegrayzone.com/2019/09/04/golpistas-evo-morales-incendios-amazonia/

 

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd