Atentado a la AMIA, hundimiento del ARA y el Servicio Cívico Voluntario

Gustavo Lahoud, es Magister en Defensa Nacional, Escuela de Defensa Nacional. En esta entrevista realizada por Mario Hernandez habla del atentado a la AMIA afirmando que luego de 25 años  “estamos en donde partimos”. También reflexiona sobre el hundimiento del ARA San Juan y la posibilidad de un juicio político hacia el actual ministro de Defensa, Oscar Aguad. Finalmente analiza la iniciativa del “servicio cívico voluntario” como forma de “contener las consecuencias que va a tener el nivel de exclusión que están generando desde el punto de vista económico”.  

M.H.: Se cumplieron 25 años del atentado a la AMIA. ¿Cuál es tu balance Gustavo?

G.L.: Te lo respondería con una sola expresión inicial, después de haber escuchado a la directiva de la AMIA acompañada por la DAIA, que 25 años después vuelven a hablar de los mismos sospechosos de siempre. La necesidad de juzgar en ausencia a los iraníes que ya fueron establecidos como responsables políticos del atentado, se habló nuevamente del movimiento libanés Hezbollah. En el medio de una visita estelar de Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano, para participar de una segunda reunión sobre terrorismo y acciones de lavado y tráfico ilícito en general, que se hizo en el Palacio San Martin.

Y en estos días se estuvo hablando en la prensa sobre la posibilidad, que hasta ahora no se hizo, de publicar un decreto a través del cual se establecería que el movimiento libanés Hezbollah es un grupo terrorista sindicado como uno de los autores intelectuales del atentado a la AMIA.

Esto me provoca una gran desazón que después de 25 años lo que se tenga para darle a las víctimas y a las familias de tan barbárico acto, sea un refrito de lo que fue en su momento la teoría de Miguel Ángel Toma muy vinculado a los servicios secretos y que viene del fondo del menemismo y que tomó como una estrategia explicativa completa la hipótesis de la CIA respecto a que los hechos habrían estado vinculados a este tipo de actores que he mencionado antes.

Se han dejado de investigar pistas durante años, no se ha ido al fondo del asunto respecto a investigar responsabilidades internas y lo único rescatable dentro de este desastre de 25 años, es que ya hace más de una década, al comienzo del gobierno kirchnerista, el Estado argentino, como corresponde, se hizo cargo de esto y aceptó su responsabilidad ante los familiares, ante los y las argentinos muertos. Porque hay argentinos y argentinas muertos a quienes debemos una explicación profundísima, ciudadanos y ciudadanas argentinos, en buena medida muchos de ellos de religión judía. Y recordemos que muchos sectores, Diana Malamud, Memoria Activa, entre otros, están reclamando hace años a la directiva de la propia comunidad y al Estado de Israel que pongan manos a la obra para encontrar una explicación seria a lo que ocurrió.

M.H.: Hay una declaración que reclama la apertura de los archivos: “Ningún gobierno permitió la apertura irrestricta de los archivos para que primero todos los familiares y sobrevivientes, pero también la población, pueda saber la verdad sobre lo que pasó aquel 18 de julio. Quiénes son los autores materiales y sobre todo los intelectuales de los asesinatos. Solo el libre acceso total a los archivos de la ex SIDE y de la Policía y una comisión investigadora independiente de todos los organismos del Estado integrada por organismos de DD HH, familiares, peritos puede garantizar llegar a la verdad”. Una solución de este tipo ¿sería viable?

G.L.: Es una buena pregunta. Yo recuerdo a los compañeros del FIT y a Claudio Lozano de Unidad Popular, en los momentos en los que les tocó ser legisladores, más de una vez han apoyado proyectos de estas características.

M.H.: APEMIA también ha reivindicado esto.

G.L.: Mi gran duda ante esto es la calidad de la información que pudiéramos encontrar ante tantos años que han pasado. Lo que sí sé, es que cuando se intentó el famoso paso del memorándum con Irán a partir de esto que se introdujo durante el gobierno de Cristina Kirchner con el ex canciller Héctor Timerman llevándolo adelante, siempre vi ese ejercicio de voluntad política en torno al tema como una trampa, porque eso estaba inscripto en un intento de reducir la tensión del gobierno Obama en las relaciones con Irán que hacia el 2012 terminó en el acuerdo nuclear de 2013, que hoy Trump está desandando.

En medio de ese juego de presiones y contra presiones, Argentina decidió, aprovechando ese supuesto margen de maniobra, encarar un difícil acuerdo con el gobierno de Irán a través de ese memorándum cuyo objetivo final era que las autoridades iraníes colaboraran en términos de lo que supieran. Pero el gobierno anterior también estuvo reclamando en todos los estrados de la ONU, hablando en las asambleas de todos los septiembres, señalando responsabilidades y llamando al Estado de Irán, exhortándolo a que colabore y la misma actuación del ex Fiscal Nisman, que hasta pocos meses antes de su fatídica muerte, enero de 2015, había estado reivindicando el presupuesto y la institucionalidad que le habían dado desde el gobierno kirchnerista para investigar el atentado.

Todos estos pasos, las idas y vueltas que se realizaron en la última administración Kirchner me parecieron pasos en falso, muy complicados, con una poco compleja lectura del escenario internacional con el tema de las cautelares, las alertas rojas, Interpol. Se trabajó mal la información generando una expectativa incluso, donde posiblemente no hubiera posibilidad de instalarlas y se formó parte de un delicado juego con el gobierno iraní que vio cómo por el gobierno anterior era visto como el principal responsable de los acontecimientos, sin prueba alguna a partir de aquel informe de la CIA avalado por Miguel Ángel Toma y tomado como la verdad oficial.

Por eso empecé haciendo una memoria triste sobre esto, hablando de que en definitiva estamos en dónde partimos. Y todo lo que ha investigado Salinas y tanta gente respecto de los episodios que hay detrás, porque hay pistas que se deberían haber encarado, otro tipo de complicidades en las cuales estuvieron vinculadas fuerzas de seguridad, la misma situación, es una etapa compleja para ver en conjunto, el contexto del gobierno de Menem, las decisiones tomadas en política exterior, el atentado a la Embajada de Israel en el 92 y a la AMIA en el 94.

Entonces, falta un análisis geo estratégico más profundo y tratar de establecer cierto tipo de responsabilidades hacia el Estado de Israel que ha tenido actitudes más bien confusas a la pretensión de llegar a una solución definitiva sobre lo que ha pasado.

Yo siempre he sentido gravemente sospechoso el vincular a la organización política Hezbollah como un simple grupo terrorista que hace como por arte de magia acciones de amplio espectro en todo el mundo buscando una mesiánica propuesta que es la destrucción del Estado de Israel. Eso suma a lo que va a ocurrir mañana viernes que es gravísimo, descontextualizando y deshistorizando sobre el por qué surgió el Hezbollah en el contexto de la ocupación israelí del territorio libanés, un movimiento de resistencia. Si el gobierno decidiera declarar al Hezbollah como grupo terrorista, el Hezbollah tiene a través de 12 miembros activos participación en el gobierno del Líbano.

M.H.: Y ha tenido un rol clave en la derrota del ISIS en Siria.

G.L.: Por supuesto en toda la estrategia que se está moviendo en torno a Siria y lo que se ha querido hacer en relación a Siria. Con lo cual se retacea información, se descontextualiza, a la gente se le da preparada una información que adolece de todas estas fallas y lo que más me preocupa es que después de haber visto una actitud dubitativa de sectores de la AMIA y la DAIA, rápidamente han vuelto sobre la teoría oficial. Y se olvidan del ex Presidente Beraja, se conoció hace pocos días la noticia de que por prescripción de la causa se cerró su responsabilidad financiera en cuanto a lo que fue el desfalco y el desastre del Banco Mayo, después de 20 años. Hay personajes que debieran dar una explicación.

M.H.: Y el actual secretario de DD HH, Claudio Avruj, tenía un cargo directivo también.  Fue durante 10 años (1997-2007) integrante de la conducción de la DAIA que presidía Rubén Beraja.

G.L.: Sí, estuvo en una Comisión directiva tanto de la DAIA como de la AMIA.

El Estado argentino debiera dar cuenta por el material fotográfico del ARA San Juan que está en manos de una empresa internacional

 

M.H.:  También se conoció finalmente el dictamen de la Comisión legislativa sobre el ARA San Juan descartando cualquier teoría de agresión externa planteando más bien problemas de mantenimiento que afectarían a la anterior administración y a la actual, lo cual determinó que los miembros de Cambiemos participantes de la Comisión no votaran el dictamen final. También se habló de un posible juicio político hacia el actual ministro de Defensa,  Oscar Aguad. ¿Qué información tenés al respecto?

 

G.L.: Lo que he podido recabar no es más que lo que hemos conocido a través de los medios de prensa. Al parecer en el dictamen final hay alguna orientación que está mucho más vinculada a observar muy críticamente, a partir de la información cruzada de distintos organismos de la Armada argentina, orientada a lo que estabas diciendo, el estado de funcionalidad de la nave, el tipo de reacondicionamiento que debería haber tenido desde comienzos de 2016 en adelante y la refuncionalización que se le debió haber hecho de buena parte del casco, y el nuevo carenado que tenía que ver con darle un estado de consistencia y fortaleza a la estructura del buque junto con la gestión de todo el funcionamiento integral de la maquinaria.

Hay otro tema que tiene que ver y es una pregunta para hacerle al diputado del FPV mendocino Carmona que fue parte de esta Comisión, y que fue uno de los actores públicos más importantes que hemos visto orientando la discusión, que estaba muy preocupado por todo el material de relevamiento fotográfico que se había obtenido y que hoy está en manos de una empresa internacional sobre cuya gestión el Estado argentino debiera dar alguna cuenta.

M.H.: Hay 60.000 fotos.

G.L.: Que algunas no se podían recuperar otras sí. Luis Tagliapietra, uno de los familiares que ha tenido mayor participación, ha hecho preguntas muy incisivas sobre esto, y en el marco de preguntas integrales que hizo en ese momento a esta Comisión investigadora también intentó recabar investigación sobre cuáles eran los movimientos geo estratégicos y cuál era el tipo de misión que tenía asignado el ARA San Juan en el Atlántico Sur en ese momento. Y si había habido o no incidentes previos con navíos, helicópteros o elementos de otras fuerzas extranjeras.

Toda esta situación sumaría en términos de saber en qué tipo de misión estaba involucrado el navío y junto con ello el conocimiento fehaciente de la forma en la que quedó el casco, cómo estaba la nave. El conjunto de fotos que debiéramos ver, deberían dar una indicación precisa si lo que hubo fue una especie de implosión por alguna falla generalizada de los sistemas o si el tipo de avería que hay en el casco y lo que se observó de la nave indicaría que habría sido impactado exteriormente. Pero todo esto no queda claro.

Vamos a ver si conociendo en detalle lo que llegaron a escribir del informe, seguramente habrá elementos reservados que no se van a dar a conocer, va a ser importante recurrir a legisladores como el mendocino Carmona y a la senadora Odarda de Río Negro, para ver finalmente cómo ha sido la dinámica de la Comisión y a partir de ese informe cómo se puede seguir adelante.

 

Al servicio cívico voluntario en valores yo le llamo “control social sui generis consolidado biométricamente”

 

M.H.: Otro tema de actualidad tiene que ver con la entrega de la formación de nuestros adolescentes a la institución de Gendarmería Nacional. Es la iniciativa que ha tenido un amplio repudio, pero me gustaría conocer tu opinión.

G.L.: La imagen más fuerte, que me pareció espeluznante, fue la de la Sra. Bullrich, de la cual se podía esperar acciones de este tipo, aunque no esperaba que llegara tan lejos y sí me sorprendió verlo al ministro Finocchiaro, de Educación. Juntos compusieron una conferencia de prensa que fue gravísima.

Primero porque creo que esto es algo así como una mala copia que han intentado tomar de discusiones que hay en varios países europeos desde hace bastante tiempo, pero que no se dan en el ámbito de las fuerzas de seguridad, sino en el ámbito de las FF AA sobre el sentido y la oportunidad que tendría en aquellos países que no tienen un esquema de reclutamiento obligatorio, como hemos tenido nosotros, la posibilidad de recuperar un esquema institucional de ese tipo, pero en función de proveer una formación civil, que está debidamente escolarizada por otro lado, en un sistema de educación formal; para que pueda constituirse como posible reserva en el caso de un posible conflicto, con conocimientos técnico operativos para emplearse como instrumento militar en un contexto determinado. No más que esto.

No conozco de dónde pueden haber sacado esta idea loca, que tiene que ver con este escenario que estamos viviendo, de control social. Yo le llamo “control social sui generis consolidado biométricamente” que son todas experiencias que se están viviendo, donde el territorio europeo es muy importante, EE UU con Trump también. Pero no he visto que oficialmente se saque de la galera una propuesta como esta donde se la da a la Gendarmería, que es la fuerza que actuó en un sinfín de oportunidades en el Conurbano bonaerense baleando pibes, generando actitudes de amedrentamiento social, es la fuerza que actuó en la Patagonia en el caso de Maldonado.

Es una fuerza que esta crecientemente involucrada, incluso para mí por malas decisiones del gobierno anterior, en tareas que no le competen, que son tareas de policialización, que deben cumplir las policías provinciales y la Federal. La Gendarmería fue creada para cuidar nuestra frontera. Y ahora está siendo redesplegada a partir de los cambios de 2018 en la reglamentación de la Ley de Defensa, a otros destinos que tienen que ver con estas actividades de “apoyo” a la comunidad, fortalecimiento institucional, despliegue logístico, que las FF AA harían de combate al narcotráfico.

Este diseño, para mí, entra crecientemente en un panorama de visión muy confusa en donde las fuerzas de seguridad están militarizándose y por otro lado las FF AA convertidas en un esquema de intervención policial. Es un doble fenómeno el que se está dando, donde una fuerza como Gendarmería que tiene formación y disciplina militar, tiene objetivos muy claros desde su creación, pero ahora se la está involucrando en tareas que tienen que ver con el control ciudadano, que es lo grave, y creo que el servicio cívico voluntario en valores va ligado a esto, y a pensarla como una válvula de escape para la formación en valores, en disciplina, en contracción al trabajo que es todo lo que dicen los considerando de esta resolución que es alarmante.

Finochiaro estaba hablando de esto cuando debe dar la inclusión que debe garantizar el sistema educativo en todo el país. Es una cuestión que marca un desmadre en el que está esta gente y que forma parte del dispositivo general que está pensado para ver cómo contener las consecuencias que va a tener el nivel de exclusión que están generando desde el punto de vista económico.

Debo decir que esto en la historia argentina trae ecos, de José Félix Uriburu, de los elementos más retrógrados que acompañaron a Onganía en la Revolución Argentina, hay elementos que históricamente llevan a pensar en que hay un pensamiento de derecha muy reaccionario en la Argentina que ha pensado siempre que desde determinadas estructuras de orden había que encuadrar a sectores sociales subalternos, poniéndolos en esa situación de ser un enemigo interno al que hay que subordinar o disciplinar. Fijate el intendente de Mar del Plata que salió directamente a decir que habría que incluir a los discapacitados y a las mujeres. Algo terrorífico.

Debo reconocer que me sorprendió. Espero que no puedan implementar esto. El intendente de Mar del Plata ha dicho que han tenido gente como el Gral. Balza que ha confundido la orientación, diciendo que además había que recuperar el servicio militar obligatorio. Este tipo mezcló todo, aprovechó esta decisión para reivindicar nuevamente un tipo de Ejército y FF AA en particular. Sinceramente es la consecuencia de un ministerio de Seguridad que está dirigido con esta estrategia, que no piensa en generar un control público adecuado de una fuerza como la Gendarmería a la cual se estableció, de propias palabras de Bullrich, como la institución pública más confiable de la Argentina. Según encuestas que tienen relevadas. Esto habla de una situación francamente preocupante.

Our website is protected by DMC Firewall!