Ante la presentación del anteproyecto de ley nacional contra la violencia laboral

trabajadores_bis.jpgLa CTA dio a conocer la semana pasada en Audiencia Pública esta iniciativa que junto con la ley de libertad y democracia sindical y la ley de prevención de riesgos y reparación de daños en accidentes y enfermedades laborales, cierra – en palabras de la Central – una mirada integral de los derechos de los trabajadores. La opinión de Jorge Yabkowski, secretario de Salud de la CTA. Red Eco Aternativo
(Red Eco) Argentina - Durante la presentación de la iniciativa, Víctor de Gennaro, diputado nacional por Unidad Popular, afirmó que “este anteproyecto muestra, como contracara del discurso dominante, que sí se puede tener proyectos que planteen una nueva sociedad, construidos desde la experiencia de los trabajadores y trabajadoras en todos los ámbitos: “Su presentación cierra nuestra propuesta de reforma laboral, que no apunta a ayudar a los empresarios a bajar los costos laborales, como concepción dominante y como ocurre con las últimas propuestas del gobierno que, abaratando los costos laborales, desfinancia el sistema de seguridad social, beneficia a las empresas y perjudica a los trabajadores, sin solucionar los problemas de fondo. Por eso hoy, con esta audiencia pública, los trabajadores abren la puerta del Congreso para que éste sea parte de una construcción de legislación popular hecha desde los sectores populares”, agregó.
En la actualidad, existe legislación para combatir la violencia laboral pero únicamente en algunas provincias y limitada al sector público. El anteproyecto elaborado por la CTA abarca a todo el país, y tanto el sector público como el privado. Entre las propuestas que incluye, se encuentra la de fomentar y ampliar la participación de los trabajadores a partir de la creación de comités con poder de resolución en cada establecimiento.
En este marco, Jorge Yabkowski, secretario de Salud Laboral de la CTA y presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA-CTA), sostuvo que "en la Argentina la violencia laboral es una de las facetas que adquiere la precarización laboral y la súper explotación”.
Al respecto, Yabkowski señaló que existe una manera de encarar la violencia en el trabajo de forma individualista, donde los fenómenos, tanto de acoso moral, acoso sexual o violencia física, “son interpretados por quienes no defienden los derechos de los trabajadores como hechos producidos por mentes enfermas, capataces irascibles o patrones que tienen desviaciones psiquiátricas”. Este fenómeno está tan extendido que se relaciona a su vez con la precarización y explotación: “Con lo cual, hace ya tiempo, a nivel mundial, se viene discutiendo el tema de la violencia laboral, sobre todo la violencia vertical, patronal o de los jerárquicos contra los trabajadores como parte de los fenómenos que hay que modificar de la relaciones del trabajo. Si bien no es la única violencia que hay -a veces hay violencia horizontal, externa, de usuarios- la ley que nos ocupa viene a encarar el fenómeno de la violencia como relación jerárquica”.
“Hoy es más difícil denunciar un caso de violencia laboral y probarlo que viajar a la luna. Las leyes que están bien dibujadas se esterilizan en sumarios burocráticos que no llevan a ninguna parte y que sobre todo no protegen al trabajador denunciante, que arriesga la pérdida de trabajo”, agregó Yabkowski.
En este sentido, el titular de FESPROSA reflexionó: "La idea es plantear un nuevo paradigma a través de la ley que elaboramos en la CTA con Unidad Popular y plantear esto como parte del empoderamiento de los trabajadores en el lugar de trabajo y encarar un fenómeno que no está desligado de la precarización laboral y de los riesgos del trabajo en general”.
Entre los principales puntos del anteproyecto, Yabkowski enumeró: encara la violencia física y el acoso psicológico como parte de un mismo fenómeno; no se agota en una descripción meticulosa de todas las formas de acoso, sino que plantea mecanismos democráticos de participación de los trabajadores, como los comités en el lugar del trabajo para poder separar, por ejemplo, al que ejerce la violencia de la víctima para protegerla, para garantizar un procedimiento sumarial rápido.  

Fuente: www.laolla.tv / ACTA
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd