Red Eco Alternativo ***

A pesar de todo, siempre optamos por el diálogo

En la columna “Todes les invisibles” del Enredando las Mañanas del martes 4 de junio, recorrimos la lucha y resistencia de la Lof Quemquemtrew.

En el 2021 comienza un proceso de recuperación territorial en la Cuesta del ternero, a la salida de Bolsón, y se levanta así la Lof Quemquemtrew, una comunidad mapuche tehuelche. En ese lugar, en el año 1999, la abuela Lucinda Quintupuray, que era una papay, una anciana que vivía muy cerca de donde se encuentra la Lof, aparece asesinada a balazos y hasta el día de hoy no hubo respuesta.

Después de este asesinato, el Gobierno de la Provincia de Río Negro le cede parte de esas tierras a Rolando Rocco, que es un empresario chubutense quien no tiene papeles ni ningún tipo de relación con ese territorio. Él las utiliza para plantar pinos, que es un monocultivo súper nocivo para la Mapu, para la tierra. Y él es, además, quien realizó una denuncia de desalojo de la Lof, que se reactivó en mayo de este año.

Hay dos hechos que es muy importante remarcar. Por un lado, el 24 de septiembre del 2021 hubo un intento de desalojo en la Lof y entró la policía tirando balines y balas de plomo, apuntaron a la cabeza a un niño de 8 años y quedaron algunas personas con causas judiciales.

Por otro lado, el 21 de noviembre, 2 sicarios que son cercanos a Rolando Rocco que se llaman Diego Ravasio y Martín Cruz Feilberg, se hicieron pasar por cazadores, entraron al territorio y cuando se encontraron con 3 de los peñi de la comunidad, ellos sin decir nada disparan y matan a Elías Garay Cañicol, que era una persona que estaba acompañando al Lof en la recuperación territorial, e hirieron de gravedad a otro peñi. Desde antes del asesinato había un acampe y luego del asesinato volvieron al acampe con mucha más fuerza, sostenido por mapuche, personas no mapuche y, sobre todo, disidencias.

En marzo del 2022 se desarmó el acampe tras un acuerdo provisional con este empresario Rolando Rocco. El acuerdo, a grandes rasgos, plantea frenar el proceso de desalojo hasta poder llegar a nuevos convenios. Esto se sostiene hasta hace aproximadamente un mes hacia el 1ro de mayo, que se reactiva esta orden de desalojo. Esto tiene en constante alerta a los miembros de la Lof Quemquemtrew y a personas mapuche y no mapuche que vienen acompañando el proceso. Esta es la situación actual de la Lof.

Romina, que es integrante de la Lof, contó que a través de una audiencia que se reactivó la orden de desalojo, después de una decisión por parte de la querella de Rolando Rocco, a través de su representante legal, Ernesto Saavedra, de abandonar el diálogo que se venía dando desde hace casi tres años. Es un territorio donde ha habido una muerte, donde hay un lamgen (hermano) que ha dejado su vida, su sangre en este territorio, otro que fue gravemente herido por dos sicarios, dos empleados de Rocco. Dice Romina: “A pesar de todo eso, nosotros siempre optamos por el diálogo, desde antes del asesinato de nuestro lamgen y después, a pesar de toda esa situación de mucho dolor, de mucha angustia, de creer que no podíamos confiar en nadie, también decidimos optar por el diálogo. Porque siempre se intenta dejarnos como violentos, como que no se puede hablar entonces nosotros bueno siempre fue nuestra nuestra postura primero dialogar”.

Inicialmente se llegó a un acuerdo por el cual se levantó el retén que estaba instalado cerca de donde está el destacamento policial y para el lado de otra ciudad que está cerca, Maitén, y cuando se cumplieron los 6 meses de ese acuerdo provisorio se siguió conversando entendiendo y dejando en claro siempre que el lugar en el que están es un lugar ceremonial, sagrado, y también está el sitio el lugar donde dejó su vida Elías. Entonces no lo íbamos a negociar, sin embargo en una decisión repentina, el empresario Rocco volvió a proponer que los mapuche se muden a unos kilómetros de allí, dándoles 50 hectáreas.

Pero sus empleados mataron a Elías y hoy aquí “hay un rehue que no solo pertenece a esta comunidad, que está al resguardo nuestro, pero que en ese trabajo han asistido autoridades tradicionales ancestrales de todo el Wallmapu, que está resguardo nuestro, somos quienes los tenemos que cuidar, pero también pertenece a todas las personas que aquí asisten a levantar ceremonia, a ejercer su espiritualidad. Es un sitio reconocido aquí en la Cuesta del ternero.” La comunidad siente este acompañamiento no solo por la gente mapuche sino por la gente no mapuche. Sin embargo, en palabras de Romina, “sentimos que con el señor Rocco no se puede dialogar, no se puede tener un acuerdo, no sé, no se pueden llegar a acuerdos coherentes a mantener una decisión, a mantener un acuerdo porque los rompe a todos, porque miente y porque ha sido una persona que ha ejercido violencia desde que llegó a estos lugares con toda la gente del paraje, la verdad es que es una situación muy difícil, pero nosotros siempre seguimos apelando al diálogo.”

La comunidad pide la intervención de la provincia, porque están en tierras fiscales, que para ellos es territorio ancestral mapuche. Es un lugar que nunca fue cuidado ni protegido ni trabajado por el señor Rocco, él nunca vivió allí. Él es fiscalero y una de las condiciones que debería tener como fiscalero es vivir en el lugar, sin embargo a todas estas cosas la justicia penal hace oídos sordos y “siempre va a tirar para para un lado que es el poder económico y él tiene como representante legal una cara ya más que conocida que representa los intereses económicos de grandes terratenientes y es una persona que siempre ha hecho una campaña anti mapuche”.

Las condiciones de la lucha son desiguales, sin embargo, la comunidad apela a que el gobernador escuche el reclamo, teniendo la responsabilidad de que no haya más violencia, ni contra los niños ni contra las mujeres, los hombres, contra toda la gente que allí vive y la gente que también que los está acompañando. La comunidad cuenta con el acompañamiento de los vecinos, y no solo de los mapuche, sino también de antiguos pobladores de la Cuesta que acompañan y están alertas.

Desde la Lof declaran que no buscan explotar el campo sino “a ejercer nuestro derecho ancestral de vivir en un territorio y desarrollar nuestra nuestra espiritualidad y siempre resaltando que la comunidad está abierta al diálogo, que la comunidad no es la que propone la violencia, la que propone la violencia es la otra parte”. La desconfianza en la Justicia aparece como una sombra, porque casi nunca tira para el lado de los derechos de los pueblos originarios, amparados tanto en leyes nacionales como internacionales.

La comunidad también busca defender el bosque nativo, porque si ocurre un incendio ya no hay nada que proteja ese lugar de la de la entrada de las mineras. Aunque reconocen que, sin importar las leyes, entran igual, propuestas como la del monocultivo de pino empeoran la situación: los pinos son un fósforo para los incendios, el pino hace que el incendio se propague muy rápidamente. La comunidad cuida ese sector, que es de bosque nativo.

Para quien quiera solidarizarse con estas comunidades en el sur, que vive momentos difíciles. Además del alerta por el desalojo, en esta época del año la supervivencia es bastante hostil así que la solidaridad es muy importante.

Para contribuir con les compas de la Lof Quemquemtrew: PULMON.CIFRA.FOCA, y también pueden contactarse al 2622 2653649.

 
 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!