Red Eco Alternativo ***

Primeras medidas de Bolsonaro contradicen el discurso de campaña

En el primer discurso presidencial, el capitán retirado se propuso “liberar a la patria del yugo de la corrupción”. Durante la campaña electoral, había prometido “tolerancia cero” a la corrupción, aunque el plan del gobierno presentaba pocas propuestas de políticas eficaces para combatir la malversación de fondos.
 
(Brasil de Fato) Brasil - La campaña de Bolsonaro también lo promovió como un candidato “limpio” por no haber sido condenado por corrupción. Sin embargo, Bolsonaro aparece en la lista de investigados de la Operación Furna da Onça (cueva de la onza) –un desdoblamiento del Lava Jato en Río de Janeiro– en un escándalo financiero que también involucra a su hijo senador y a la primera dama.
Como informó la prensa el 6 de diciembre, el Consejo de Control de Actividades Financieras (COAF) elaboró una lista de 75 nombres de funcionarios y ex funcionarios de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro (Alerj), con cuentas que mostraban movimientos sospechosos. Fabrício Queiroz, ex asesor de Flavio Bolsonaro –senador electo en octubre e hijo mayor de Jair Bolsonaro–, está en la lista del Ministerio de Hacienda.
 
El informe de COAF cita a nueve asesores y ex asesores que hicieron depósitos en la cuenta de Fabrício Queiroz, ex chofer de Flávio Bolsonaro. La investigación muestra un movimiento sospechoso de R$ 1,2 millones en su cuenta entre enero de 2016 y enero de 2017, suma incompatible con sus ingresos.
Usando un tono agresivo, el Jefe de gabinete, Onyx Lorenzoni esquivó las preguntas de la prensa sobre el caso Coaf. El Ministro de Justicia, Sérgio Moro, optó por el silencio.
 
Por otra parte, el 31 de octubre de 2018, Bolsonaro informó a través de su cuenta de Twitter, que en su gobierno no habría “condenas por corrupción”:
“Nuestros ministerios no estarán compuestos por personas condenadas por corrupción como sucedió en los últimos gobiernos. Anunciaré oficialmente los nombres en mis redes sociales. Cualquier información más allá de eso, es mera especulación maliciosa y sin credibilidad.” (@jairbolsonaro) 31/10/18
Hasta ahora al menos nueve de sus ministros han sido investigados o acusados en juicios, entre ellos Onyx Lorenzoni, el Jefe de Gabinete, que admitió haber recibido “caja 2” (dinero no registrado) de la empresa JBS en 2017. Según la Folha de São Paulo, transcurridos 15 meses de asumido el crimen, no ha habido rendición de cuentas ni se abrió una investigación.
 
El equipo de Bolsonaro también incluye a Ricardo Salles, ministro de Medio Ambiente denunciado por irregularidades administrativas, acusado de ocultar cambios en los mapas de zonificación ambiental del río Tietê. En su toma de posesión, el presidente afirmó que creó un “equipo de manera técnica, sin el tradicional sesgo político que hacía que el Estado fuera ineficiente y corrupto”.
 
Ni elegante ni técnico, el equipo ministerial de Jair Bolsonaro tiene 22 nombres, siete más de los prometidos durante la campaña presidencial.
 
¿Control de gastos?
 
En el plano económico, Bolsonaro aprovechó su discurso de toma de posesión para reafirmar la defensa del “libre mercado”, la apertura al capital extranjero y la reducción del Estado, que califica de “ineficiente”.
 
Tras la victoria de octubre, en una entrevista de TV Record, el nuevo presidente citó las privatizaciones y la desregulación como una salida para “destrabar” la economía: “Debemos desburocratizar, desregular, buscar formas que los inversores, los patrones y los empresarios puedan emplear sin tanta burocracia”.
 
También en relación a lo que él llama desburocratización, durante la campaña electoral dijo a Rede TV que su gobierno priorizaría la contención del gasto con sólo 15 ministros elegidos por criterios exclusivamente técnicos, sin intereses de partidos políticos. Pero en diciembre, según Valor Económico, Bolsonaro señaló a sus interlocutores, que está a favor de la aprobación en el Congreso del proyecto de ley 9.252/2017, una medida que significa la cancelación de las deudas de los ruralistas, que tendría un costo de R$ 17 mil millones para las arcas públicas.
 
“Presidente para 208 millones” ¿Será así?
 
“La oposición es bienvenida. La libertad de expresión es sagrada y vamos a hacer un Brasil diferente actuando de esta manera. Gobernaremos para 208 millones de personas, no sólo para los que me votaron.”
 
La declaración, hecha en una entrevista con SBT, Rede TV, Band, Globo y TV Record, es del mismo autor que antes, en una transmisión en vivo dirigida a sus partidarios en la Avenida Paulista – São Paulo–, prometió “barrer a los rojos del país”: “Ustedes, banda de delincuentes, verán a una policía civil y militar con respaldo legal para hacer cumplir la ley en sus lomos. O se encuadran y se someten a las leyes, o le van a hacer compañía al borrachín en Curitiba (refiriéndose al ex presidente Lula). Se van todos ustedes a la punta de la playa”.
 
Además del tono utilizado y el abuso de poder implícitos en el discurso, la “punta de la playa” a la que se refiere el presidente electo es la base de la Marina en Restinga da Marambaia (Río de Janeiro), donde los opositores eran ejecutados y eliminados durante la dictadura militar.
 

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!