Red Eco Alternativo ***

Darío y Maxi. A 16 años

En un nuevo aniversario de la Masacre de Avellaneda, este 26 de junio se realizó un acto sobre el Puente Pueyrredón, en el que hablaron Alberto Santillán (papá de Darío) y Vanina Kosteki (hermana de Maxi). Estuvieron acompañados, entre otros, por representantes de la APDH-La Matanza, la Asociación ex Detenidos Desaparecidos, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Familiares cuyos hijos fueron víctimas del Gatillo Fácil y organizaciones políticas y sociales.

Cabe recordar que los asesinatos de Maxi y Darío, el ex comisario Alfredo Franchiotti y el ex cabo Alejandro Acosta, ambos integrantes de la Bonaerense, fueron condenados a perpetua. En el acto se reiteró el pedido de juicio y castigo a los responsables políticos de la represión y muerte, el entonces presidente Eduardo Duhalde; el gobernador, Felipe Solá; su ministro de Seguridad, Luis Genoud; el ex jefe de Gabinete Alfredo Atanasoff; el ex secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández; y el ex secretario de Seguridad Interior, Juan José Álvarez.

Los actos habían comenzado el domingo con una jornada cultural, de la que la Red Nacional de Medios Alternativos formó parte, y una marcha de antorchas que contó con la presencia de un desmedido operativo represivo dispuesto por el gobierno de Cambiemos.

En tanto, este martes se realizó un corte y marcha hacia el Puente Pueyrredón donde se desarrolló el acto central y la lectura del documento, que este año fueron acompañados por un pañuelazo por el aborto legal.

"A 16 años de la brutal Masacre donde asesinaron a nuestros compañeros para disciplinar al pueblo que estaba en la calle luchando, queremos decirle al gobierno de Macri que los problemas acuciantes de la población y las demandas populares no se resuelven con palos y balas sino con respuestas y diálogo. Que sepan que este pueblo no tiene miedo. Aunque intenten resolver las protestas con vallas y una escalada represiva, los sectores populares estaremos en las calles exigiendo nuestros derechos", afirmó Dina Sánchez, vocera del Frente Popular Darío Santillán.

Reproducimos a continuación un texto de Claudia Korol (Pañuelos en Rebeldía) a 16 años de los asesinatos de Maxi y Darío. 

 

La creación del hombre nuevo, de la nueva mujer, de las nuevas organizaciones, de la nueva sociedad, se realizan precisamente en el instante en que negamos, no sólo con palabras, sino fundamentalmente con actos, hasta el último gesto de capitalismo que nos habita y nos corrompe, que nos disocia y mata. Despreciando al poder, tendiendo la mano al compañero caído. En esa línea que se dibujó en el aire entre una bala y un cuerpo, quedó marcada una frontera, que tal vez pueda ayudarnos a ubicar, de qué lado estamos.  Claudia Korol, Pañuelos en Rebeldía 

 

Fue Darío quien se quedó con el compañero herido”, subrayó Pablo Solana. “No fuimos todos, fue él quien se quedó hasta el final”. Agregó que necesitamos que ésta sea la actitud, el gesto colectivo de las organizaciones populares hoy.

Luchar hasta el final, por todos, acompañando a quienes están peor, en cada momento.

Muchas veces pensé en esa hermandad de los caídos, que sin conocerse casi, se saben acompañándose, frente a un poder que excluye, mata, y desintegra voluntades. Pedagogía del acompañamiento, de la coherencia.

De esos gestos se forman los cuerpos colectivos con capacidad de resistencia y de desafío. Cuerpos que sienten y piensan, piensan y sienten entonadamente, donde la palabra y el acto no desafinan.

Lo que aprendí en esa clase, es la posibilidad de extender esta pedagogía del ejemplo a la hora de asumir los desafíos actuales de los movimientos populares. Pensar el gesto de Darío, no sólo como un gesto individual conmovedor, sino también como una manera de definir el lugar posible de las organizaciones populares en este tiempo.

A veces la pedagogía popular exige no correr ni caminar. Quedarse junto al caído. Hasta que el último se levante. No dejar a nadie tendido, en las vueltas de la historia. “Que no haya soledad”, dijo Silvio. Y con esa fuerza que nos da la mano en la mano del compañero, aún del que se encuentra más jodido, encontrar el sentido último pero también el primero de nuestros movimientos. Ese sentido que se transmite en mensajes inconclusos, incomprensibles para el poder, escritos en clave de pueblo.


La creación del hombre nuevo, de la nueva mujer, de las nuevas organizaciones, de la nueva sociedad, se realizan precisamente en el instante en que negamos, no sólo con palabras, sino fundamentalmente con actos, hasta el último gesto de capitalismo que nos habita y nos corrompe, que nos disocia y mata. Despreciando al poder, tendiendo la mano al compañero caído. En esa línea que se dibujó en el aire entre una bala y un cuerpo, quedó marcada una frontera, que tal vez pueda ayudarnos a ubicar, de qué lado estamos.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!