Red Eco Alternativo ***

“Se siguen girando fondos de la ANSES al Estado, lo hacía Bossio y lo hace Basavilbaso”

Eugenio Semino, Defensor de la Tercera Edad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, denuncia la transferencia de fondos, el trabajo en negro y asegura que discusiones como la suba de la edad jubilatoria generan consensos para privatizar el sistema previsional. Así lo explicaba en una entrevista realizada por Canal Abierto

Tras la aseveración del secretario de Seguridad Social, Juan Carlos Paulucci, sonaron las alarmas. El funcionario expresó que, a su juicio, “el trabajador tiene que tener la posibilidad de elegir el momento de jubilarse”.

Inmediatamente, el planteo fue leído como una intentona por subir la edad jubilatoria -que actualmente es 60 para las mujeres y 65 años para los hombres- en línea con los consejos de la delegación del Fondo Monetario Internacional que visitó el país en noviembre. Sin embargo, Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad asegura que discutir la edad no sólo es correr el eje de la discusión, sino que es parte de la operatoria que genera consensos para privatizar el sistema previsional.

-¿Usted comparte la expresión de Paulucci?

- Es que discutir la edad jubilatoria es una simplificación grotesca. Para discutir, hay que hacerlo sobre cosas serias, y estamos discutiendo cosas periféricas. Lo de la edad puede ser propagandísticamente muy interesante, pero desde el punto de vista efectivo lo que hay que discutir es la plata.

-¿El financiamiento?

- Sí. Hablamos de discutir la Seguridad Social en la Argentina, que es lo que no se está haciendo. Lo de la edad es una discusión viejísima, de los 80, y si alguien lo planteó no tiene ningún sentido. La verdadera discusión es la financiación. Tienen que explicar por qué la renta financiera o la renta minera no oblan nada al sistema y por qué el impuesto que más participa a la financiación es el IVA, que pone el 17% mensual.

Lo que se debiera discutir es por qué hay un 40% de trabajo en negro que no aporta nada ni al trabajo ni al trabajador, que hoy está siendo esclavizado y no tiene ni en el bolsillo ni en su futuro, por eso el sistema no es sustentable, no por la edad. Y los gremios lo permiten, y el Estado lo permite. Discutiendo primero esto, después se puede discutir un día lo de la edad.

-¿Hay una intención del Gobierno de avanzar sobre el sistema público?

- Es que ya se avanzó sobre el sistema público. Hace diez años que se giran recursos de Anses, que es un ente público no estatal, al Estado. Lo hizo (el ex titular de Anses, Diego) Bossio y lo hace (su sucesor, Emilio) Basavilbaso. Hay una ratificación de la línea política. ¿Cómo puede ser que Anses gire recursos al Estado cuando tenés a tres millones de jubilados muriéndose de hambre con $6 mil?

-Cuando el FMI plantea una suba de la edad alega que las tasas de envejecimiento vuelven al sistema insustentable…

- Argentina perdió, en tasas latinoamericanas, envejecimiento los últimos 25 años. Es decir que hace 25 años Argentina era el segundo país más envejecido de Latinoamérica y hoy es el séptimo. Por lo cual ni el envejecimiento sería un justificativo para hablar del aumento de la edad jubilatoria. Se entra en una puja estúpida al suponer que el Gobierno, éste o cualquiera, pone en tela de juicio la edad jubilatoria en razón de acumular plusvalía desde el capital empresario. Cuando en realidad, si se aumenta la edad jubilatoria en un mercado laboral donde no se genera empleo, lo que se hace es dejar a los jóvenes fuera del mercado formal.

-Pero si la comisión creada a partir de la Ley de reparación histórica, que debe emitir un informe sobre la sustentabilidad del sistema, dictaminara que es inviable, ¿no es un avance hacia la privatización?

- Esa comisión no tiene ninguna legitimidad si no es un debate abierto a la sociedad, con la participación de los trabajadores activos y los jubilados. Hoy se dice que el sistema es sustentable pero sólo lo es a costa de tres millones de jubilados que ganan $6 mil, cuando la canasta básica es de $16 mil. Hace una década que cada seis meses calculamos la canasta básica del jubilado y el haber mínimo jamás superó el 40% de la canasta. Ese es el problema estructural de la seguridad social.

Cuando se llegó a la privatización, fue con un consenso social natural porque se habían cambiado los ejes de discusión y nadie iba al fondo de la cuestión. Vi discusiones similares a ésta, la de la edad, que llevaron a la privatización.

-Son las discusiones periféricas, entonces, las que propician una eventual vuelta a las AFJP…

- Si desde el campo popular no estamos a la altura de las circunstancias, y en lugar de discutir supuestos clichés que nos imponen, como el de la edad, discutimos la estructura fiscal, la estabilidad del sistema, la edad después te la conceden y mientras te rompieron la cabeza en todo lo demás.

Se están discutiendo cosas meramente coyunturales, como las bajas en las pensiones. Lo venimos denunciando hace tres meses y se enteran cuando ya hay 70 mil personas a las que les sacaron la pensión. En lugar de espasmódicamente discutir estas cuestiones, hay que encabezar la discusión de cuál es el sistema que queremos.

Todos los miércoles vamos con los viejos al Congreso. Cada miércoles hay un viejo menos. Esto no está siendo tomado por los trabajadores activos, que son quienes deberían tomarlo porque es su futuro el que está en juego.

Fuente: www.canalabierto.com.ar

 
 

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!