Red Eco Alternativo ***

La lucha del Pueblo Mapuche en la voz del lonko Jones Huala

A una semana del fallo que ordena la extradición del lonko mapuche Facundo Jones Huala a Chile, la RNMA publica dos documentos que pueden contribuir a entender el conflicto en su real dimensión. El primer documento es la desgrabación textual de la declaración del Lonko en el juicio, que se convirtió en un alegato político. La segunda nota es una entrevista que le realizamos apenas unos minutos antes de que se conociera el fallo. Ambos contenidos fueron parte de la transmisión especial que realizaron Radio Zona Libre y La  Retaguardia para la RNMA, y que generó una gran cadena contrainformativa (*) ante el rol demonizador que (bien) cumplieron la mayoría de los medios tradicionales. Por RNMA

 

Declaración de Facundo Jones Huala

jones huala alegato

 

Fiscal: bueno señor Francisco Facundo Jones Huala, le voy a decidir el interrogatorio de identificación, según el art. 24 de la ley 24777. A lo cual puede permanecer al lado de su defensora. Le voy a pedir por favor que acerque el micrófono.

FJH: si me permite levantarme un poco para cumplir con una ceremonia propia..

(Ceremonia. Palabras en Mapudungun)

Buenos días a todos los peñi,  las lamien,  los Mapuche, a la gente no Mapuche y también a los Tehuelche en su propio idioma, algunos pocas palabras en señal de respeto a nuestros vecinos de esta zona.

Soy Francisco Facundo Jones Huala. Me toca ser Lonko del Territorio de Cushamen, como dicen los Huinka…

F: espéreme un momento, siguiendo el acta le voy a ir preguntando nombre y apellido, número de documento…Nombre y apellido me acaba de decir.

FJH: Francisco Facundo Jones Huala

F: algún sobrenombre o apodo?

FJH: que yo sepa no.

F: número de documento?

FJH: 32320648

F: ¿Qué edad tiene?

FJH: 31 años.

F: ¿Fecha de Nacimiento?

FJH:FJH: 9 de Mayo de 1986

F:¿Dónde nació?

FJH: En Bariloche, en Nahuel Huapi.

F:¿Nacionalidad?

FJH: Argentino. Mapuche.

F: ¿Estado Civil?

FJH: Soltero.

F: ¿Profesión? ¿Ocupación?

FJH: Tengo varias ocupaciones. He sido trabajador de la construcciones, soy platero mapuche, he trabajado en la carpintería…he hecho muchas, siempre cuestiones cosas obreras y otras inherentes a mi cultura.

F: ¿Cuál era su domicilio anterior?

FJH:En Cushamen y después cercano a la familia de mi padre, en la zona de Esquel y tengo familiares acá en Bariloche.

F: ¿Nombre de su padre y su madre?

FJH: María Isabel Huala, mi mamá, de este territorio.  Ramón Jones Huala, mi papá, de Cushamen, Mina del Indio.

F: ¿Qué instrucción tiene seños Jones Huala?

FJH: Primario completo y secundario incompleto, hasta segundo año. Lo que es sistemativo, hasta séptimo grado y después primero y segundo año. Autodidacta.

F: sus padres viven no?

FJH:afirmativo, si.

F: ¿Ha sido sometido a algún otro proceso con anterioridad?

FJH: Sí, a este mismo proceso, el año pasado.

F:¿A Algún otro?

FJH: Sí, también a uno de usurpación,  abigeato, y todo por este conflicto territorial mapuche y político. Y también en lo que hoy es Chile,  Gulumapu, por conflictos territoriales y políticos. En el caso pisé pisé que estamos conversando, o sea, fui sometido a un proceso.

Juez Villanueva: lo tengo por impuesto en este estado, ya de la requisitoria que dio de manera extensa el secretario, por el cual las autoridades de Chile requieren su extradición. Ahora lo voy a invitar  a que manifieste todo lo que usted considere que hace a su descargo, en relación a los hechos por los cuales es requerido por las autoridades de Chile. Se le recibirá declaración haciéndole saber que de acuerdo a su parecer puede o no declarar, y como le hice saber con anterioridad, si decide no hacerlo el debate concluirá hasta su finalización.

FJH: si entiendo

JV: va a declarar?

FJH: si, disculpe que voy a hacer una breve introducción para poder explicar lo que quiero explicar sobre este caso. Primero, como le decía, saludar en nuestro idioma Mapuche y en Tehuelche a mi gente y al resto de la gente también, considerando que históricamente nosotros estamos en el territorio de lo que es Nahuel Huapi, territorio del Lonko Inacayal que murió como prisionero político en el Museo del Perito Moreno, después de la “Campaña al Desierto”. Desde aquí hay que comprender que siempre ha habido contacto entre los Mapuche de ambos lados de la cordillera, que nosotros denominamos ancestralmente Gulumapu, y esta zona se llama Puelmapu, es decir, el Sur y el Sureste del Territorio Ancestral Mapuche. También hay hermanos Tehuelches en el Sudeste y que tienen otros nombres: aoniken, konas…que están un poquito más al Sur. Lo que hacía primero es un Pentukun, una presentación propia de nuestro Pueblo Mapuche, de mi gente.  Por lo mismo me encontré en el Gulumapu, que hoy se llama Chile, en el territorio del Oeste, buscando lahuen cuando sucedió todo esto, porque en ese momento no teníamos Machi en esta tierra como hoy sí la tenemos: nuestra prima Betiana Colvan, prima del peñi asesinado por el Estado, Rafael Nahuel, por orden de Su Señoría, o por lo menos tiene alguna implicación. Prosiguiendo con esto, yo he nacido en el territorio del Nahuel Huapi, y el culpable lo tengo en Cushamen, por mi padre que me toca ser Lonko ahí. Fui a buscar el lahuen porque en ese momento todavía no teníamos Machi, a la casa de la Machi Millaray. Además en esta tierra me estaban persiguiendo ya políticamente. Veníamos perseguidos desde Villa La Angostura, informes que constan en el mismo expediente chileno,   pero como no aceptaron la prueba de inteligencia que se utilizó dentro del juicio, una prueba anterior de inteligencia al mismo caso pisue pisue, pero que guarda relación en teoría por los policías chilenos con lo de Pisue Pisue. Un informe ilegal al igual que el de la AFI aquí (Agencia Federal de Inteligencia-Argentina), por lo que nosotros no podemos presentar esa prueba ahora pero bueno, estará disponible para la prensa.  La  persecución política chilena contra el Pueblo Mapuche y contra la Machi Millaray, motivo por el cual fuimos detenidos.

A todo esto hay que decir que yo soy militante del Movimiento Mapuche Autónomo de Puelmapu,  colaboré con la Machi Millaray en el Movimiento Mapuche Autónomo de Pilmaiquén, y he sido en algún momento un combatiente de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), como también fui combatiente de la Coordinadora Arauco Malleco y en otras situaciones de conflictos político-territoriales desarrollé actos de autodefensa y también estuve involucrado en alguna situación de sabotaje, no en la que se me indilga en este caso específico. Para esto hay que entender que estamos hablando aquí de delito político porque primero hay que entender qué es la política. La política son las ideas de cómo se organiza una sociedad.  Este conflicto político existe hace 130 años, aproximadamente, luego de haber perdido la guerra, la guerra que venía de antes, la guerra que fue la “Conquista del Desierto” y “La pacificación de la Araucanía”;  muy similar al “Plan Cóndor” chileno-argentino-paraguayo de  las últimas dictaduras militares y a lo que hoy se llama “Operación Huracán”, una cuestión vergonzosa que  ha involucrado a algunos peñi y lamíen, que también figuran en el expediente –como el peñi Hector Llaitul-. Es un montaje contra los líderes Mapuche tratando de inventar un tráfico de armas de Argentina a Chile. Es la antesala de un plan mayor que es la “Operación Andes”, que involucra a agentes de inteligencia de las policías e incluso algunos fiscales y magistrados chilenos contra el Pueblo Mapuche, persiguiéndonos, criminalizándonos y haciendo constar siempre en expedientes, como si fueran delitos comunes cuando todos sabemos –y también lo saben los mentirosos del Grupo Clarín que están aquí presentes- cuando todos sabemos que hay una persecución y un conflicto político.

Decía que es la Política son las ideas sobre cómo se organiza una sociedad. A nosotros nos impusieron una sociedad ajena en ambos lados de la Coordillera, nos impusieron leyes, una justicia que todavía no podemos terminar de comprender porque es injusta con nosotros y hemos convivido tantos años pidiendo soluciones políticas que nunca han llegado o nunca han sido pertinentes  las pocas que han llegado. Por más que en este país sí se reconozca en la Constitución  al  Pueblo Mapuche, en el artículo 75 inciso 17  y en el inciso 22, que reconoce los Convenios Internacionales - cuestión que Chile tardó mucho en reconocer al menos el Convenio 169, pero jamás ha reconocido a los pueblos indígenas en su Constitución Nacional-. Desde ahí digo que  la Política es esta  confrontación entre las ideas sobre cómo se debe organizar una sociedad, a partir de ahí hay disensos y consensos. Evidentemente  aquí hay más que un disenso, y cuando se supera el disenso llegamos al conflicto. Hay un conflicto político. Por lo tanto, cuando hay un conflicto político se generan una serie de situaciones que podríamos denominar delitos políticos. Yo fui un prisionero político en Chile, fui reivindicado por comunidades, organizaciones de Derechos Humanos y por la gente de ambos lados de la Cordillera, mi gente. Entendemos la prisión política como la privación de la libertad ambulatoria ordenada y ejecutada por el Estado y/o  sus instituciones para quienes éste Estado considera enemigos políticos del orden establecido a causa de las ideas y la práctica de dichas ideas mediante delitos políticos. ¿Qué son los delitos políticos o conexos? Son hechos ilegales que alteran o buscan alterar el orden sociopolítico establecido parcial o totalmente. Ahí podemos hablar de Reformismo o Revolución.  En este caso yo fui prisionero político  junto a la Machi Millaray en la cárcel de Valdivia y de Río Bueno.  Estuve bastante  tiempo detenido .Tenemos que entender que Argentina y Chile son Estados que se rebelaron y cometieron también delitos políticos en esa famosa Revolución de Mayo para combatir a esa Corona Española. Tenemos que recordar, también, que fuimos los Mapuche, los Picunches,  los que ayudamos a cruzar la Coordillera a San Martín. Así como estos Estados fueron hijos de España, siguen siendo lame botas de los gringos, de los estadounidenses, y están aplicando estas doctrinas de contrainsurgencia que les dejaron los estadounidenses para las dictaduras y luego, cuando pactaron estas democracias.

Por qué crucé la frontera, es una de las cosas que me indilgan, ilegalmente. Porque como les decía no tenía remedio, lahuen, y me querían matar en Villa La Angostura los agentes del Estado. Nos rafaguearon con FAL, puedo recordar, en algún momento de ese conflicto territorial en la comunidad Pachi (...), cosa que nadie nunca investigó porque nosotros somos tratados como delincuentes por uno que otro daño por la defensa de nuestros derechos, y cuando vienen y nos asesinan -como pasó con Santiago Maldonado y como pasó con Rafael Nahuel,-  todavía, incluso, somos sospechosos. Bueno en esa situación se dio en el contexto de una serie de –como le llaman los huincas “atentados incendiarios” a las acciones de resistencia y sabotaje de las comunidades y las organizaciones mapuche- un nuevo aniversario del asesinato de peñi Matias Catrileo por parte de agentes del Estado, un balazo por la espalda de ametralladora 9 mm. muy parecido a lo que pasó con Rafael. Cada año, desde que mataron al peñi Matías, se conmemora la fecha con distintas cosas: manifestaciones, actos públicos, recuperaciones de tierras y una serie de sabotajes. En esos sabotajes, en la zona de Temuco Nikum,  aproximadamente ocurrió una situación bastante extraña, que puede haber sido incluso un accidente o un sabotaje también, dónde murió el matrimonio Luchsinger-Mackay. Cuestión en que no tengo nada que ver. Pero además de eso, mientras, cayó detenido un Machi, el Machi Celestino Córdoba,  a 2 km de un tiro en el pecho. Cuando el peñi es detenido reaccionan inmediatamente todas las comunidades o muchas comunidades de la zona que es hoy Chile, y se empiezan a dar “atentados incendiarios” en distintas zonas y en Pisu Pisue. Como consta en el misma expediente y según los relatos de los testigos, como también de las supuestas víctimas, como también de los agentes de inteligencia y carabineros de Chile, donde ellos explican que los sujetos encapuchados habrían hecho referencia a la lucha mapuche, a la cuestión territorial y a la recuperación de tierras. Eso sucede el 3 o 4 de Enero, aproximadamente la caída del Machi Celestino Córdoba detenido por tránsito que hoy está en huelga de hambre hace más de un mes.  Y se siguen sucediendo distintos “atentados incendiarios. Pero volviendo al caso Pisu Pisue, esa comunidad tiene una historia, ese predio se intentó recuperar varias veces, como consta en el mismo expediente. En algún momento ellos dicen que la Machi Millaray fue detenida en alguna de esas ocasiones de la recuperación territorial, con otras 20 personas. Entonces ya estamos hablando de un predio en conflicto. El mismo dueño del Fundo, de la estancia,  reconoce el conflicto territorial Mapuche. Llegamos así al día 30 de Enero, dónde yo por casualidad me encontraba en la casa de la Machi Millaray, y en ese momento había un allanamiento –en la madrugada aún- con fuerzas especiales de la Policía de Investigaciones y el equipo de acción táctica ERTA que es utilizado, supuestamente, como grupo antiterrorista o para caso de narcotráfico (en Chile);  muy parecido a lo que es el GEOF Argentino. Ahí nos allanan y pasan una serie de cuestiones bastante paradójicas, porque cuando entran al lugar dónde yo me encontraba durmiendo, esperando al otro día que la Machi me ha mi lahuen, mi remedio, uno de los agentes encargado del operativo entra y me dice “Oye, huevón, así que tú eres el famoso Puelche”.  A partir de ahí me sacan afuera, me dejan vestir un poco, me siento, pasan unos minutos y viene con una moneda de diez centavos argentinos y me dice “se te cayó esto, huevón”.  Yo le digo “qué bien que hace su trabajo”, nada más le digo, porque yo no me identifiqué hasta estar en un tribunal, por lo que recuerdo. A partir de ahí empiezan todas estas investigaciones, este procesamientos, hasta que en un momento surge… en la misma discusión al principio incluso recuerdo que habían querido interponer algunos entes la  Ley Antiterrorista y no pudieron…pero se querella la Gobernación del Ranco.  Ahí cabe preguntarse por qué se querella el gobierno,  por qué se querellan los representantes políticos de un Estado, de una zona de un Estado, si no se trata de un delito político. Quizá sería por narcotráfico, pero esta causa no es por narcotráfico.  Yo no soy ningún transa. No estoy de acuerdo con que la juventud se envenene, y de hecho nuestra lucha es muy sana en ese sentido. Bueno ahí se querella la Gobernación del Ranco, del Gobierno, y también en algún punto refiere en esta situación de la conflictividad mapuche, razón por la cual todos esos indicios llevan a sospechar de la Machi Millaray y luego nos allanan. Ahí me encuentran durmiendo, y sigue todo esto hasta que surge en el mismo procedimiento, en las distintas audiencias, un informe de inteligencia –que les refería hoy- que es el informe de la ANI –similar a la AFI de Argentina-, donde nos venían siguiendo mucho tiempo antes. De ese informe hacen referencia esos mismos funcionarios durante el juicio, cuestión consta en la sentencia y en la presentación de pruebas y testigos de la fiscalía. En algún momento, un magistrado antes del juicio define la ilegalidad de la prueba por esta teoría del fruto del árbol envenenado, esta cuestión de que había sido prueba incorporada ilegalmente porque no había autorización para que la ANI (Agencia Nacional de Inteligencia de Chile) nos investigara. Y en esa situación también, que también consta en el expediente de inteligencia se da una serie de investigaciones a gente, que muchos aquí conocen -incluso el mismo Magistrado y el fiscal- como mi sobrina, Luciana Aramillo, que fue deportada de Chile por haber participado en una serie de manifestaciones apoyando a la Machi Millaray o en contra de las represas en el Río Pilmaiquén. Figura en el expediente que se negaron a aceptar como prueba. Todo esto habla de la persecución política e ideológica, como también en alguna otra parte de la misma sentencia dice que a nosotros se nos seguía, que a la Machi se la seguía, y ami me habían descubierto cerca de un año antes, invadiendo la privacidad de mi hijo en Chile, que no tiene nada que ver con el conflicto Mapuche. Sí es mapuche, pertenece a una comunidad pero no es militante, además es un niño. Ilegalmente me encontraron, es verdad que me encontraron, me filmaron, me siguieron, me quisieron capturar y no pudieron…me enteré por el informe de Inteligencia, no sabía que me estaban siguiendo. Intervinieron muchos celulares, investigando otros hechos delictivos, otros “atentados incendiarios”, quema de camiones y cosas de eso, por la Coordinadora Arauco Malleco. También otra de las situaciones por las que nosotros supuestamente somos culpables o por lo que se nos investiga por nuestra relación con Héctor Llaitul, figura también en una de las primeras partes del expediente  -aquí este que tengo en la mano,  “Cuaderno de extradición de Francisco Facundo Jones Huala”- que refiere nuestros vínculos con el peñi Hector Llaitul (vocero de la Coordinadora Arauco Malleco-CAM). Todas estas situaciones son las que a nosotros nos llevan a seguir reafirmando la persecución política de ambos Estados, que están contra los reclamos político-territoriales genuinos y legítimos de nosotros como Nación Mapuche.  

En algún otro momento, yo creo que en los alegatos finales podré seguramente explayarme un poco más sobre todas estas pruebas y seguramente mi abogada lo hará un poco mejor, sobre estas cosas a las que hago referencia, sobre  las declaraciones que constan en la sentencia y del juicio chileno a mis compañeros, a mi lamien y peñi, y también aquí en esta prueba documental que mandó Chile dónde consta esto que estoy hablando (…), Arauco Mañeco y toda esta  persecución por motivos políticos, raciales, étnicos,  territoriales, religiosos; razones por las cuales no debería proceder la extradición obviamente porque así lo dice la Ley de Extradición.

Yo jamás voy a negar mi militancia, ni las reivindicaciones políticas, ni los métodos de los cuales mi Pueblo se hace responsable. Yo también digo si esto no es un Juicio Político, por qué tanto escándalo, por qué tanta prensa –primero- y por qué –después- (interrupción) sucedió toda esta situación dónde tuvieron que  intervenir los sindicatos de prensa para que dejen entrar a los medios. Y no es para agrandarnos pero esto me hace acordar mucho a la historia de Fidel Castro, no porque yo sea Fidel Castro, sino por el nivel de conflictividad que hay cuando le negaron acceso a los medios de comunicación y luego se quiso censurar lo que en ese juicio se diría y dio nacimiento a su famoso alegato “La historia me absolverá”. Digo esto porque el Movimiento Mapuche representa un peligro, no para los Gobiernos en realidad, ni siquiera para el Estado; representa un peligro para un sistema político y económico que nosotros estamos resistiendo que es el Capitalismo, las empresas trasnacionales y los terratenientes, latifundistas. Incluso acá, el asqueroso de Van Ditmar que vive en esta zona y tantos otros. Manga de asesinos, paramilitares, parapoliciales; que queman, asesinan, matan, amedrentan y nunca son investigados. Somos perseguidos y somos un peligro para ellos  porque tienen miedo a nuestras ideas, tienen miedo a nuestra cultura, porque son ignorantes. Y Otranto, a pesar de todo, de que me mintió cuando me dijo que no iba a ser detenido nuevamente por esta causa. Y no hice tanto escándalo para que entre mí gente. Tanto que ha costado que entren mis peñi y las lamien. Los saludo fuertemente y me siento fortalecido. Acá está la madre del Peñi Gonzalo Cabrera que fue torturado el anteaño pasado para que me capturen a mí.  Está presente la lamien María Luisa Huincaleo, también vocera de las comunidades en Resistencia de Gualjaina y Departamento Cushamen contra las mineras. Su hijo fue torturado. Por eso es que declararon nulo el informe, por eso es que me dieron la libertad, porque evidentemente de persecución política. ¿Qué hacía la AFI metida en ese informe?¿Qué hacía la  mano de agentes de Inteligencia, con apremios ilegales, preguntando qué era el RAM en Gualjaina? ¿Por qué nuestra militancia política y por qué también siguen buscando las vinculaciones a ambos lados de la Cordillera?

Bueno, como les digo, a partir de esto estuve detenido al menos un año en Chile, 4 meses primero, después arresto domiciliario total, después devuelta detenido, luego tuve reclusión nocturna, es decir iba a dormir a la cárcel. Eso fue varios meses, dormia en la cárcel  salía en libertad, dormía en la cárcel y salía en libertad, y con arresto domiciliario estuve cerca de un año; hasta que los carabineros de Chile empezaron a burlarse de mí pasando por afuera de la casa, tocando bocina y no tomándome la firma, informando que yo no estaba presente en el domicilio. Situación ésta por la que fui requerido en los Tribunales, donde me presenté en primera instancia, y expliqué esta situación. Me pedían el número de teléfono, lo di. En ese momento seguí cumpliendo con dicha medida hasta que otra vez pasó lo mismo, me volvieron a citar, pero esta vez para tratar de dejarme detenido por estos informes de los carabineros, que no me tomaban la firma.  Pasé detenido en la cárcel de máxima seguridad, la cárcel de Valdivia, con los peñi, las lamien, con la Machi Millaray, dos veces. La segunda vez tuve que recurrir a la huelga de hambre para que me devolvieran mis derechos como prisionero Mapuche, como prisionero político. Porque de una u otra manera, a pesar de todo, dentro de la cárcel incluso se reconoció el estatus de prisionero político. En esas cárceles privadas, pertenecientes a una empresa multinacional española, donde apenas llegamos tuvimos que ver a los presos comunes con las bocas cocidas, pabellones enteros,  módulos enteros en huelga de hambre, con bocas cocidas, reprimidos con balas de goma mientras nosotros estábamos en el sector de ingreso, estaban quejándose por las condiciones carcelarias y por la comida. Situación que prosiguió porque los mismos gendarmes, como se les dice allá a los agentes penitenciarios, recurrieron a huelga más de una vez porque comían la misma comida de los presos, comida en mal estado, comida con colas de rata,  comidas con elementos de metal. Los mismos funcionarios de la Gendarmería de Chile, es decir los funcionarios del servicio penitenciario chileno, realizaban huelgas y paros tratando de mejorar las condiciones para ellos. ¿Qué queda entonces para los presos? Ahí tuve  una causa interna por defender a un preso común que estaba siendo golpeado por un funcionario, causa que después quedó en el aire, por defenderlo de la violencia irracional e inexplicable de un encargado, de un celador, que sin mediar palabra entró y le empezó a pegar. Entonces yo me planté, discutimos, y le dije que conocía mis derechos y los derechos de todos, y le dije que por más que me hicieran una causa no iba a permitir que se cometa una injusticia en ninguna parte donde yo estuviera presente. Entonces me hizo una denuncia. Varias veces tuve que denunciar, cada tanto los jueces entran a los módulos a ver cómo están las condiciones carcelarias porque nunca se arreglaba nada. Es más, por denunciar una de estas situaciones una vez los gendarmes me quisieron pegar y cuando se dieron cuenta de que el que estaba denunciando ante el juez era yo no me pegaron más, no volvieron más, se echaron para atrás.

Hay que recordar que también que en Chile sucedió un hecho muy dramático y mediático de un incendio  en una cárcel por  la falla de la calefacción a leña de aquellos lugares que en Chile no existe el gas. Y luego de ese incendio en consecución prohibieron la calefacción en todas las cárceles de Chile y ahora están muriendo por tuberculosis. Tuvimos que presenciar muchos casos de tuberculosis en la cárcel concesionada de Valdivia. Se me habían negado mi medicina propia en un momento, cuando primero la habían aceptado luego la negaron. Por eso tuve que hacer no una huelga de hambre, y no fue una huelga de hambre de dos o tres días, sino de alrededor de un mes. En las cárceles chilenas no existen teléfonos como existen en las cárceles argentinas, no existe el derecho a la comunicación. Si te encuentran con un celular que no sea tuyo te castigan la visita, te mandan a los buzones sin visita. Acá es común en las cárceles hablar por teléfono, comunicarte con tu familia, por más que estés castigado por la sanción que sea tenés acceso a la visita; por lo menos aquí en Esquel de esa manera es.  Tuve que peliar para bajar por un régimen menos drástico, y bueno así fui ganando distintas situaciones. La situación de las cárceles chilenas están cuestionadas, la situación de las condiciones carcelarias están cuestionadas por la misma Organización de Naciones Unidas (ONU) y sobre todo la situación de los prisioneros políticos mapuche.

Yo también me pregunto entre todo este conflicto a los policías, a los gendarmes, a todos los que están allí, sobre todo al grupo Albatros y a los gendarmes, ojalá digan la verdad de lo que pasó con el compañero Santiago y del asesinato del peñi Rafita, peñi con el que compartí unos días antes de caer detenido, por presenciar una ceremonia, por acompañar a mí gente en una ceremonia de Año Nuevo, de WeXipantu, cuestión que luego me detienen. La última vez que lo vi al peñi Rafa fue en una ceremonia, encontrándose con su cultura y profundizando su conocimiento Mapuche. Y luego, después de la muerte de Santiago Maldonado, muerte directamente relacionada con este caso, porque él se encontraba solidarizando con mi gente en una protesta pidiendo mi libertad fue desaparecido con elementos mafiosos por elementos mafiosos y corruptos de la Gendarmería Nacional Argentina. Totalmente faltos de moralidad y de honor, de disciplina, que como Fuerzas Armadas deberían conocer plenamente. Me pregunto si quedan humanos entre ellos, y si quedan humanos entre ellos que digan la verdad. Y esto guarda mucha relación con lo que pasó en Chile con respecto a las operaciones con la CAM. Si aquí, en este país que nos cobija, con tantos derechos constitucionales suceden todos estos hechos y hasta de corrupción, qué se espera para un país ajeno en el cual uno no es considerado porque no es ciudadano chileno, es ciudadano argentino, porque además de ser ciudadano argentino es Mapuche, el último escalón de la sociedad chilena, como es el último escalón de la sociedad argentina.

Debo referirme a la operación de la CAM, porque la primera vez que fui detenido en Chile fue tres o cuatro días después de la muerte del Peñi Matías Catrileo; peñi que conocí en un cajón, en un velorio, en un hogar de estudiantes mapuche, porque lo mataron por la espalda. Ahí conocí a un infiltrado que se llamaba Raúl Castro Antipan. Era amigo de Matías y se convirtió en infiltrado después de que la policía lo torturó y lo obligó a trabajar para ellos. Uno de los jefes directos de él fue infiltrado en la operación de la CAM (Coordinadora Arauco Malleco). Con él estuvimos detenidos tres días después de la muerte de Matías por participar de una marcha dónde nos reprimieron con balas de goma, gases lacrimógenos, carros hidrantes  y fueron detenidas  la mamá, la compañera y la hermana de Matías, Castro Antipán, y gente de otras comunidades entre los que estaba yo. Éste Yanacona, traidor, llamado Raúl Castro Antipán luego se atrevió a dar declaraciones en la prensa reconociendo su traición y reconociendo que trabajaba para gente de Inteligencia. Los invito a ver una nota de estas en un programa que se llamaba “Mentiras Verdaderas”, por ejemplo, todos ahora tienen you tuve.

Para nosotros por ser Mapuche nos corresponden una serie de obligaciones y derechos, como también nos corresponde en otras culturas que cruza la sociedad argentina y chilena. Nosotros estamos obligados a defender la tierra a costa de lo que sea. Estamos obligados a tratar de mantener el equilibrio y la armonía en nuestro mundo, en nuestro entorno. Y  nosotros los que nos toca ser autoridades, LonMapucheko, Machi, más aún tratar de mantener el equilibrio, ese equilibrio es roto por empresas trasnacionales, es roto por el latifundio también, latifundio presente en pisue pisue, en el latifundio pisue pisue, rodeado de comunidades mapuche; latifundio presente en cushamen, no sólo por Benetton sino también por los turcos; latifundio presente en Mascardi dónde el Presidente de la Nación nos acaba de informar hace poco tiempo que no era solo de Parque Nacionales esas tierras sino de un economista que tuvo un hermano muerto en el atentado de las Torres Gemelas por Bin Laden. Entonces el latifundio está presente en todos lados y representa un desequilibrio para nuestra vida. No nos dejan ser Mapuche, no nos dejan vivir como tal, no podemos entrar libremente a nuestros espacios sagrados o comunes, al río. No podemos ir a buscar nuestros remedios sin ser tiroteadxs, sin ser judicializados. No podemos. Y ellos sí pueden poner el alambre, ellos sí pueden matar. Nosotros tenemos una obligación, sobre todo los weichafe. Los weichafe no elegimos ser weichafe, nacemos y es parte de nuestra cultura. Así como Ghandi fue un luchador político y social de acuerdo a la cultura hindú, el weichafe es un luchador que sigue las pautas culturales del Pueblo Mapuche, de la Nación Mapuche. Tiene un código de vida. No elige. Nosotros desde chicos hemos nacido para esto y  desde antes de nacer, incluso, y por eso hacemos lo que hacemos.  Por eso vamos a defender Nuestra  Tierra a costa de lo que sea, y no nos importa que nos sigan matando, no nos importa que nos sigan encarcelando, pero queremos una solución política y un diálogo político serio. Porque más allá de que estén coludidos o no sean coludidos por lo cual me tengan aquí nuevamente frente al Poder Judicial, es culpa de ambos Gobiernos que no hay políticas acordes con nuestro Pueblo, que no hay diálogo político serio, que no hay soluciones políticas serias, por lo que nosotros seguimos aquí y seguimos cometiendo lo que ustedes le llaman delitos, DELITOS POLÍTICOS. Por eso he reivindicado actos de sabotaje incluso cuando he estado encarcelado, por eso es que he reivindicado la autodefensa,  porque no nos dejan otra alternativa. Porque es mentira la mesa de diálogo establecida en el Mascardi, es una mesa falsa, mentirosa, porque Gimena Bataki nunca bajó a hablar con nosotros de verdad, como tampoco se atreve a hablar con nosotros Patricia Bulrich, porque seguramente le ganemos el debate político; ni Macri, ni Bachelet, ni Piñera en Chile, ni Cristina tampoco. Nadie bajó a hablar seriamente con nosotros y todos nos quieren imponer sus medidas paternalistas y occidentales. Y nadie comprende nuestra cultura. Nosotros no le pedimos permiso más que a las Fuerzas de la Naturaleza para vivir, todos los días tenemos que hacer nuestro ingipun. Nosotros nos guiamos por una cultura diferente y propia. Y el ejercicio de esa cultura lamentablemente muchas veces requiere de acciones o de hechos que para el ciudadano común, del ciudadano chileno, argentino son delitos, porque no se han puesto a analizar realmente quienes somos nosotros.

Afuera y acá adentro está mi gente mapuche. Cabe preguntarse: Quiénes construyeron este gimnasio? La clase obrera, y esos albañiles en su mayoría son mapuche. De hecho somos conocidos, hemos tenido gente amiga y hermanos nuestros trabajando en este lugar. Hemos construido estas cuidades. Somos familia de muchos agentes del Estado que luego nos asesinan. Las Fuerzas Armadas están llenas de gente mapuche y de gente indígena. Los policías son mapuche, los chorros son mapuche en este lugar, porque los hijos de la clase obrera que no tienen posibilidades y delinquen y viven en los barrios marginales de esta ciudad, mis hermanos, mis primos, mis amigos, tanto si trabajan o delinquen, son en su mayoría de origen mapuche; o tienen algún grado de mestizaje, como Diego Boneboi. Dieguito era primo, era pariente de la gente que ustedes desalojaron del Mascardi, o no recuerdan que uno de los imputados es Bonesboi, y también es mapuche.

Quiero decir nosotros hemos construido todo esto y todavía no se nos reconoce nada. Solamente somos mano de obra para ustedes y cuando reclamamos nuestros derechos, somos delincuentes. O no nos escuchan o cuando tenemos que levantar la voz somos delincuentes, porque no tienen la altura para hablar con este pueblo milenario. Si esto no es un juicio político, ¿qué es? ¿por qué tanto escándalo entonces? ¿Por qué los mercenarios de la prensa del grupo Clarín están presentes? ¿Por qué tantas mentiras del agente de inteligencia Claudio Andrade (corresponsal de Clarín)? ¿Por qué tanta saña del gordo Lanata, converso? ¿Por qué Gonzalo Cané, secretario de Asistencia Jurídica en asuntos judiciales ha intervenido tanto con el caso del compañero Santiago, con el caso del peñi Rafa, con las recuperaciones de tierras y con el caso propio de extradición? Todo está relacionado ¿Por qué tanto escándalo entonces? ¿Por qué me tienen que hacer un doble juicio? ¿Por qué? Si me dieron la libertad, si se comprobaron las torturas, los informes de inteligencia de la AFI, el informe de inteligencia de la ANI, y tenemos las pruebas materiales que no aceptaron. Quieren negar el delito político, quieren negar la persecución política, y lo están pasando todo el tiempo en los medios de comunicación. Quieren tratarnos como terroristas, no somos terroristas, ¿dónde ven los explosivos? Alguien que traiga una pericia del C4 ¿Dónde está el C4? ¿Dónde están los muertos? Los muertos están y los muertos somos nosotros. El año pasado en este mismo juicio yo les dije si esto no resolvían políticamente nosotros estábamos dispuestos a dar la vida e iba a haber muertos. Y los hubo. Porque no supieron realizar este simple trámite como lo presentaron en el tiempo estipulado siquiera, dos meses, tres meses. Ocho meses de trámite llevamos. Ocho meses privado de la libertad sumado a los cuatro meses anterior, un año de prisión. Hoy se cumple un año de prisión. Y no me avergüenza, estoy orgulloso, estoy orgulloso de haber representado dignamente los intereses de mi pueblo y que mi pueblo me esté acompañando. Afuera, adentro, en otras ciudades, en los campos, que la gente esté haciendo inguipum, y que la gente mapuche me esté esperando en el Wallumapu si es que nuevamente se toman decisiones injustas. Apenas llegue me voy a encuadrar con mis peñi, con mis lamien, para seguir combatiendo a este régimen injusto para con nosotros, esta tiranía. Por eso nos hemos revelado, porque son injustos con nosotros. Estamos pidiendo derechos constitucionales aquí, y en Chile no son derechos constitucionales porque no los reconocen la Constitución. A nosotros nos reconoce la Constitución pero nos tratan de terroristas. Lo único que veo son héroes. Aquí está mi hermano fausto, quien junto al peñi Lautaro, bajaron el cuerpo de Rafa del Mascardi luego de que los habían atropellado. Y dejaron de tirar porque se les acabaron los cargadores. Ellos resistieron con piedras, con lo que pudieron. Aquí no hay terroristas, hay un pueblo harto que se defiende con lo que tiene a mano. Como ese arsenal que mostraron cuando desaparecieron a Santiago: serruchos, pala, machete, martillos, motosierras. Un arsenal, un arsenal de gente que trabaja ¿Por qué le tienen miedo? Porque nunca en su vida agarraron una pala. Si vemos las manos de señoritos que tienen muchos de los burgueses que nos oprimen. No sé quién es más vago y más delincuente quienes viven de nuestro sudor y no son capaces de reconocernos nuestros derechos. Dicen arsenales, qué burla para la sociedad. Esos mismos arsenales son los mismos que son capturados en Chile, y que nos han llevado en muchos lugares, lamentablemente, a que nuestra gente se arme. Con lo que tiene a mano. Las armas que antes usaban para cazar liebres son de vez en cuando en uno u otro lugar par responder los tiros de los mafiosos parapoliciales y paramilitares como cuando atacaron la comunidad de Vuelta del Río mientras yo estaba detenido, después de quemarle la casa a mi tío Marcelo Calcupan, cosa que nunca fue investigada, que fue un cortocircuito y después nos fueron a tirotear. Y hubo gente X de la zona, de tantas comunidades que hay, que se defendió a tiros, respondió con tiros y los tiros de los paramilitares y parapoliciales porque ustedes no hacen nada y a los únicos que persiguen es  a nosotros. Lo mismo pasa en Chile, el comando trizano. El comando usa desde la muerte, del cual soy parte de sus listas negras. Basta buscar en internet: figuro en un grupo paramilitar chileno llamado desde la muerte. Entonces digo: hay que ponerse a pensar: si esto no es un juicio político, ¿qué es? Y la prensa, los gobiernos, y los ministros Garavano, Bullrich, del otro lado Lewis, el escandaloso ministro involucrado en la huracán, que bajó a hablar con la Ministra ex montonera o quizás siempre fue servicio de inteligencia, no lo sé, Patricia Bulrich. Y por éste caso específico para hablar de la extradición que montó una operación para tratar de involucrar a mi propia familia en tráfico de armas. Tan burdo que se confundieron de hermano, porque el que cruzó a Chile para buscarme mi lahual, mi remedio fue mi hermano Fausto, aquí presente, el mismo que tantos kilómetros llevó el cuerpo del peñi Rafita. Y le echaron la culpa a Fernando, ridículos, el que fue a declarar ante la Comisión Interamericana de derechos humanos a Uruguay por este caso, y por Santiago. Santiago que salió a pelear por mi libertad.

Nos presentan como un peligro político, pero luego los tribunales al no tener herramientas ni tipificaciones específicas de lo que se llama delitos comunes o conexos, hacen todo lo posible por seguir disfrazando esto de delincuentes comunes, de delitos comunes. Lo único de comunes que tenemos es que venimos de la clase más baja. Por nuestras venas corre la misma sangre  de todos los trabajadores humildes de la zona, peones rurales y obreros; e incluso de los policías que también tienen sangre mapuche. (Interrupción) Que les lavan su cabeza y cuando se animan a decir la verdad de la corrupción de las instituciones les sucede lo que le sucedió a Lucas Muñoz ¿Qué podremos esperar de la justicia corrupta de ese país cuando una de sus leyes es un decreto ley del dictador Pinochet de 1975? Algo totalmente inconstitucional. Un decreto ley de pinochet ¿Qué podemos esperar de otros países si en este mismo lugar no se puede garantizar la justicia ni el debido proceso, ni los derechos constitucionales? Encima son tan brutos porque, les digo la verdad, hubiesen esperado a que la Corte Suprema se pronunciara, en vez de detenerme ilegalmente y quizás ya me hubiesen extraditado; pero no. Porque son bastante torpes. Es una decisión política la extradición, hubieran esperado unos meses más. Pero no, otra vez este juicio. Hay que seguirle dando cursos. Pero si eso no es persecución política qué es.

¿Por qué no está Cané hoy aquí presente? ¿(Pablo) Noceti? ¿La borracha de la Bullrich? Me hace acordar mucho a Galtieri, borracho, que mandaba a morir a estos muchachos a Malvinas, algunos de los cuales también fueron mapuche los que pelearon en Malvinas. 

Nosotros el pueblo mapuche ejercemos más soberanía que las que deben ejercer, que las que se animan a ejercer Argentina y Chile en éste territorio. Porque nadie hace nada contra Lewis ni contra Benetton, ni contra los turcos mafiosos, ni contra la empresa trasnacional, nadie hace nada. Nosotros ejercemos más soberanía de la que se animan a ejercer en Malvinas. Siguen ocultando lo que pasó con el Ara San Juan, además de que le sirve de un lado como bomba de humo porque muestra el nivel de corrupción de éste sistema y de éste país, y del país vecino; porque la relación de la CAM qué es entonces. Hay muchos hechos más.

Aquí no podemos dejar de analizar esto dentro de un contexto, del contexto en que se dio la represión y el  allanamiento en el que fuimos detenidos, de otras represiones, el contexto de la desaparición del compañero anarquista Santiago Maldonado, que lo confundieron con uno de nosotros, por eso hicieron lo que hicieron. Pensaron que era un mapuche porque que estaba encapuchado. Era una persona solidaria. Con Rafa no, fue una orden política. Asquerosa y certera. La doctrina Chocobar, le llaman ahora. Si a ojos de todo el mundo un policía mata a una persona, un delincuente común, que no tenía un arma de fuego y lo mata por la espalda, lo fusila, qué queda para nosotros; con toda la campaña de prensa que han hecho, diciéndonos terroristas. Cuántas cosas nos han dicho; qué queda. Nos queda seguir resistiendo. 

Ya Clarín estaba diciendo que habían encontrado pólvora en las manos de los peñi, cuando los peritos ni siquiera sabían tal resultado de las cosas ellos salían dando comunicado pública, Clarín estaba sentenciando desde antes. Se los digo Clarín son mis enemigos, y son enemigos de mi pueblo y los odiamos. Y si fuera por mí, no estarían presentes en este juicio, ojalá estuvieran los demás medios de prensa, incluso los medios facistas. Prefiero América24 que a TN. Prefiero a Lage con todo su fascismo a la mañana que éstos.

 Si no es una cuestión política por qué pusieron tantas trabas; por qué no dejaron entrar a más gente; por qué además de dejar entrar a mi gente no dejaron entrar a gente de distintas comunidades y que puedan entrar más organismos de derechos humanos aparte de mi propia gente. Cuál es el miedo; cuál era el miedo de no trasmitir que no dejaban entrar a los medios de prensa desde antes. Que se sepa la verdad de la operación de la huracán, de la operación under, de los informes de inteligencia, se los vamos a arrastrar. De demostrar de que Chile persigue políticamente a los mapuche y se los asesina. Hay cuarenta presos políticos en huelga de hambre si no me equivoco en éstos momentos en Chile.

A ver, cuando me detienen, ese mismo día Macri y Bachelet hablan de dos casos, del caso del compañero del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, Apablaza, acusado de ser autor intelectual de la muerte del senador Guzmán que redactó la Constitución de Pinochet y del secuestro del diario Mercurio, y del caso mio. Yo no maté a nadie, no tengo ningún hecho de sangre. Es un hecho hasta menor en la justicia argentina, no sé si llega a daño el hecho que se me imputa; y el escándalo de prensa. Qué es entonces esto si no es un juicio político. Para qué tanta seguridad. Las fuerzas especiales del Servicio Penitenciario, que me han tratado de una manera muy respetuosa, aprovecho para agradecerles su caballerosidad y su humanidad demostrada en éstos momentos, como deberían estar todas las fuerzas armadas.

Quiero recordarles que aquí no se hablo de terrorismo, porque el mismo magistrado Otranto, a pesar de tantas cosas definió desde un principio estos conflictos, que no se podía hablar de terrorismo aún cuando hubiera grupos beligerantes, incluso armados si no se incluía a civiles ajenos a dicho conflicto. El mismo Otranto lo dijo en procesos de recuperación de tierras, cuando quisieron imponer la ley antiterrorista aquí. Entonces quedaron esos mismos delitos averiguados como delitos comunes.

Entonces digo, por qué tanto despliegue. No hay terrorismo, según los estándares internacionales tampoco lo hay en Chile. Y todas las veces que han intentado aplicar la ley antiterrorista les salió mal. Sucedió con el caso del lonko Pichut encarcelado más de cinco años, cinco años y días, por ley antiterrorista por defender su tierra, recuperar su tierra. Sometido dos veces al mismo juicio, lo que está sucediendo con la Machi Francisca Ninconao nuevamente enjuiciada. Cuántas veces tiene que ser enjuiciada la gente. Dónde quedan las garantías constitucionales, dónde quedan los derechos de los mapuche. Dónde quedan. No hay.

Por qué no se mide con la misma vara a las Fuerzas corruptas, a los asesinos. Aquí hay asesinatos, y no hay ningún policía detenido, no hay ningún gendarme detenido. Cuando días antes los personeros del ministerio de Seguridad dijeron que iban a cazar a todos los mapuche, que iban a cazar a todos los que ellos consideraban RAM. Y en ese informe la señora borracha ministra de la nación Bullrich dice, cuándo habla por la tele dice, que RAM, más allá de que sí es una dinámica que existe en las comunidades, qué sí existe, y desde las comunidades la gente resiste y genera sabotajes, según ella todo lo que sea mapuche que cuestione un poco al gobierno es RAM, no le importa, es algo genérico. Si eso no es persecución política qué es. Y qué se puede esperar entonces del otro lado en éste país mismo existe persecución política. Pero a la vez es uno de los puntos fundamentales también de por qué se debe negar la extradición, el delito político conexo.  Razones de persecución étnica, política, racial, religiosa, de nacionalidad, todo eso que nos cargan a nosotros; políticas ¿no?

Por otro lado, lo que genere problemas para la seguridad nacional, el orden público. Otro de los artículos de los convenios de extradición, y aquí se dan todas, y cada vez peor. Yo me pregunto por qué el magistrado le manda a pedir esta cuestión para que garantice la seguridad de éste juicio a la ministra Bullrich y al ministerio de seguridad de la nación si ni siquiera Los Monos le hicieron tanto escándalo. Los monos causan muertes, narcotráfico. Hay una suerte de narcoestado en Rosario y no le pusieron un despliegue del ministerio de seguridad de la nación como si me lo pusieron a mí, como se lo están poniendo a mi gente, no existió. Quiero que me presenten a quién maté. Quizá porque habremos matado muchos pinches para comer porque teníamos hambre. Habremos matado alguna bandurria y la habremos hecho sopa. Capaz que por eso, no lo sé. Por el momento no recuerdo haber matado a nadie. Hicieron un despliegue fantasmagórico. Me trasladaron en avioneta la vez anterior, ahora me trajeron en helicóptero. Muchas gracias, siendo de la condición social que somos nunca hubiese podido viajar en una avioneta o un helicóptero; muchas gracias. Pero si esto no es prisión política, persecución política, qué es. Eso es lo que yo me pregunto.

Para ir finalizando por ahora le digo en el alegato final voy a agregar una serie de cuestiones más específicas de los mismos expedientes. Pero también seguir reinvindicando que esté preso aquí o en Chile seguiré asumiendo la cárcel con dignidad, como una nueva trinchera. Y donde me metan seguiré generando conciencia y generando situaciones para revertir las injusticias; como sucedió antes  de venir aquí con un habeas corpus que tuvimos que sacar porque en la Unidad 14 de Esquel hay problema de agua, y nos tienen doce o trece días sin agua. Así y todo prefiero estar preso en Argentina. Doce o trece días sin agua, la requisa rompió el baño la última vez; nos impiden ciertos accesos a las visitas, sobre todo a los presos comunes. A mí me dan un poquito más de pelota acá porque soy preso político, sino fuera un preso político no me darían tanta pelota. El mismo Servicio Penitenciario, cuando fui detenido y llego a Esquel, me mandan a un buzón, me refirió el jefe de interna que era orden de arriba del gobierno aislarme de la población. Además de tantas otras cosas, me aíslan en el buzón. Cuando me aíslan en el buzón suceden una serie de hechos, vandálicos, lo que sea bueno estaba en el buzón y había empezado una huelga de hambre. Pero además oh casualidad, no sé si fue gendarmería o el servicio penitenciario porque ninguno se hizo cargo, me los desaparecieron mi laguen. Laguen que en ese momento me había preparado mi lamien, machi aquí presente. La desaparecieron, hice huelga de hambre para conseguir un trato que no fuera segregatorio y que me devolvieran mis derechos mapuche.

Luego suceden estos hechos y le hacen un informe aquí al señor magistrado y dice que no me va a trasladar a una unidad de mayor seguridad para tratar de pacificar la zona. Ojalá se use el mismo criterio para esto, porque todos sabemos que el gobierno con sus malas decisiones lo único que hace es exacerbar los ánimos de abajo porque no nos da soluciones políticas genuinas. Entonces por eso no me trasladó al Rawson o a otro lugar peor como quería el Servicio Penitenciario. Y en uno de esos informes el Servicio Penitenciario refiere del poder de convocatoria de mi vinculación con la RAM  y de tantas otras cosas por las cuales ellos consideraban que debían mandarme a una cárcel de máxima seguridad. El servicio penitenciario termina reconociendo este conflicto político. Eso básicamente lo que debo decir ahora. En el alegato final seguramente agregaré algunas cosas. Y seguiré incentivando hasta el último día de mi vida a mi gente, a mis hermanos mapuche, a que sean orgullosamente mapuche, que no olviden la valentía del peñi Rafael Nahuel y sigamos su camino. Porque si yo hubiese estado y hubiese podido llegar al Mascardi hubiese muerto. Si tengo que tirar piedras lo voy a seguir haciendo. Si tengo que hacer huelga de hambre lo voy a hacer. No me importa morir por mi pueblo, no me importa estar encarcelado con mi gente. Este es el ejemplo que dejó N, P, K. Somos hijos, sus nietos y descendientes. Y en esta tierra va a seguir naciendo sangre mapuche. Esta tierra es, fue y seguirá siendo territorio mapuche. Los mapuche nos vamos a seguir organizando políticamente a ambos lados de la cordillera. No importa si yo estoy preso o no. Porque el conflicto mapuche de hecho el desarrollo de la violencia política de parte del Estado, que tiene como respuesta las acciones de sabotaje y autodefensa en Chile es anterior a mi relevancia en éste proceso político. Las quemas de camiones nacieron en el año '97 y '98 en la zona del Humacu, tipo fundador de la coordinadora Arauco Malleco. Que bien lo relata en su libro “Entrevista con weichafe, su visión política”, escrito con un diputado, senador no me acuerdo, Jorge Errate, cuando estaba en prisión.

A nosotros se nos critica, como seguramente veremos más adelante, una serie de situaciones donde el mismo fiscal, antimapuche, racista, Sergio Fuentes Paredes, que pide mi extradición, termina reconociendo todo esto que yo les estoy diciendo: un conflicto político y territorial, de organizaciones según dicen radicalizadas. Porque ser mapuche para muchos es ser radicalizados. Nosotros sólo somos mapuche y estamos exigiendo que nos dejen vivir como mapuche, y que no queremos minera en nuestras tierras. Pero cómo responden lamien, que estuvieron presentes. Aquí las lamien estuvieron presentes y lo pueden decir: reprimieron hasta a un cura. Esa es la flagrancia que combatió el ministerio de seguridad de la nación cuando mataron a Santiago Maldonado y háganse­­ cargo de que Santiago Maldonado fue un crímen de Estado. Rafael Nahuel es un crimen de Estado, como también lo fue el crimen del peñi Matias Catrileo, Alex Lemund, Eldosa Cohio y tantos otros muertos en el conflicto mapuche de parte de las fuerzas de seguridad. Crímenes comprobados que cometieron agentes del Estado chileno. Auxiliares de la justicia, como les dicen, que terminan siendo asesinos, que terminan siendo mano de obra barata para el asesinato y la masacre y la represión de la oposición política en estos países porque aún peor en Chile que aún tienen ese pinochetista. No ha acabado la dictadura al menos para los mapuche. Tampoco el señor presidente Mauricio Macri, presidente de la Nación, mano derecha, su clase con su familia, de la última dictadura militar. Como fue Noceti, defendiendo a los milicos en los juicios a las juntas. Como tantos otros: Aranguren, gerente de una empresa transnacional petrolera, es ministro. El presidente de la Sociedad Rural Argentina es ministro. La Sociedad Rural, los que más nos han matado. Los responsables de la Patagonia trágica, la Patagonia Rebelde, donde también fueron asesinados obreros de origen mapuche, entre otros. Hay algunos nombres de nuestros peñi lamien en ese lugar.

No me importa lo que hagan conmigo, no me importa. Si me importa mi pueblo, mi gente y lograr ser un ejemplo para las futuras generaciones. Pero no un ejemplo porque me considere gran cosa, sino porque lo único que uno trata de hacer es el consejo de sus mayores, de nuestros ancianos que nos han enseñado. Como la abuela Mercedes, Meli, presente aquí, que nos dijo “a la única que hay que tenerle miedo es a la madre”. No le tengo miedo a la justicia de ninguno de los dos países. No le tengo miedo a la balas de la represión. No le tengo miedo a la tortura. Porque crecí golpeado en esta ciudad marginadora de mapuche. Porque a los 11 años conocí la celda de la Comisaría 2ª. Conocí los calabozos a esa edad por ser un indio pobre de los barrios que no tenía que darle mal aspecto a la ciudad. Como la mayoría de nosotros hemos crecido aquí, como el peñi Rafa que creció aquí. Como muchas generaciones de jóvenes mapuche que crecimos totalmente marginados. Como también han crecido marginados, esta misma generación, en los campos de las zonas rurales sin infraestructura básica. Donde los matan y nos enteramos al mes. Porque los caranchos empiezan a rodear las casas de los peñi y las lamien muertos y entonces después no sabemos por qué murió. Como en Jacobacci donde los peñi se suicidaron de con tres tiros en la cabeza... tres tiros de balas policiales, pero el informe policial dice suicidio. Así hemos crecido. Por eso somos así.  Por eso, los weichafe son así en GulluMapu, en Chile. No somos delincuentes. Somos luchadores. Somos weichafe, somos cona, que vamos a dar el puyof de nuestra vida por el resto de nuestras autoridades. Por la lamien Francisca, por el Machi Celestino, el resto de presos políticos; porque los que están afuera van seguir combatiendo, sépanlo bien. Con piedras, con palos, con lo que tengamos a disposición, combatiremos. Porque esa nuestra sangre. Porque es el legado que nos dejaron nuestros antepasados, nuestros mayores y es parte de nuestra cultura mapuche este combate a éste sistema opresor. Estamos dispuestos a dialogar porque también es parte de nuestra cultura el diálogo. Porque existieron Parlamentos donde se reconocieron fronteras que el mismo Roca rompió y Cornelio Saavedra rompió en Chile. Pactos con la Corona Española, que nos reconoció como una Nación autónoma, independiente. Pactos que después tuvimos con el Estado argentino incluso. Los invito a leer un libro de Claudia Briones, donde figuran algunos de los tantos tratados donde se reconoció nuestra independencia, nuestra autonomía. Tratados internacionales que fueron rotos por el Estado argentino y chileno. Y que a pesar de eso nos hemos sometido a sus leyes. Nos hemos sometido a su justicia. Nos conocido a todos los que nos han sometido y nos siguen discriminando y nos siguen asesinando. Y hemos hecho cincuenta mil presentaciones para que nos devuelvan las tierras, para que no nos desalojen, y nos siguen desalojando ¿Cómo quieren que reaccionemos? ¿Cómo quieren que crezcamos? Si lo único que recibimos son palos de la represión. O piensan ustedes que el conflicto en vuelta del río nació ahora, acaso todos se olvidaron de lo que hizo el Casen cuando le tiró la casa a mi abuela Carmen Jones, hermana del que hicieron famoso ustedes Evaristo Jones, el puestero de Benetton. Mi abuela Carmen Jones, que a la vez es hermana de mi abuelo Sebastián, prima hermana de mi abuela Sebastián. El weinshu, el marido de mi abuela está aquí presente, de cushamen son ellos. Esa es nuestra sangre, nuestra raíz, nuestro cupalme. Si yo soy así, si mi gente es así es porque son como son nuestros mayores. Nuestros mayores nos enseñaron que teníamos que luchar y seguir siendo mapuche a pesar de lo que sea. Sufrimos una guerra, 300 años de guerra con los españoles y los criollos. Hubo una pausa pero esa pausa se terminó, la resistencia mapuche ha renacido. Y no importa si nos matan o no, la restistencia mapuche continuará hasta reconstruir nuestra cultura íntegra. Recuperar nuestras tierras productivas. Poder sembrar, poder tener animales y no morirnos de hambre con yeguas flacas. Vamos a seguir recuperando tierras. Entonces yo sé, yo no tuve nada que ver en pisué pisue, pero sé que los peñi de mantigue van a recuperar pisue pisue en algún momento, van a echar a esos latifundistas, Bribor, Lieguer, no sé cómo se llama el gringo ese. Nosotros vamos a echar a Benetton aquí en cushamen; la nemi araimen va a echar a las represas de Pimaiken, lacam va a echar a las forestales, vamos a echar a las mineras, como sea. Como sea, vamos a echarlos. Esa es la fuerza que les pueden dar los lamien a los parientes, a las parientas: no tengan miedo, no se dejen amedrentar. El terrorismo es el Terrorismo del Estado, tratando de meterle miedo a la población con el asesinato de Rafael y con el asesinato de Santiago. Con la cárcel, con la prisión política, con la represión. No tengan miedo porque ese es el juego del opresor. No les teman si son personas. O no ven que tienen dos patas, dos manos, cara, tienen familia, se supone que aún tienen corazón. Pero nosotros además de todo eso tenemos dignidad. Nosotros, a pesar de todo eso, tenemos a nuestros espíritus, a nuestro newen (...) Nuestros mayores nos dijeron: no nos mandamos sólos, nuestra voluntad nos la han dejado nuestros antiguos. Por algo nosotros somos así. Me dijo mi abuelo una vez: seguro que si usted es así, algún abuelo o bisabuelo fue así. Nosotros nacimos para esto, y moriremos en esto. En la cárcel o afuera. Hasta que el Estado chileno y argentino no se sienten a dialogar, a buscar una solución política, supuestamentamente como dicen, civilizada, acorde al Siglo XXI, como en otros países del mundo se ha logrado. ¿O no sucedió acaso con los Maoríes o en otras partes, con los sami…? En otras partes que han podido dialogar con los Estados que hay conflicto, pero en estos países del tercer mundo, que se creen europeos muy europeos, pero que lo único que tienen de europeos es la clase dominante. En estos países del tercer mundo no copian lo bueno, solo copian lo malo. Nosotros estamos dispuestos al diálogo político, un diálogo político serio. Como lo demostraron en La Trochita, y le volaron la mandíbula a mi primo Emilio, y le sacaron el oído a Fausto. ¿Quién le va a devolver el oído a Fausto y la mandíbula a mi primo? Y mi hermano Nicolás tuvo que ir preso. Lo único que pedíamos era que los trabajadores nos avisen qué día iban a pasar. Reprimieron y después fueron los trabajadores y avisaron. Fue una orden política del gobierno, y después nos dicen violentos a nosotros. Después viene Otranto y dice “yo le avisé Jones Huala”. Yo le avisé Jones Huala, Le volaron la mandíbula a mi primo. Había un acuerdo con los trabajadores que nunca se rompió. El gobierno mandó la represión. Tres días de enfrentamiento heroico, porque eran cientos de fuerzas federales y provinciales frente a gente desprovista de armas; pero con esa dignidad, combatieron e incluso hubo retiro de parte de las fuerzas. Menos mal que no tenemos armas de fuego porque si no sería otra la historia. Con piedras se defendieron mi gente, con palos. Las mujeres. Esos somos nosotros, esa es la resistencia mapuche, la resistencia de las comunidades. Nosotros, los hijos y los nietos de  la clase obrera, de la clase dominada, estamos cansados de tanta represión. Esto es lo que se persigue en Chile, eso es lo que se persigue en Argentina. Muchas gracias. Y como dijo, el compañero comunista -yo no soy comunista eh- Fidel Castro: La historia nos absolverá. La historia nos absolverá. Y como dijo namuncura algún día volveremos. No a entregar cargo al winka, nosotros no nos olvidamos de ellos. También como dijo el peñi Rafa: hay que recuperar el territorio y defender a nuestra gente. Eso vamos a hacer. El vuelto no va a ser enterramiento.

Muchas gracias. 

 

 Entrevista radial a Facundo Jones Huala (en el penal de Eswule) el día de la sentencia

sentencia jones huala

 

¿Cómo estás pasando este momento de incertidumbre al no saber qué va a pasar con este trámite judicial?

Aquí estamos en esta incertidumbre donde nuevamente se muestra está clara violación de derechos fundamentales, incluso muchos de ellos que están plasmados en sus códigos procesales, penales y tantos otros.

Y evidentemente que aquí hay arbitrariedades donde se quiso hacer una audiencia a espaldas de la gente del público y de mí mismo. Se supone que yo tengo derecho a estar presente en la audiencia para la lectura de la sentencia y lo quieren hacer por video conferencia, de un rato para otro y a la fuerza. Y yo no estoy dispuesto a convalidar estas irregularidades. Una irregularidad más entre tantas que se vienen dando. Claramente hay una intención política de ambos lados. Yo no sé qué es lo que quieren ocultar, donde no quieren que este la prensa presente en la lectura de la sentencia, donde no quieren que yo tampoco este presente, incluso si yo tuviera que firmar la apelación lo que sea, ¿voy a firmar en una pantalla? No. Es mi derecho estar presente  en la audiencia y eso es lo que estoy exigiendo. Sé que la gente está concentrada y los medios igual.

Esta audiencia, por lo que tengo entendido, querían hacerla a las 8.30 de la mañana cuando el mismo juez ya había dicho que se iba a leer a las 11.00 y que se supone tenían que estar los medios de prensa presentes, tiene que haber público presente, y no hay ni público ni prensa, a espaldas de todos. Y como veníamos diciendo, si esto no  es una situación de persecución política ¿qué es entonces lo que se oculta, lo que se intenta esconder? Los mismos medios de derecha bien temprano hablando de esta misma situación del conflicto político pero después dicen que no son delitos comunes, que es una persecución penal común, pero este despliegue y todo este tipo de tácticas políticas, judiciales y seudomilitares con el despliegue de fuerzas del otro día, me parece que ha demostrado al país entero y al mundo entero que se trata evidentemente de persecución política, de prisión política, de ambos lados de la Cordillera. De que el conflicto de Pisu Pisué es un conflicto político.  Y que el conflicto de Pilmayquén que encontró como vocera a la machi Millaray Huichalaf también es un conflicto político del pueblo mapuche con el Estado chileno  del otro lado de la Cordillera y aquí con el Estado argentino que lejos de dar soluciones políticas y un dialogo político serio se agarra de todo este tipo de tácticas oscuras, burdas donde, como le decíamos igual al juez y al fiscal, no somos nosotros los que los hemos injuriado diciéndoles que están coludidos con el poder político. Fue el mismo poder político, fueron los mismos funcionarios del ministerio de Seguridad de la Nación que dijeron en los medios de prensa que estaban teniendo reuniones con fiscales y jueces federales y provinciales de las tres provincias para combatir a los mapuche. Eso fue algo de público conocimiento, todos pueden buscar los audios de Noccheti, de Burzaco, de Cané como secretario de Cooperación de Asuntos Judiciales del Ministerio de Seguridad de la Nación. Y la cooperación judicial ¿qué es? Decirles a los jueces que es lo que tienen que hacer. Es el mismo que se juntó con Villanueva, con Otranto y que se juntó con los fiscales. Eso, evidentemente, si ustedes pudieran revisar imágenes del juicio del otro día, cuando nosotros le decíamos estas cosas en la cara, ellos asentían con la cabeza, se ponían nerviosos, colorados porque saben que es cierto.

Después seguramente con tecnicismos van a querer disfrazarlo de otra cosa; ellos dicen delitos comunes, hicieron un teatro con esto del arma de guerra cuanto nosotros sabemos y todo el mundo sabe que es una cuestión política, tanto la de derecha como nosotros los mapuche como los sectores que apoyan la lucha. Es evidente que ahí había una cuestión de persecución política. Y la ley de Extradición dice: los delitos políticos no son extraditables, la persecución política no es extraditable. Y en otro punto dice que todo lo que pueda generar una situación de conflicto social –de alguna manera- en el país, tampoco es extraditable, o sea algo que afecte la soberanía y la seguridad nacional, el orden público. Tampoco son extraditables cuando se afecta la seguridad en teoría de la Nación y el orden público, intereses esenciales para los que se dicen países soberanos. Pero aquí como están coludidos con todos esos poderes económicos, con los terratenientes, con el empresariado, ellos se están burlando de la misma ley que dicen defender.

Entonces no existe Estado de Derecho, no hay garantías jurídicas, no hay debido proceso. Estoy siendo dos veces juzgado por la misma situación, el mismo expediente se lo leímos en la cara. El comisario de Interporl, Verdú, le dijo al juez cuando le mando a preguntar si yo tenía pedido de captura, que ese pedido de captura era  solo si yo salía del país, y yo me encontraba transitando libremente aquí. Ni siquiera me dieron arresto domiciliario, siendo que no maté a nadie, que yo estaba ajustado a derecho, hice mi documento. Yo le presenté mi documento a Gendarmería. No fue Gendarmería que me obligo a darle mi documento. Yo le dije: ustedes saben quién soy? Acá está mi documento.

Yo me sometí a derecho solo y por eso me encuentro detenido, porque ese día se juntaron Macri y Bachelet para hablar del caso Apablaza y del caso mapuche y del caso mío. Entonces ahí es donde claramente tenemos un caso de persecución política, donde yo llamo a la gente a no dejarse engañar ni a amedrentar jamás por estos Estados opresores  que están al servicio de esos grandes capitales.

Es evidente que no quieren el diálogo y solo quieren intimidar y reprimir. Lo que yo sí puedo decir es que no van a pisotear nuestra dignidad, ellos no me van a callar, yo voy a seguir hablando todas las veces que sea necesario, yo voy a seguir incitando la lucha del pueblo mapuche, en la cárcel o afuera, siempre voy a seguir luchando por los derechos de mi gente junto a otros peñis y lamienes.

Ellos tienen que entender que nosotros nos somos lo que hemos generado lo que ellos llaman la violencia política, que la reconocen. En ambos lados se reconoce una situación de violencia política desde el estado al pueblo mapuche y del pueblo mapuche al estado por defender esos intereses capitalistas que tienen ellos. Lo reconocen públicamente con los escándalos mediáticos. Pero luego, cuando se va a la justicia dicen que no. El mismo fiscal dijo no, si fuera terrorismo quizás podríamos hablar pero la ley de extradición dice que el terrorismo no se considera delito político.

Entonces a qué estamos jugando. Si hubiera Ley antiterrorista estaría diciendo no es terrorismo, hay que extraditarlo igual, siempre están jugando con sus trampas judiciales, técnicas para no hacerse cargo de un conflicto histórico y porque tienen que rendirle tributo a sus patrones porque son cobardes, porque son mentirosos y porque realmente están coludidos con el poder político. Por qué no denunciaron a Cané, por qué no denunciaron a Noceti, a Burzaco.

El mismo juez por qué no los denunció cuando él decía que le habían puesto una trampa en la muerte de Rafael Nahuel, por qué no denunció al poder político que ordenó asesinar al peñi Rafael, porque él es cómplice y él es responsable en cierto sentido, porque él dio la orden para que terminaran asesinando a nuestra gente. Igual que Otranto, él le dio el pie para que luego Noceti se haga el  comandante y mande a desaparecer a Santiago Maldonado. Si ellos saben bien quienes son los responsables tanto de una desaparición forzada seguida de muerte como también del fusilamiento del peñi Rafael, ellos son responsables. Y si no son responsables ellos, tienen que ser capaces de encontrar los responsables políticos de esos asesinatos.

 Y tienen que hacerse cargo de que a mí me tienen detenido por representar  de alguna manera esa voz de mi gente, de mi pueblo, de las comunidades que están hartas de la represión y la opresión. Y también tienen que saber que si siguen jugando este juego tan perverso, y me mandan del otro lado, el mismo escándalo que les hice a ellos, se los voy a hacer peor a los fiscales y a los jueces y a los que estén de presidentes en Chile, a las empresas capitalistas. Porque a mí no me va a callar ninguno de ellos, yo no les tengo miedo, mi gente no les tiene miedo, mi gente está dando la vida por el territorio, por su propio pueblo, y ese es mi ejemplo, yo voy a seguir.

Si me extraditan  de igual manera como los encaré acá a ellos voy a encarar a los jueces y a los fiscales. Sobre todo a ese fiscal Fuentes Paredes, fiscal anti mapuche, racista, que está teniendo reuniones clandestinas con este fiscal Geréz de Neuquén, con otros fiscales más anti mapuche. Dicen que tienen una asociación para reprimir a los mapuche. Él mismo salió diciendo, en las mismas pruebas,  en un audio que salió en el juicio, y ellos no lo tienen en cuenta que es una situación de persecución política y es muy burdo todo lo que están haciendo.

Por eso yo le digo a la gente, no se dejen amedrentar. Los invito a escuchar esos audios, esas pruebas, a leer los documentos de inteligencia, de la persecución política de nosotros a ambos lados de la cordillera, para que puedan comprender por qué nosotros reaccionamos como reaccionamos y lo vamos a seguir haciendo igual hasta que haya algún tipo de justicia. Como dijo el fiscal en algún momento, el pueblo agraviado, y que por eso supuestamente había cooperación judicial entre ambos países. Porque la justicia representaba  de alguna manera la extradición al pueblo agraviado. El pueblo agraviado acá somos nosotros, el pueblo mapuche es el pueblo agraviado el pueblo tehuelche es un pueblo agraviado, los pueblos originarios somos pueblos agraviados. Y ellos en vez de solucionar las cosas lo único que están haciendo es revolver esa herida, y esa herida en este caso lo único que va a generar es mayor rabia de nosotros, de los oprimidos, de los mapuche que estamos cansado de su explotación de su opresión, de su marginación, y de su desconocimiento, de su ignorancia, donde nos quieren tratar como meros delincuentes y nosotros somos luchadores políticos y sociales de un pueblo milenario con una profunda convicción de nuestros espíritus, de nuestra fuerza, de nuestros newen. 

En ese camino vamos a seguir, el camino del weichafe, por eso es que también revindicamos todas las acciones de resistencia y si es que no fue un montaje lo de Pisu Pisué, fue una acción de resistencia de las comunidades de esa zona, de los weichafes de esa zona, también va a ser reivindicado. Yo siempre voy a reivindica el accionar de mis hermanos de mis peñi de mis lamien, que con lo que tienen a mano, con la pobreza extrema en la que nos encontramos igual se atreven a confrontar a ese poder capitalista que nos quiere dominados

 

Vos dijiste el otro día Facundo durante la audiencia que nosotros trasmitimos en vivo, en esta trasmisión de Radio Zona Libre, la Radio de familiares y amigos de Luciano Arruga, La Retaguardia para la Red Nacional de Medios Alternativos y que se armó una gran cadena de medios contrainformativos digamos que quisieron escuchar y poner al aire esas once horas de transmisión con especial atención en los 79 minutos que vos diste declaración, vos decías ahí, que si bien reivindicas como una posibilidad los actos de sabotaje incluso creo que dijiste que participaste de algunos, que no participaste del hecho por el que la justicia te quiere extraditar

Sí, exactamente. Yo no fui parte de ese hecho de Pisu Pisué, pero sí comprendo lo que se dice quizás, o el modus operandi, o los objetivos, o la mentalidad, o el rakiduam de los peñi que combaten  en muchos actos, como ahora mismo, en estos tiempos mientras he estado detenido, ha sucedido acá incluso, han habido acciones de resistencia. Seguramente algunos hechos también tienen que ver con hechos de  inteligencia como sucedieron en algún momento  aquí donde hubieron encapuchados rompiendo vidrios cerca de la comarca andina a la noche, diciendo que eran mapuche, y que sabemos todos que eran agentes de la policía o de inteligencia o quizás hasta policiales para echarnos la culpa. Sin embargo sí reivindico hechos que han sido reivindicados por los mismos peñi, es decir, no fui yo, pero yo  comprendo cuál es el objetivo, la línea política estratégica que manejan los peñi y las lamien que se animan a confrontar  al sistema como también cuando se defienden.

Hemos visto todos, públicamente, en videos, en la televisión, en los medios de prensa, como mi gente se defiende de las represiones de las balas del estado, de las balas de plomo; con piedras con palos, eso también de revindica. Cuando desapareció Santiago se ve que la gente que se estaba enfrentando era totalmente desproporcionado el nivel represivo que se utilizó en ese hecho en la zona de Cushamen. Como también fue desmedido la represión que asesinó al peñi Rafael o tantas otras represiones.

Nosotros hace mucho tiempo que venimos denunciando que nos disparan con  bala de plomo, que iban a haber muertos, hasta que sucedió. Nosotros estamos reclamando incluso al nivel de horror que se llega, que lo que pedimos, es que si nos  reprimen, nos repriman con una munición acorde al tipo de enfrentamiento que hay. Estamos pidiendo que aunque sea nos repriman con bala de goma, cómo van a usar bala de plomo, aunque sea balas de goma usen,  y que se adecuen a los protocolos que ellos tienen como antimotines como fuerzas especiales para este tipo de conflictos. Cómo van a llegar a ametrallar como llegan,  como lo han hecho en Chile durante tantos años. En Chile hay muchos muertos de parte nuestra digamos. Los mapuche son los muertos en el conflicto de gulumapu. El estado chileno ha matado jóvenes mapuche por defender su tierra. Y si eso no es un conflicto político, qué es. Por eso es que también reivindicamos esa forma.

Sí. Yo no tuve nada que ver con el acto de Pisu Pisué, pero conozco toda aquella zona, conozco las comunidades, conozco al lonko de Mantilhe que estuvo presente en desalojos anteriores. Estuvo detenido en ese mismo fundo. Un lonko que se ha estado pronunciando ante las represas. Como está él hay más comunidades en la zona de Pisu Pisué, pero ellos fueron directamente a la casa de la machi, como dicen los archivos de inteligencia, como dice la sentencia del juicio donde fue enjuiciada la machi, con dos jueces a favor de la condena, y un juez en contra porque uno de los jueces sostenía que era evidente la persecución política que había. No fue unánime el fallo que condenó a la machi. Porque uno de los jueces no estuvo de acuerdo siquiera con el juicio porque era burdo el montaje que se creó ahí. Cundo tenías los policías de investigaciones, los carabineros de Chile y el dueño del fundo diciendo que los culpables éramos los mapuche por nuestra militancia política, por nuestras ideas, por nuestra lucha territorial. Eso es lo que dice la misma policía en la sentencia del juicio.

Uno lee como se desarrolló el juicio y es lo que dicen los policías, es lo que dicen los carabineros, es lo que dicen el fiscal incluso, es lo que dice el dueño del fundo Pisu Pisué que había que perseguir a los mapuche por su militancia política, por su ideología, por ser mapuche, por su cultura. Por eso es que me están persiguiendo.

Invito a la gente a leer estas cosas para comprender el trasfondo del conflicto, que no es mentira lo que estamos diciendo nosotros que es un conflicto político. En el fondo no es que nosotros tenemos que demostrarle nada a nadie del conflicto político, que esto es un delito político o conexo como se dice, sino que los que tienen que demostrar que estos son delitos comunes son ellos, tanto es juez como el fiscal, que están totalmente coludidos con Patricia Bulrich, con Mauricio Macri, con Marcos Peña, con Aranguren con todos, con los dueños de la sociedad rural que hoy son ministros, con toda esa gente que ha sigo enemigo histórico del pueblo mapuche y que hoy en día está en el poder de la administración del estado nacional y de los estados provinciales

El tribunal puede decidir que la sentencia sea, por una razón de seguridad por video conferencia lo que se lee políticamente es una clara maniobra para dilatar el hecho y que la cosa ocurra sin presencia de prensa y que quizás incluso tu negativa termine postergando algo que está allí ya decidido

Te pido un último mensaje para la gente que te está escuchando a través de la radio, de Radio  Zona Libre y de La Retaguardia para la RNMA y en la que hay un montón de radios comunitarias y alternativas de todo el país todos con mucha audiencia, atentos a escucharte,  y también te están escuchando en las afueras del tribunal porque los chicos de Zona Libre armaron una radio abierta y están incluso los colegas que iban a entrar a la sala y obviamente no están pudiendo hacerlo al igual que nosotros, escuchándote también allí. Si queres un mensaje final para todos ellos y ellas y te despedimos.

No se dejen engañar por el poder político y económico, que no se dejen mentir. Que sean conscientes de lo que está pasando tanto a nivel nacional como a nivel regional, directamente con el pueblo mapuche, que esto es una medida de presión y hostigamiento para intentar meterles miedo. Pero no tienen que tener que temer, como les decía también en el juicio. No teman. No tengan miedo, no se dejen amedrentar, por el poderoso, por el winka, por el capitalista, por el poder judicial. No se dejen amedrentar. Sigan adelante. Tengan newen. Confíen en nuestros antepasados, en nuestras fuerzas de nuestra naturaleza. Tarde o temprano vamos a ganar. Esta lucha está ganada antes de que empiece porque estamos luchando por cosas justas, que son nuestras, nuestra tierra que nos dejaron nuestros abuelos, y que va a quedar para nuestros nietos, bisnietos, nuestros hijos.

Entonces por eso tenemos que ser conscientes de esta lucha tan grande que estamos levantando a ambos lados de la cordillera. Que se puede dar una situación de diálogo político, pero el gobierno jamás va a querer ese diálogo político. Por eso esto se da así. Lamentablemente si ellos no quieren dialogar nosotros nos tenemos que defender. Nosotros no podemos esperar tantos años que se le ocurra milagrosamente a un funcionario político arreglar las cosas para que después venga otro y las tire todo abajo. Esto tiene que haber una solución de estado, de ambos estados, del pueblo mapuche movilizado en las comunidades en conflicto en resistencia, autónomas, en un acuerdo realmente de estado que pueda perpetuarse y proyectarse en la existencia de todos los pueblos de aquí oprimidos, y el pueblo mapuche. Pero eso no va a suceder porque estamos en un sistema capitalista con modelo neoliberal, porque ellos nos oprimen, y ellos lo único que quieren es que nosotros seamos su mano de obra. Porque para eso nos quieren no más, para que le hagamos las casas, para que nuestras madres y nuestras hermanas les limpien la mugre de sus casas, sus hoteles. Para que nosotros seamos sus empleados, sus ciervos. Nosotros no somos más esclavos de nadie.

Por eso queremos nuestra tierra, para poder trabajarla, para poder vivir dignamente, para ser mapuche. Esa es la lucha que llevamos a ambos lados de la cordillera, defendiendo nuestros espacios sagrados. Por eso yo estaba en la casa de la machi.

Una porque estaba enfermo y necesitaba lawen. La machi me dio su lawen como machi que es, porque aquí, estos perros nos habían matado todas nuestras machis en algún momento, pero eso está renaciendo. Cosa que tenemos que proteger. Por eso me encontraba en la casa de la machi Millaray. De casualidad porque esa no era mi casa.

Por otro lado también yo me encontraba ahí al servicio de los peñi y las lamien que están defendiendo un espacio sagrado que quieren inundar las represas, que es en el rio Pilmaiquen, el ngen mapu kintuante. La gente tiene que entender eso. Yo me entregue en la lucha como un digno weichafe. Es por eso es que digo que no solo revindico las acciones del sabotaje, yo he sido parte de muchas acciones de sabotaje en varios momentos de mi vida y de lo que hoy me siento orgulloso de haber combatido junto a otros peñi y lamien que se juegan la vida. Porque no es fácil. Vos sabes que no tenes nada prácticamente, que vas con los dedos afuera. Si en algún momento hay armas de fuego son armas viejas,  descargadas muchas veces al lado de lo que tienen ellos. Que te pueden matar muchas veces como mataron al peñi Matías, como mataron a un peñi también cuando yo estuve cerca de ser detenido. Han matado a mucha gente. Nosotros nos estamos jugando la vida para defender la tierra, para defender nuestra gente, para defender nuestra familia, para expulsar a estos capitalistas.

Eso no es ninguna vergüenza, porque nuestra lucha es digna. Estamos peleando contra grandes poderes. Es mentira que los peñi de Pisu Pisué, si es que lo hicieron, agarraron y maltrataron a esa familia, que también seguro eran de origen mapuche, pero ellos habían eligieron ser peones de los latifundistas. Uno lee también esa misma sentencia del juicio y dice que esos peñis les sacaron las pertenencias a esa familia, le cuidaron sus cosas, y luego procedieron a incendiar la propiedad que era del latifundista. No era la casa del peón. Porque los peones no tienen casa adentro de las tierras que tienen los terratenientes. Los dueños de la tierra son dueños de todo, hasta de nuestras vidas. Uno lee esa sentencia, y los peñi les decían que ellos no tenían que trabajar para los winkas, que eran mapuche también. Así y todo le trataban de generar consciencia.

Si eso no está enmarcado dentro de un delito político, qué es. Y por qué se dan los delitos políticos, porque hay injusticia, hay desigualdad, hay opresión, hay pobreza, hay muerte, hay represión. Y eso es lo que nosotros tenemos que revertir con la fuerza de los weichafes. Porque los weichafes son algo que hemos heredado desde siempre. Los antiguos, Calfucurá, tuvieron sus weichafes también y ahí es que nosotros reivindicamos esa figura histórica como autoridades, también de nuestra nación mapuche, de nuestro pueblo mapuche que esta para defender a su gente, están para defender su tierra, entonces eses el newen que yo les puedo dar.

No se dejen amedrentar. No les crean las mentiras a estos winkas. Seguimos luchando por nuestros derechos. Yo como les digo, preso, libre, en Chile, en Argentina, en nuestras comunidades, siempre voy a seguir bregando por  la libertad de todos los presos políticos mapuche, por la devolución de todo el territorio usurpado, por la expulsión de las mineras, las petroleras y los terratenientes asesinos. Porque son asesinos la mayoría de los terratenientes acá y se hacen los tontos, pero todos sabemos bien cuanta de nuestra gente han matado y para expulsarlos a ellos, para generar la consciencia profunda en nuestra gente y en la gente solidaria también de que esta es una lucha urgente y necesaria. Que no es que nosotros hacemos las cosas también porque nos guste andar a los palos. Pero lamentablemente no nos han dejado otra que empezar a defenderlo y en ese camino vamos a seguir. Por la digna memoria del peñi Rafa, por la digna memoria del compañero Santiago Maldonado, del peñi Matías Catrileo, de Alex Lemun, Mendoza Collio, del peñi Marileo que fue asesinado hace poco también. Justicia por la machi Francisca, por el machi Celestino, por la machi Millaray, por tantos que han sido encarcelados injustamente por defender nuestros derechos.

Yo si me mandan para el otro lado, me voy a ir inmediatamente a cuadrar con los peñi de la Coordinadora Arauco Malleco, con los peñi y lamien del Pilmaiquen, con toda la gente que está combatiendo del otro lado en el gulumapu, en las cárceles y fuera de las cárceles, porque somos presos políticos mapuche, porque somos luchadores políticos y sociales, porque somos revolucionarios y vamos a liberar la nación mapuche en este proceso de reconstrucción de nuestro mundo, de liberación nacional, recuperando nuestras tierras productivas y sagradas para poder seguir siendo lo dignos que eran nuestros abuelo. Ese mundo vamos a reconstruir de vuelta. La dignidad de nuestros abuelos y bisabuelos, trabajar la tierra, hacer nuestro nguillatu, mapudungun, todas nuestras cosas como mapuche que somos. Esa es la fuerza, el newen que le quiero trasmitir a mi gente.  Que no se dejen amedrentar y que sigan el camino del kona del weichafe y de nuestros ancianos, nuestros antepasados que dignamente nos dejaron este hermoso legado, esta hermosa cultura, que es la cultura del pueblo mapuche.

 AUDIO descargar

(*)

El Zumbido (Neuquén), 
Mucho Palo Noticias (Córdoba),
Estación Sur (Catamarca)
Zumba La Turba (Córdoba)
La Colectiva (CABA)
Antena Libre (de la Universidad  Nacional del Comahue) - 
Kalewche (Esquel-Chubut) 
La Zona (Santa Cruz)
Estación Choele (Choele choel - Río Negro)
Fogón  (El Hoyo - Chubut)
Mala Fama (Comodoro Rivadavia - Chubut)
Sudaca (Trelew - Chubut)
Libre cooperativa (Bariloche - Río Negro)-
Radio Libre Feminista (online)
Radionauta (La Plata)
Che Guevara (Rosario)
 

Más del pais...

Sentencia histórica: Perpetua por crimen de odio al asesino de Diana Sacayá…

Géneros * 18-06-2018

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 4 de la Ciudad de Buenos Aires condenó por unanimidad a Gabriel David Marino a prisión perpetua por el crimen a la activista travesti de derechos humanos Amancay Diana Sacayán. En su veredicto, el tri...

Leer más...

Masacre de Pergamino: pedido de prisión preventiva para Donza

DDHH * 18-06-2018

Entre los fundamentos presentados ante el Juez de Garantías N° 1, Cesar Solazzi, por el Fiscal Nelson Mastorchio quedó en evidencia que el ex Comisario Donza, máximo respondable de la masacre, fue un prófugo exitoso que demostró burlarse de la Justic...

Leer más...

¿El fin de los Medios Públicos?

Trabajadores * 18-06-2018

Las trabajadoras y los trabajadores de la agencia de noticias y publicidad Télam, nucleados en el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA), denunciamos la existencia de un proyecto cierto, verificado, de ejecución inminente, destinado a desmante...

Leer más...

Argentina: un funcionario que ya no servía para el FMI

Gobierno * 15-06-2018

Frente a la máxima tensión de la escalada del dólar que hoy que llegó a los $ 28,44, el presidente del Banco Central de la República Argentina Federico Sturzeneger  “le presentó su renuncia” al presidente Macri. El mandatario analizó j...

Leer más...

Denuncian nueva ola de despidos en Cresta Roja

Trabajadores * 14-06-2018

“Llegaron más de 100 telegramas, hay una decisión de despedir más de 160 personas”, aseguró uno de los trabajadores de la planta (Por Mundo Gremial).

Leer más...

Se reglamentó el cupo laboral trans en San Martín

Géneros * 14-06-2018

Ocurrió dos años después de la aprobación de la ley 14.783, que dispone que el 1% de los puestos en los organismos públicos sean ocupados por población trans.

Leer más...

En estado de alerta y movilización

Trabajadores * 14-06-2018

Así se encuentran los trabajadores del Astillero Río Santiago frente a los despidos y lo que denuncian como una persecución sindical por parte de las nuevas autoridades.

Leer más...

“Por segunda vez buscan invisibilizar la masacre del Pabellón Séptimo”

DDHH * 14-06-2018

A pesar de que en 2012 fue señalizada como sitio de la memoria, en los últimos días la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó un convenio firmado con el Estado nacional por el cual se habilita la demolición de la cárcel y la posterior venta ...

Leer más...

La Casona sigue… Construyendo historias

Cultura * 14-06-2018

“La Casona”, sede de la Asociación Civil El Transformador, abrió sus puertas en Haedo a mediados del año 2003. Este espacio fue cedido en ese entonces por parte de la familia del ex Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Manuel Fresco. El mismo ...

Leer más...
 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 

 
Our website is protected by DMC Firewall!