Red Eco Alternativo ***

A la pipetuá! Ahí va la bala

Para construir el “tren bala”, al que bautizarán como “Cobra”, se emitirá una deuda cercana a los 4.000 millones de dólares en garantía al dinero que pondrá la banca francesa.

tren-tiredie.jpg

(Fabiana Arencibia-Red Eco) Argentina- Aunque la francesa Société Générale Corporate and Investement Banking financiará el 90 por ciento del proyecto, recibirá a cambio bonos del estado argentino, a 15 años de plazo a una tasa de 10 por ciento anual en dólares y con cinco años de gracia.
La decisión final de asumir esta deuda será del ministro de Economía, Martín Lousteau; luego el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, deberá dentro de los diez días siguientes suscribir el contrato de obra y financiación.
Si todo va sobre “rieles” , el proyecto comenzaría a ejecutarse hacia fines de marzo cuando el gobierno nacional firme el contrato con quienes se encargarán de contruir a Cobra: el consorcio Veloxia integrado por la empresa francesa Alstom, las de capitales nacionales Iecsa (del Grupo Socma, de la familia Macri) y Emepa (del grupo de Ferrovías y la Hidrovía, que preside Gabriel Romero) y por la española Isolux Corsan.
Este servicio –el primero en su tipo en América y que comenzaría a funcionar dentro de cuatro años-, tendrá ocho formaciones de dos pisos con capacidad para transportar a 509 pasajeros, recorrerá un tramo de más de 700 kilómetros a una velocidad que podría alcanzar los 300 kilómetros por hora.
Según se informó oficialmente, durante la construcción del tren de alta velocidad se crearían 5.000 nuevos puestos de trabajo directos y otros 20.000 indirectos. El proyecto comprende el sistema integral de alta velocidad que incluye la infraestructura ferroviaria de electrificación y vías, las obras civiles (7 estaciones, 344 puentes y talleres), el material rodante, señalización de última generación, telecomunicaciones y el mantenimiento.
El secretario de Transporte sostuvo que con la construcción del "tren bala" el país podrá "recuperar el rol estratégico que tuvo" en el sistema ferroviario regional. El funcionario dijo que el Gobierno quiere "recuperar el rol que tuvo la Argentina respecto de otros países de Sudamérica y, por supuesto, también ser nuevamente un referente en materia ferroviaria".
Sin embargo Juan Carlos Cena, integrante del Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos (MoNaReFA), asegura que este proyecto no tiene que ver con la recuperación de los ferrocarriles. “Esto es un capricho, un proyecto comercial. Este proyecto no beneficia a absolutamente a nadie, es una falta de respeto a todos los ciudadanos que no tienen ferrocarril, que sufren el ferrocarril, como en la Capital Federal ¿Cómo podemos pretender un tren bala cuando no tenemos los trenes en el interior del país, cuando no tenemos los trenes aguateros, cuando tenemos 870 pueblos fantasma?”, se pregunta.
El autor del libro El Ferrocidio, es hijo de ferrorviarios y trabajó 48 años en el ferrocarril. Participó de la resistencia de los trabajadores a la privatización que marcó al año 1991 con una huelga de 45 días.
“Con el dinero de este tren bala recuperás 8000 km de vía de las redes troncales, pero qué sentido tiene si tenemos a los mismos concesionarios que han destruido absolutamente todo. Podríamos ahorrar una barbaridad con las estructuras que están en este momento, recuperando las vías como eran antes, mejorando la estructura, y los rosarinos podrían viajar tranquilamente a Buenos Aires en 3 horas y media”.
Por su parte, el presidente de la Comisión Nacional "Salvemos al Tren", Norberto Rosendo, sostuvo que el tren de alta velocidad que unirá Buenos Aires, Rosario y Córdoba, "es un derroche de plata". Afirmó además que el viaje de Rosario a Buenos Aires "no va a ser de una hora, sino de dos horas largas", y explicó que el recorrido será de la "periferia de Rosario hasta Boulogne, a unos 40 kilómetros de la Capital Federal".
Luego del triunfo privatista durante el gobierno menemista, la red ferroviaria paso de tener 47 mil kilómetros de vía a solo 7 mil. Centenares de pueblos y de vidas desaparecieron con el tren para beneficiar el negocio del transporte automotor.
Y como afirma el cineasta y luchador por la estatización del petróleo, Fernando “Pino” Solanas “Este proyecto nos ata a la tecnología de punta francesa y reafirma la renuncia del Gobierno a reconstruir la industria ferroviaria nacional (...) El ferrocarril no es sólo un medio de transporte, es una cultura de la comunicación y un instrumento fundamental para la integración nacional”

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!