Bodega del Diablo- 28 de diciembre de 2009 - Año IX - Número 95
bodega



logo

Boletín cultural de la
Red ECO Alternativo

Diciembre de 2009 - Año IX - Número 95

Bodegueros a cargo:
Carlos Carbone y Pablo Marrero

Diseño e imágenes:
Carolina Butron Avalos

ilustracionesperdido.blogspot.com

Participan en este número: Gustavo Etimos, Liliana María Celiz, Lidia Fernández, María Monserrat Bertrán, Aldo Luis Novelli, Rolando Ravagliattti, María Angélica Cabanillas, Juan Alberto Núñez, Pedro Du Bois, Silvia Spinazzola, Emilio Fernández Cordón
findeanio.gif
familia

Qué gente

Esa familia
unos caníbales
se arrojan colmillos
se devoran
entre ellos
mientras duermen
o andan distraídos

Escriben en su piel un lenguaje infame
un festín de nervios estalla
en
los
ojos
rígidos de esos engendros
tan particulares

Los vecinos
no sospechan
de esta antrofagia familiera
“gente tranquila, nunca se los ve por la calle”
“son raros, pero hace tanto que viven en el barrio”

En el fondo de la casa
esconden
un monstruo
lo alimentan
con moscas y ortigas

El mar lo tuvieron tan lejos
nunca pudieron acercar poemas al sol,
sin embargo
no podrán seguir
en esa tesitura
serán invadidos por conejos
y mariposas
verán remolinos y no podrán escapar.

en la ascensión del nombre en el espejo desde el centro de los pétalos
resurgido en la transmutación de la memoria al otro punto del reflejo
(el agua) en el momento en que la piel se estira con el nombre/

***********************************************
del punto de partida hacia el no centro/ circuito de la carne en otro/
primitivo nombre especular como entre cuencos de nosotros- nuestra piel
como volcada en calcos del revés/ conjugación de manos en el agua/
la sombra proferida/ en tanto inundación de losa espejos/ devastados
como hileras de hule nuestros cuerpos

El libro de Alejandro

Yo te leía como un libro
y cada palabra era como
una antigua ciudad que se descubre bajo la arena,
las columnas de Acrópolis
y el sueño de victoria de Alejandro,
yo te leía como un libro
sagrado
cada mañana
en pasillos crepusculares
buscando la inmortalidad guardada bajo
siete cerrojos,
jugando a las escondidas
tras las velas del navío de Ulises.
Tu cabeza se hundía en espadas ensangrentadas
que rompían sortilegios,
te leía como un mosaico de verdades reveladas
por prodigio de mis propios encantamientos
y las pequeñas cosas familiares.
Pero las babas luminosas del tiempo
hicieron su trabajo,
y este exilio se transformo en morada permanente
y en las ventanas de los suburbios
trasnocharon los hombres
su despojado corazón de estaño.

 Águila espectral

                       A Carlos Carbone

 Frente a la gruta de un águila
 el viento clama

 allí quiere mudar su casa
 porque sabe que el nido
 en la cima de la montaña
 tiene el alma y el plumaje
 del primer vuelo

 allí en la cumbre
 el águila planea silenciosa su reinado
 y silenciosa
 en luz
 desciende

 sobre la tierra roja,
 con su pico semilla
 besa los cuarzos blancos, los rosados,
 y otra vez los blancos;
 tras beber del río esmeralda
                                              (su ritual)

 

 se alza emplumando el viento
 puro viento
sobre la amada tierra roja que clama.

Templo de la Luna

Dos serpientes guían la entrada al templo de la luz,
Allí, la piedra abre su cuerpo a la noche sagrada,

bella, lisa y antigua piel
surcando los bordes de un vientre lunar
 Afuera es adentro.
 Arriba es abajo.

 A punto de parir
 penetrada de frescura,
 al fondo de mi cuerpo
 un rayo de luna y otro de sol
 lo recuerdan todo!

 En el imposible del olvido,
 debajo de la piel,
                              de su lisura

 lo vi renacer
 con mis propias piernas.

Pallacta- Cusco. Octubre 2009

arte poética II

poesía son tus ojos
que me miran cansados
al final del día
después de haber visto
durante años
a tantos hombres
que abusaron de tu cuerpo.

el  borracho

                      a un poeta desconocido
 
bebía mi tercer cerveza en un bar de malamuerte
cuando se acercó arrastrando los pies
-¿me daría unas monedas señor?
-¿y para qué son amigo?
-bueno, le aseguro que no son para comprar un litro de leche
-bien, y dígame, ¿qué hace usted de su vida?
- beber ¿y usted señor?
-yo… soy poeta… creo
-ah, no está muy seguro, yo estoy seguro de ser borracho
-de acuerdo y ¿qué hace un borracho cuando está sobrio para hacer de éste mundo perverso y absurdo un lugar mejor?
-mire señor, yo no se muy bien la diferencia entre estar sobrio o borracho, pero de algo estoy seguro, los sobrios destruyeron el mundo
-tiene razón amigo, el poeta es usted, tome este billete, pero con una condición, no lo vaya a gastar en leche -.

Una exorbitancia:
la monogamia.

*
Algo en mí
                  incauta
esa aduana:
mi cólera.

*
Decime que soy un tarado
y oiré que soy un arado
(oiré lo que deba oír
dirás lo que debas decir).

*
Con mi madre
todo anda como mi madre.

a  Pedro Almodóvar

En cada cual se articula improvisándose
la eficacia de un
desesperado.

 a Tennessee Williams

*
Bienes
 
a mis
 
males.

*
“Este local celestial
permanecerá cerrado
durante todo el infierno.”

*
Los amorales
psicópatas
capitalistas
unidos
¿Jamás serán vencidos?

Rolando Ravagliattti – Buenos Aires

Íntimo

Inmensidad de la nada/
recorro tus pasos hacia los pozos ácidos del atardecer.
Y hay universo anónimo de lagunas en el cielo/
Y hay estrellas,  en los charcos de barcas congeladas.
El infinito traza marcas abolladas de existencia.
Desando tus pasos/
                                    y la niebla orada el tiempo íntimo
y agujerea los ocres del otoño.
Luego/
               el COSMOS
Mas allá/

                      el ADIÓS.

 

Cómo se hace

Cómo es posible                                        
vivir sin vivir;
con la patria encendida en tu voz,
acopiando sueños compartidos.
Vivir, con esas alucinadas ganas
vivir, sabiendo
          que todo, en tu voz, es posible.                                     
          y  hacer del canto un camino hacia lo nuevo,
          una forma de crecer, de crecernos, a fin
de que todo cambie.

Credo
 
Creio na significação do espaço
desbravado em ondas
na consecução do plano inferior
da metamorfose entre o sim
e o não na aceitação dos fatos
na proibição do consumido
em dias alternados conforme dito
aos deuses no esquecimento
na marcação da pele em suaves
disputas introduzidas em pontos
de indignação e coragem
elevada ao silêncio da palavra
em desculpa e ausência
no amor ofertado e possuído
como entrega e estrada percorrida
na idealização do reflexo sobre
o espelho estraçalhado em imagens.
 
Pedro Du Bois -  inédito

Pequeños gigantes

 
Somos la terracota         el andamiaje
los pedazos deformes
que buscan su lugar dentro del círculo.
 
Esa opresión del soplo en la mejilla
que avanza       nos sacude      nos desierta.
 
Somos el continente         aquella isla
comparsa en extinción           balde sin agua
tambor de cuero y grasa
a golpes de silencios.
 
Inquietud pretenciosa del insomne
la magia  en el bisel de un calendario
dominó del destino               el infinito.
 
Personajes en celo     que se pierden
bajo arenas del mar     o entre telones
esquivando a la pausa  que incomoda.
 
Nuestros son los gigantes
pequeños            que nos miran   
cuando la brisa mueve su manta
y los despierta
 
                       (debajo
                                el mismo párpado
                                                        construye)
 
©Silsh
(Silvia Spinazzola) - Argentina

El lugar

Los padres de Andrés no son religiosos, por eso inscribieron al chico en una escuela pública que, como se sabe, son laicas. La maestra del niño, creacionista cual Bush, acostumbraba recitar a sus alumnos de jardín de infantes, cada día, el padrenuestro. Pasadas tres semanas, Andrés —de cinco años— preguntó: “¿Mami, adónde tengo que subirme para caer en la tentación?”.

Relaciones primarias

Por aquello del “Plan de Relaciones con la Comunidad”, los niños de la escuela primaria del barrio visitaron la comisaría de la zona. Al terminar el recorrido, el comisario, gentil, dispuso que los chicos fueran regresados a bordo de los autos policiales que aguardaban en la calle. Un pibe de cinco años del jardín de infantes, negándose a subir al patrullero indicado, llorando las palabras, se largó a gritar: “¡A mí no! ¡A mí no! ¡Yo no hice nada! ¿Qué me van a hacer? ¿Adónde me llevan? ¡Llamen a mi papá! ¡Yo no hice nada!”.

Ser... o no

—Ser o no ser —dijo ella.
—Ser dos. Ser juntos —dije. Y se fue.

Ternura

Acaricia al perro como se acaricia a una madre, a un hijo. Se deja lamer la cara con una sonrisa benévola. Su mirada refleja una inconmensurable paz interior. Con los dedos de una mano le rasca el lomo. Con los dedos de la otra, aprieta la cuchilla…
Con la que en cinco minutos degollará a la niña.

Cita a ciegas en Las Violetas

Quedamos para el jueves.
Yo me puse mi mejor pantalón y mi mejor camisa y encaré casi con alegría para el tradicional café Las Violetas, ese viejo refugio del barrio de Almagro, en Rivadavia y Medrano.
Llegué como media hora antes de la cita a ciegas que tenía con una señorita que había contactado a través de un programa de radio que se dedicaba al tema de solas y solos.
Nos reconoceríamos mutuamente porque ella iría con un vestido rojo, del mismo color que mi cabello, dijo, y yo porque tendría una camisa verde, del mismo color que mis ojos, dije mintiendo, y un libro de Pavese en la mano.
Me acomodé en una mesa junto al ventanal que daba a Medrano, no sin antes inspeccionar a las personas que estaban allí y no encontré nada que me llamará la atención; entonces pensé que desde ese lugar tendría buena visión de la puerta de calle para controlar los movimientos.  Respiré aquel aroma a café y me quedé encantado con todos los detalles de ese señorial lugar que fue inaugurado en 1884. Eso me ayudó a pensar en cuántas parejas se habrían formado en ese lugar y sobre esas frías mesas de mármol que ahora contenía mi cortado y que seguramente muchas veces fueron calientes por la contención de la pasión de sus habitantes.
Estaba tan nervioso que me costaba pensar en otra cosa; nunca había pasado por una situación semejante… Si la mujer que espero no me gusta qué hago, me saco la camisa, tiro el libro, hago un pozo en el medio del salón y me entierro; digo: “qué casualidad señorita, pero no soy yo el hombre que usted busca, yo soy un ave de paso, en realidad esta camisa parece verde pero es azul”.
La visión de la ventana me daba una ciudad agitada: bocinas y taxis; y yo aquí esperando una ilusión con vestido rojo, una posibilidad para apagar la soledad.
De pronto una mujer muy hermosa de vestido rojo ingresó al bar, pero su cabellera negra me dijo que no debería ser la esperada. Después, otra mujer de hermosa cabellera roja ingresó al café, pero su vestido negro me dijo otra vez que no, hasta que alguien me tocó el hombro y me dijo con su voz de teléfono: “¿hola vos sos Daniel?”.
Afuera, Almagro entraba a la noche.

findeaño


001ecoediciones_2.gif.gif

Quienes quieran contactarse con Eco Ediciones,para pedir presupuesto de publicación y/o adquirir las ediciones publicadas enviar un mail a bodeguerosdeldiablo@yahoo.com.ar

"ECO EDICIONES"

TITULOS PUBLICADOS

*Ellos - de Magalí Garcea.
*Canto Poema en Flor - de Héctor Celano.
*Bodegueros del Diablo - de Carlos Carbone y Pablo Marrero.
*Los suenos no se inflaman - de Suyai Malen García Gualda.
* Réquiem in pax - de Mauricio H. Andujar.
* Marrón y Plata - de Lina Avellaneda.
* La nieta del presidente - de Corina Avellaneda.
* + de 100 tangos nuevo - de Letrango.
* El Títere - de Juan A. Núnez.
* En la ciudad de Las Artes - de Marcelo Rodriguez.
* Cuentos para matar...el tiempo - de Emilio Fernández Cordón.
* Caminos - de Jorge Asterión.
*Pasajeros del penúltimo - Tren Poemas y cuentos sobre rieles - de Carlos Carbone Gabriela Delgado Emilio Fernandez Cordón Pablo Marrero

* Leyes del terror. Investigación periodística Red Eco Alternativo.
* ... Y dáselo al fuego- de Sonnia de Monte.
* Doce ciudadanos+ uno- de Carlos Carbone.
* Cuentos para matar...te - de Emilio Fernández Cordón.
* Medanales: crónicas y desmemorias - de Gabriel Impaglione.

-RED ECO ALTERNATIVO-de la Cooperativa de Trabajo RED ECO Ltda
boletines@redeco.com.ar - www.redeco.com.ar
Integrante del FORO DE MEDIOS ALTERNATIVOS www.fodema.com.ar
y de la RED NACIONAL DE MEDIOS ALTERNATIVOS
Corrientes 1543- 6º Piso-C.1019.ABI
TEL FAX: (54-11) 5077-8080//5077-8090 int.8454
Ciudad de Buenos Aires - República Argentina
----------------------------------------
AVISO LEGAL
Si usted no desea recibir más información sobre este servicio, envie un mail a boletines@redeco.com.ar Este envío ha sido realizado cumplimentando las normas (IMCR - 005) sobre Direct EMail Marketing establecidas por el Internet Mail Consortium
( http://www.imc.org/) y la ley Nº 25326 de la República Argentina.
Todos los envíos son previamente filtrados contra una lista de exclusión; formada por quienes nos han comunicado no estar interesados en recibirlas (ley 25 326, art 27 inc. 3)
Cualquier observación al respecto por favor póngala en conocimiento de la Dirección de Red Eco
This shipment has been carried out by the rules (IMCR -005) about Direct EMail Marketing established by the Internet Mail Consortium (http://www.imc.org/) and the Republic Argentina`s laws. Any observation about this, please put it into knowledge of Direction of Red Eco
 
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR