Red Eco Alternativo ***

Francia: Las urnas dan la victoria a la unión de las izquierdas y dejan a la extrema derecha en tercera posición

Terminado el recuento de los votos, se confirma lo que anunciaban ya las primeras estimaciones: el triunfo histórico del Nuevo Frente Popular mientras Francia frena al lepenismo.

Ya es oficial, los 574 de los 577 escaños de la Asamblea Nacional francesa tienen ya nombre y 181 de ellos pertenecen al Nuevo Frente Popular, que ha dado la sorpresa este domingo en Francia alzándose con la victoria en la segunda vuelta de las elecciones legislativas, a pesar de haberse tenido que organizar en un tiempo récord y pese a los buenos auspicios que rodeaban a la ultraderecha, con un Jordan Bardella en ascenso y el lepenismo convencido de que esta vez acariciaría la hegemonía.

francia julio 2024 1Pero las urnas han entonado el “no pasarán”, y Rassemblement National y sus aliados ultras han quedado relegados a un tercer lugar con 143 votos, detrás también de la alianza Ensemble, capitaneada por el presidente Emmanuel Macron, que obtiene 166 escaños.

El primer ministro,  Gabriel Attal acusaba tempranamente su derrota, anunciando su dimisión para el mismo lunes.  “Esta noche comienza una nueva era para nuestra nación. Nunca me resignaré al hecho de que millones de nuestros conciudadanos hayan optado por votar a los extremos”, compartía en la red social X a pocos minutos de que acabara la jornada del domingo en un último mensaje en el que insistía en la narrativa de igualar ultra-derecha y el Nuevo Frente Popular bajo la etiqueta de extremismos. Una estrategia que no parece que haya sido lo suficientemente exitosa. 

Mientras, del lado de las izquierdas, desde que a la ocho de la noche se informara el sorprendente resultado de las primeras estimaciones, ha imperado el alivio y la fiesta. Las expresiones de euforia de la militancia de La France Insoumise concentrada en la Plaza de Stalingrado en París, al saberse estas primeras cifras se han viralizado en una ola de optimismo entre el campo de la izquierda. 

Ya a la noche, Jean-Luc Mélenchon, quien ha soportado una campaña en su contra en la que se le tachaba de extremista o incluso antisemita, afirmaba ante los presentes: “Tendremos un primer ministro o ministra del Nuevo Frente Popular. Podremos decidir numerosas cuestiones por decreto”, e incluía una apuesta clave en política internacional: la voluntad de avanzar hacia el reconocimiento del Estado palestino por parte de Francia.

Los himnos han acompañado a la victoria del Nuevo Frente Popular: desde la internacional, cantada por cientos de personas, con los líderes de LFI, o en Perpignan, histórico baluarte del RN, donde las personas congregadas entonaban L'Estaca, para celebrar la derrota de la ultraderecha, que aunque mantiene sus diputados en la región, ha perdido su escaño en la ciudad a favor del NFP.

Quien no estaba esta tarde para fiestas era Emmanuel Macron, a pesar de que, en contra de los peores diagnósticos para sus perspectivas electorales, Ensemble no ha quedado en tercera posición sino que se ha alzado con el segundo puesto. Con todo, el actual presidente no ha hecho declaraciones en toda la jornada. Sí que las han hecho compañeros de partido, además del dimisionario primer ministro. “Estoy dispuesto a trabajar con todos los partidos republicanos en interés de Francia y de los franceses. Por tanto, está claro que Jean-Luc Mélenchon y algunos de sus aliados no pueden gobernar Francia”, afirmaba en este sentido el Ministro de Exteriores Stéphane Séjourné, dejando ver que, a pesar de la victoria electoral del Nuevo Frente Popular, su recorrido parlamentario a partir de mañana no será fácil.

A espera de que se aclare el panorama inmediato —cabe recordar que el NFP no se ha presentado con un candidato o candidata determinado para ocupar el puesto de primer o primera ministra— la alegría por el fracaso de la extrema derecha ha trascendido Francia: “Retroceden los nazis”, ha celebrado el presidente Gustavo Petro desde Colombia, “Solo el pueblo salva al pueblo”, comentaba optimista la eurodiputada de Podemos Irene Montero, “¡Viva la Francia por su capacidad colectiva de unirse contra el fascismo!”, compartía por su parte el líder de Diem25 Yanis Varoufakis.

A partir de mañana se verá hasta qué punto cambia el escenario político de un estado atravesado por una población polarizada, pero donde una izquierda de planteamientos más rupturistas parece haber tomado la iniciativa y permitido por medio de una alianza estratégica frenar las aspiraciones de la extrema derecha de ocupar las instituciones directamente, tras haber impuesto ya su agenda en temas como las migraciones.

Fuente: El Salto

 

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!