Carta de los Bachilleratos - julio 2008

 

 Los Bachilleratos Populares son una experiencia inédita por su función socioeducativa y como expresión de una real participación popular en el campo educativo. Empresas recuperadas por sus trabajadores, organizaciones sociales del conurbano bonaerense y de Ciudad de Buenos Aires, cooperativas de docentes e investigadores, asumieron la decisión, junto a sus comunidades de impulsar la creación de estas escuelas populares en y desde movimientos sociales.

(...)

A los   Ministro de Educación Juan Carlos Tedesco
Ministro de Educación del Gobierno de la Ciudad Mariano Narodowski
Director de Educación de la Provincia de Buenos Aires Mario Oporto


Desde hace varios años existen en nuestro país diecisiete Bachilleratos Populares de Jóvenes y Adultos organizados por movimientos sociales. Fueron creados en empresas recuperadas y organizaciones sociales. Son el Bachillerato Popular Impa (2004), el Bachillerato Popular Maderera Córdoba (2005), el Bachillerato Popular Villa 21/24 (2006), Bachillerato Popular Chilavert (2007), Bachillerato de Jóvenes y Adultos La Dignidad (2007), Bachillerato Popular Miguelito Pepe (2008), Bachillerato Popular de Jóvenes y Adultos Paulo Freire (2008), Bachillerato Popular de Jóvenes y Adultos Darío Santillán (2008), Bachillerato Popular Barracas al Norte (2008), Escuela Libre de Constitución (2008) en Ciudad de Buenos Aires y en Provincia de Buenos Aires, el Bachillerato Popular Simón Rodríguez en Las Tunas, Tigre (2004), el Bachillerato Popular 19 de Diciembre en Partido de San Martín (2006), el Bachillerato Centro Cultural de los Trabajadores, Los Troncos, en el Partido de Tigre (2006), Bachillerato Las Dos Palmeras en Las Tunas, Partido de Tigre (2007), Bachillerato Popular Arbolito, en Villa Domínico (2008), Bachillerato Popular Roca Negra, en Lanús (2008), Bachillerato Popular Tierra y Libertad, Villa Fiorito (2008).

Los Bachilleratos Populares son una experiencia inédita por su función socioeducativa y como expresión de una real participación popular en el campo educativo. Empresas recuperadas por sus trabajadores, organizaciones sociales del conurbano bonaerense y de Ciudad de Buenos Aires, cooperativas de docentes e investigadores, asumieron la decisión, junto a sus comunidades de impulsar la creación de estas escuelas populares en y desde movimientos sociales.

Este conjunto de organizaciones ha denunciado en su propia práctica los avances de neoliberalismo y la mercantilización en la educación, así como la transferencia de recursos por parte del estado a verdaderas empresas privadas educativas y los ajustes realizados a sectores del sistema educativo por sucesivos gobiernos. Por ello, desde los bachilleratos populares educamos y nos movilizamos como parte de la lucha integral en defensa de la educación pública y gratuita, junto al conjunto de trabajadores de la educación, estudiantes y la comunidad educativa en su conjunto.

Si bien estos Bachilleratos Populares fueron reconocidos a través de las resoluciones 3948/07 en Provincia de Buenos Aires en Noviembre y 669/08 en Ciudad de Buenos Aires en Marzo de 2008, el reconocimiento estatal todavía no garantiza los recursos necesarios para el sostenimiento de estas experiencias educativas ni avanza en un marco normativo propio que de cuenta de la especificidad de estas experiencias. Eso significa que el Estado tiene una deuda pendiente dada su responsabilidad frente al derecho social a la educación.

Muchos son los obstáculos que en ese trabajo cotidiano de discusión y producción de una educación popular y transformadora debemos enfrentar. Algunos son particularmente complejos, como el endeudamiento al que pretende someterse a los Bachilleratos populares con el IPS en la Provincia de Buenos Aires. En realidad, la existencia de esa amenaza sobre nuestras escuelas forma parte de una deuda inmensa que tiene el Estado con la educación pública y gratuita, a la que debe sostener económicamente, y que involucra los derechos de los trabajadores de la educación a una jubilación digna.

En ese sentido, exigimos el otorgamiento de la subvención sin más demoras de los Bachilleratos Populares. Eso implica que es necesario que el Estado reconozca a los educadores populares con iguales derechos que el conjunto de trabajadores de la educación.
 
Y a su vez, le recordamos su responsabilidad respecto a las Becas para los estudiantes, seguros, mobiliario e infraestructura, boleto estudiantil, material didáctico y viandas.

Hasta la fecha hemos tenido numerosas reuniones con las autoridades educativas responsables de ambos distritos, en general reconocen el valor educativo y social de estos emprendimientos pero no se han logrado soluciones de fondo. Precisamente como creemos en que es el estado el que debe ser el único garante de una educación pública y popular promoviendo experiencias de articulación con movimientos sociales en áreas tan complejas como la educación de jóvenes y adultos y teniendo en cuenta que las leyes nacionales 26202 y 26061 garantizan el respeto del derecho social a la educación de todos los alumnos del sistema educativo es que exigimos:

• El otorgamiento de la subvención que garantice los salarios –y sus correspondientes aportes- para todos los docentes de los bachilleratos populares. En diversas jornadas de orden público, a través de directivos de alta responsabilidad del sistema educativo, se aseguran que el otorgamiento de los recursos era una condición necesaria y vinculante al reconocimiento de los mismos. Y que su otorgamiento se justificaba ampliamente por tratarse de “de instituciones sin fines de lucro, de Organizaciones Sociales y Cooperativas de Trabajo de Empresas Recuperadas con personería jurídica” (Resol.3948/07).

• Exigimos la modificación del régimen de subsidios del Estado que permite la transferencia de recursos a verdaderas empresas privadas educativas con fines de lucro y que impide que nuestros Bachilleratos de educación popular gratuitos perciban subsidios con regularidad.

• Reconocimiento de los Bachilleratos Populares de Jóvenes y Adultos, vinculados a experiencias de educación popular en movimientos sociales, que aún no están reconocidos.

• Reconocimiento de los educadores populares con iguales derechos que el conjunto de los trabajadores de la educación.

• Por un sistema de becas a estudiantes en la Ciudad de Buenos Aires, y en Provincia de Buenos Aires, que signifique una ayuda real para quienes las necesiten, incluyendo tanto a jóvenes como adultos.

• La responsabilidad del estado por parte del estado de asegurar el material mobiliario e infraestructura, Boleto Estudiantil, material didáctico, viandas y seguro escolar.


Coordinadora de Bachilleratos Populares:
 
Cooperativa de Educadores e Investigadores Populares (CEIP): Bachillerato Popular IMPA, Bachillerato Popular Maderera Córdoba, Bachillerato Popular Chilavert, Bachillerato Popular 19 de diciembre; Bachillerato Popular Las Dos Palmeras, Bachillerato Popular Paulo Freire.
Unión Solidaria de Trabajadores – CTA: Bachillerato Popular Arbolito
Organización Fogoneros: Bachillerato Popular Simón Rodríguez
Centro Cultural de los Trabajadores: Bachillerato Popular Centro Cultural de los Trabajadores
Movimiento Teresa Rodríguez La Dignidad: Bachillerato de Jóvenes y Adultos La Dignidad; Bachillerato Popular Barracas al Norte.
Frente Popular Darío Santillán: Bachillerato Popular Darío Santillán; Bachillerato Popular Roca Negra
Tierra y Libertad: Bachillerato Popular Tierra y libertad
Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI): Bachillerato Popular Miguelito Pepe
Comisión de Derechos Humanos Villa 21/24: Bachillerato Popular de Jóvenes y Adultos Villa 21/24
Escuela Libre de Constitución: Escuela Libre de Constitución

Our website is protected by DMC Firewall!