Red Eco Alternativo ***

¿Qué medicamentos se compraron durante este año para VIH, hepatitis y tuberculosis?

En el Día Mundial del VIH, el Observatorio de Acceso a Medicamentos de Fundación GEP da a conocer su último informe en el que se pregunta: ¿El Estado puede destinar más recursos a políticas de prevención y diagnóstico? ¿Cómo fue la disponibilidad y las compras de medicamentos para VIH, Tuberculosis y Hepatitis, durante el primer semestre de 2021?¿Podrían haber sido adquiridos a precios más convenientes para garantizar el acceso a la salud de más personas?

Compartimos el informe del Observatorio de Acceso a Medicamentos de Fundación GEP:
¿El Estado puede destinar más recursos a políticas de prevención y diagnóstico? ¿Cómo fue la disponibilidad y las compras de medicamentos para VIH, Tuberculosis y Hepatitis, durante el primer semestre de 2021?¿Podrían haber sido adquiridos a precios más convenientes para garantizar el acceso a la salud de más personas? Todo esto y más, en el último informe del Observatorio de Acceso a Medicamentos de Fundación GEP.

Es un nuevo día Mundial del VIH y, desde Fundación GEP, presentamos el informe del Observatorio de Acceso a Medicamentos, realizado sobre las compras de medicamentos hechas por el Ministerio de Salud de la Nación durante el primer semestre de 2021, que pretende responder varias preguntas: ¿Cómo se realizan las compras de medicamentos? ¿Qué pasó con el presupuesto que tiene la Dirección de Respuesta al VIH, ITS, Hepatitis Virales y Tuberculosis (DVIHT) y el precio de los medicamentos? ¿Se compran medicamentos a empresas nacionales o a compañías farmacéuticas transnacionales que no quieren que se #LiberenLasPatentes?

Una de las primeras conclusiones del Informe tiene que ver con una la alarma que se perpetúa hace varios años: la inversión en medicamentos consume cada vez mayor proporción del presupuesto y compromete la disponibilidad de recursos para implementar políticas de inclusión social, prevención y diagnóstico, sabiendo que hay distintas herramientas que permiten realizar esas adquisiciones a precios más asequibles. De hecho, gracias a las oposiciones a patentes presentadas por Fundación GEP desde el año 2013, el Estado ahorró más de 312 millones de dólares en compras públicas.

Para el informe, monitoreamos el stock de 26 fármacos para tratar la tuberculosis, 29 medicamentos para tratar enfermedades oportunistas (antimicóticos y/o antibióticos), 3 antirretrovirales usados en los tratamientos pediátricos de VIH y 30 antirretrovirales usados en los tratamientos de VIH para adultxs.

Del análisis se desprende que las compras directas absorbieron el 82% de los recursos invertidos, mientras que las licitaciones públicas representaron solo el 10% de las compras y las adquisiciones vía organismos internacionales, apenas el 8%. Además, la mayoría de las contrataciones por exclusividad se concretaron sin que los proveedores tuvieran derechos de propiedad intelectual (es decir que podrían haber sido adquiridas en versiones genéricas, a precios más competitivos). Por eso, decimos que son necesarias las licitaciones públicas, para permitir la compulsa de precios y favorecer la adquisición de genéricos.

¿Qué pasó con el presupuesto que tiene la Dirección de VIH y el precio de los medicamentos comprados? Según el Informe del Observatorio de Acceso a Medicamentos, pudimos dar cuenta de que, aunque en 2020 y 2021 los recursos de la DVIHT se multiplicaron, el presupuesto cayó notablemente y las farmacéuticas multinacionales siguen dominando la escena: hubo una retracción de la participación de los laboratorios nacionales, que se notó más en la compra de antirretrovirales y el 67% de la inversión en medicamentos fue a compañías extranjeras.

¿Y qué está pasando con la ley de VIH, Hepatitis virales, Tuberculosis e ITS?

Una de las mayores demandas de este año tiene que ver con la necesidad urgente de la votación en la Cámara de Diputadxs de la Nación de la nueva ley de VIH, Hepatitis virales, Tuberculosis e ITS. Durante este mes, la ley consiguió pasar por las comisiones de salud y presupuesto y hacienda, ya que obtuvo el dictamen necesario para que pueda ser votada en la Cámara Baja. Sin embargo, si no obtiene media sanción durante las últimas sesiones del año, el proyecto escrito por las organizaciones de la sociedad civil va a perder estado parlamentario por tercera vez.

El nuevo proyecto viene a mejorar la actual ley de SIDA, que ya tiene 30 años y fue escrita con un enfoque biomédico. Plantea un abordaje amplio e integral desde un enfoque de Derechos Humanos que toma en cuenta los determinantes sociales de la salud y hace eje en el trabajo contra la discriminación y el estigma, con perspectiva de géneros.

Por todo esto, decimos ¡#NoHayMásTiempo! ¡#LeyDeVIHYA!

VER INFORME COMPLETO AQUI

 

Logo agenda

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!