Red Eco Alternativo ***

“No podemos naturalizar esta violencia”

Marisel Segovia, abogada especialista en Niñez y Adolescencia, advirtió a Al Revés que el intento de linchamiento de un niño en la peatonal cordobesa expresa “un corrimiento de los adultos sobre la vulnerabilidad que sufren esos chicos”, y criticó el discurso punitivista que otra vez vuelve en tiempos electorales: “no soluciona nada, está comprobado que solo empeora las cosas”.

(www.alreves.net.ar) Córdoba- El lunes de la semana pasada, un grupo de personas intentó linchar en pleno centro de Córdoba a un niño de 13 años, que parecía de 9, posiblemente por su alimentación deficiente, entre otras razones que impactan en su desarrollo. Las imágenes, de una violencia que estremece a cualquier humano que se precie de tal, es un termómetro del nivel de intolerancia y discriminación que atraviesa a amplios sectores de la sociedad, y especialmente a la cordobesa, donde el discurso punitivista, de mano dura y represivo, rinde en términos electorales.

Marisel Segovia, abogada y especialista en Niñez y Adolescencia, comparte su punto de vista y experiencia para analizar un hecho desgarrador: “parece mentira que podamos compartir la misma sociedad entre los que participaron de ese hecho salvaje, pero muestra el corrimiento del mundo adulto sobre el cuidado de los niños, no de los propios, sino en general, que es una responsabilidad que tenemos los ciudadanos, no solo el Estado, que ha firmado tratados internacionales sobre los derechos de los niños, niñas y adolescentes”.

“Dejamos de mirar a los niños en su contexto y naturalizamos cosas, como si fuera una decisión de ellos salir a cometer un delito. Hay un abandono familiar, social, que explica de dónde viene ese chico”

En un país con casi la mitad de los niños en situación de pobreza según los últimos datos publicados por Unicef hace 15 días, la respuesta social y estatal no puede ser la violencia hacia quienes son víctimas del sistema: “Hay un nivel de violencia muy grande, por eso es urgente escuchar voces públicas que condenen este hecho lamentable, para no naturalizar lo que pasó, que contradice todos los derechos de los niños, niñas y adolescentes, todo el sistma integral de protección de sus derechos”.

Segovia insiste en la responsabilidad de la sociedad sobre la mirada de los niños: “Tenemos que repensar sobre cómo miramos a los niños en situaciones vulnerables. Qué estamos haciendo con niños de muchísima vulnerabilidad social. No sabemos si van a la escuela, si hay una familia que los contenga, tenemos que poder construir una mirada más profunda y cercana de esos chicos en los barrios”.

Otra vez el discurso punitivo

Según información aportada por Segovia a este portal, el niño está en su casa, después de la intervención de un juzgado penal juvenil. “La jueza decidió que vaya con su familia, lo establece la ley, es un niño pequeño, no punible porque es menor de 16. No todos los jueces lo entienden así, porque analizan la situación de la familia, pero esto es lo que corresponde en la ley vigente”. Producto de los ataques de personas que están siendo investigadas por la justicia, al niño se le quebró un brazo, es un hecho grave y hay una denuncia de oficio que realizó una fiscalía “como corresponde”, según Segovia. “La Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) va a solicitar que se impute a quienes participaron de la agresión”.

Más allá de este hecho puntual, la especialista advierte sobre el regreso de los planteos punitivos que proponen el macrismo y el massismo: “Hay un contexto muy malo que pide otra vez bajar la imputabilidad. Por eso este hecho no podemos dejarlo pasar de largo. Al contrario, tenemos que poner la mirada en la protección de derechos, bajar la edad no tiene ningún fundamento real, que aporte alguna solución a la violencia juvenil. Está comprobado que no se baja el delito, es solo un discurso puramente electoral, marketinero”.

 

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd