La Bodega del Diablo - Septiembre de 2010 - Año X - Número 104
bodega

logo

Boletín cultural de la
Red ECO Alternativo

Septiembre de 2010 - Año X- Número 104

Bodegueros a cargo:
Carlos Carbone y Pablo Marrero

Diseño e imágenes:
Carolina Butron Avalos

ilustracionesperdido.blogspot.com

 

tapa

 

“…desde lejos se te juna  pelandruna abacanada ..” 

                                                                ( del tango Margot )

LA CITA INFATIGABLE


En el hostal la cena se sirve temprano. Las ancianas alineadas tragan pastosos bocados bajo la luz opaca del comedor. Ágil, la asistente se desplaza entre las filas retirando algún plato, llenando otro. A esa hora el silencio cae adormilado, y el tintineo de la vajilla repercute más hondo que durante el almuerzo o la merienda. Poco a poco dejan la mesa: algunas se van  arrastrando los pies con un andador o sostenidas por las mucamas.
Margarita, sin embargo, vuelve sola a su cuarto con el rostro iluminado: es la hora de la cita. Poco le importa la presencia de su compañera: sabe que el rato en que preparan a Luisa para acostarla, dura poco. Las píldoras de rigor, desvestirla, llevarla a orinar, ponerle el camisón, y la enfermera la despacha pronto a la cama. Luisa se sumerge en el sueño y los ronquidos con mansedumbre senil, mientras que las luces del hostal menguan aún más y el silencio se abre paso entre murmullos distantes o alguna demorada en queja.
Margarita y su hora. Sueña todo el día con ese momento. Menuda y orgullosa intenta desasirse de cualquier ayuda, siente que nadie debe tocarla, preparada como está para su cita infatigable.
Sentada en el borde de la cama suelta el rodete; el pelo en cascada sobre el camisón de lanilla le da un aspecto de vieja hada, huesuda y núbil. Mete sus dedos rugosos en el pote de crema de caléndula, se masajea el rostro y los brazos con delicadeza temprana, fervorosa. Luisa ronca en la cama de al lado, quieta como una momia; Margarita se tiende en la suya dejándose cubrir apenas con la frazada, por la enfermera de la noche.
Debajo de su almohada -latiente corazón-  el pequeño grabador a pila. Una y otra vez escucha el cassette; el doctor Morales le ha enseñado con santa paciencia cómo usarlo: hacer la pausa, retroceder, adelantar la cinta.
Sólo entornar los ojos y los tangos comienzan a brotar sensuales, tristes, arrabaleros.


Como todas las noches  el Embassy, rutilante, se abre para ella.
Talle de figurín, Margot entra y una leve suspensión del aire corre entre las mesas. A toda orquesta los danzarines alegran los pasos, y algunas mujeres solas, inseguras, se “retocan” hundiendo el cisne en la polvera. Los hombres se cruzan miradas como estiletes ventajosos saboreando de antemano la cadencia y la cintura de Margot. Ella pasa grácil, platinada, sintiendo en las piernas el fragor del tango que se viene.

“Margot, tu amor me duele en el pecho”  le susurra Eugenio mientras ella esmera  un ocho bien marcado.

“El amor no duele, Eugenio, no seas exagerado,” -  murmura su  boca de carmín pegadita a la mejilla- , el amor es como este prendedor ¿ves?”
Y en el último compás se deshace de sus brazos, lo saca  del escote y se lo entrega: “Tenés que saber mirar, Eugenio: si lo prendés bien el amor luce, mal puesto duele para siempre”.

Y ahí nomás, mientras un tango flor y flor hace cimbrar las lámparas del Embassy, Eugenio guarda en su bolsillo el prendedor de piedras facetadas.

Luisa deja de roncar, pero Margarita nada sabe de eso ahora: levemente inclinada la cabeza sobre la almohada, aprieta el grabadorcito sobre su oreja como si fuera una mejilla varonil que se le ofrece. Manan los tangos otra vez.


En el Embassy, ella es de armiño toda.
Buenos Aires helada, apenas algún tranvía yendo para el Bajo y nadie, aunque es sábado, se anima en la calle. Pero el Embassy destella: hace 5 años que se  inauguró y esta noche es de fiesta. Los habitués tienen mesas reservadas, sólo quedan libres una o dos al fondo, cerca de la escalinata de mármol blanco.
 
Margot entra sola y espléndida; en los ojos de los hombres, esta noche más que nunca, refulge el destello de las luces en sus cabezas engominadas.
  
Atraviesa el salón hacia su mesa, contoneante el terciopelo del vestido, los guantes negros hasta el codo resaltando de su piel el marfil tenue.  Apenas los desliza de los brazos y los posa en la mesa junto al coqueto sombrerito, Argentino Ruiz se le planta delante con su intenso corpachón.

Toda la noche bailará en sus brazos, toda la noche la codicia de las piernas en la pausa estirada de los tangos. Sin beber, sin comer. Bailar y comer los cabellos de la sien, beber la mejilla ardida.  Madrugada ya, sólo ellos en la pista mientras los mozos levantan las mesas y el Embassy apaga su fulgor. Envuelta en Argentino Ruiz, Margot  caminará  casi a ciegas  por las desoladas veredas de frío.

El lado 1 cesa y es abrupto el corte, Margarita se despega del grabadorcito,   y se estira para espiar a Luisa  que yace más quieta que de costumbre.
Se vuelve a recostar y con habilidad da vuelta el cassette. Pero poco escucha ahora… otra imagen sobreviene: Margarita, con su boina azul, en la mercería de Dolores.
 “Si querés bailar tango teñite el pelo y cambiáte el nombre, hacete llamar Margot” casi le ordenaba la mujerona.
Como si fuera un pequeño animal preciado con el que se sueña en la infancia, ella acariciaba el cuellito de encaje que hacía días la tentaba desde la vidriera.   “Ese no, Margarita, para ir a bailar tango no se puede ser romántica…mirá esta cinta de strass, así se va a la milonga” atronaba Dolores con su voz.
De tanto en tanto Margarita necesita recordarse con la boina azul, evocar sus trémulas primeras veces y a los hombres que la amaron. Evocar también a aquellos otros, gavilanes obsecuentes, y a aquellas mujeres como sierpes envidiando su figura.
Pero deja ir esos recuerdos y vuelve a sus tangos que no han de abandonarla, vibrantes ya  en el lado 2 del  cassette.
 Y remonta vuelo; lejos Margarita, muy lejos ya de Dolores, y muy lejos ya de Luisa y su quietud.
Allí en el Embassy, es la rubia Margot.

Y mientras la noche del hostal asola las habitaciones, ella vuelve a acariciar con los ojos,  a  prometer su cintura; vuelve a sentir el divino peso de las miradas en sus piernas; y en su talle la dulce presión de la mano del hombre.

Alicia Grinbank

Del libro Estrip ganador del VI Concurso Nacional Macedonio Fernández

 

marilyn blues


fui creada para el asedio y la maravilla
tengo una carne tan dulce
que ni siquiera se puede morder
porque ni bien me besan
soy azúcar
alcohol
un plañido que no se consuela


para el asedio me hicieron una noche de llena
y demasiado pronto
me pusieron al frío del amanecer
presa en la torre alta de un cuerpo descontrolado
supe los milagros del amor apenas por reflejo


he dormido con armadura
desde el inicio de mis días activos
pude con los cachorros que me crecieron
y el arte de jugar
pero sola permanecí, guardada, intacta
de una pureza que ni yo misma comprendo


nadie dejó marca en esta arena ondeada


donde sigo descalza
y te llamo
y estoy.

potestad

a los doce
me vendió en la feria
plañían las mujeres de la casa
no recuerdo el adiós
sólo al viejo
su mano de lagarto
los billetes
el olor a sopa

nadie elige al cordero
mi padre que se va

debut

salí de corto
de violeta
de golpe


ya no quiero volver
al parque
un camino de miedo
(báncate
princesita idiota)

salí muy maquillada
a lo que venga

les voy a demostrar
tienen culo los ángeles

este maldito invierno
me parte en dos.

ginebra flash

la cruz gamada primero
después su entrada
de cazador
y las botas cerradas

había niebla en el bar
todo fue rápido

montamos hacia la nada
la noche más larga del invierno
el chico malo de la cruz
ajustó el nudo
en el hierro de la cocina
arder a palma abierta
cuánto falta para morir

no mires al amo desnudo
amos y esclavos en soledad
tan cerca el amor y nada

en la puerta
me dio una camisa azul

cubrir el daño
a medias
mi vestido roto.

Marion Berguenfeld

 

"la llave marilyn" premio Casa de las Américas 2008

la llave marilyn

el domingo cuidate
rubia
del teléfono
en el primer llamado estás pintada
al segundo estás verde
en el cuarto muerta

Laura Yasan

 

En El Borde De Las Tazas 

una mujer
se mueve en el denso fluir de sus instintos
sabe quebrar
la cáscara de una intención
una mujer
abarca por fragmentos la totalidad
y nunca es la misma
un hombre
sube al misterio en una extrema progresión
descubre el sentimiento
acorralado en un límite
el resto
lo filtra en el pensar
una mujer
es a la vez su historia
y lo que aún no ha conocido
sabe ordenar lo que no ve
un hombre
arriba al corazón del mundo
en cada vértice de su conocimiento
se instala en lo que ve
y se proyecta
una mujer es todas las mujeres
pero es única
un hombre es todos los hombres
pero es único
un hombre y una mujer
nunca se conocen
saben suponer
saben crear sobre el malentendido
son cada uno
mitad secreto
mitad vacío
un hombre y una mujer
a lo largo de cientos de actos cotidianos
cruzan información
dejan la vida escrita
en el borde de las tazas
cada día se escribe
cada día se lava

 

            Ya salió el nuevo libro de ECO EDICIONES

tapa


Adquirilo
en las presentaciones,
en las librerías o asociate en forma gratuita al
Club del Libro
solicitálo y… te lo llevan a tu casa.
4304-8961
www.club-libro.com.ar

 

Comentamos
Por Montse BertrÁn

comentamos

“Detrás de las máscaras” de SUSANA CABUCHI, Ediciones del Copista, Córdoba, 2008

Nosotros también acompañamos a Momo los cinco días de martirio, de carnaval, de pura poesía en tus versos, Susana.
En los primeros poemas de “Viernes” decís: “Todo asiste a las sombras de la fiesta”…”la fiesta más triste de la tierra…” ”Buscando lo perdido reconocemos nuestras máscaras…”
¿Qué es  hacer poesía, sino reconocer nuestras máscaras? Buscarnos infinitamente en nosotros, a través de los Espejos de los otros. La tristeza y la alegría con sus intensidades acontecen despertándonos en tormentas, torbellinos para que la autogeneración devenga, y las máscaras caigan y mueran.
Para todo poeta es inevitable. Para el Fuego, elemento convocante y convocador, esencial.
En este libro, el Carnaval es la estrategia poética, maravillosa oportunidad que esta gran poeta encuentra,  para que el drama humano sea celebrado con todo su colorido, sus disfraces, sus máscaras, y por supuesto sus personajes. Todos ellos nos recuerdan que no sólo  la Maga de la Lluvia nos purifica y aleja de las sombras. Entre otros, desfilan la Monja, el Dragón, el Diablo, la Vaca, el Mono y el Gigante.
La fiesta del Carnaval comienza un Viernes y termina un Miércoles de Cenizas.
La voz de Susana Cabuchi nos conmueve, allí, en el corazón de esta fiesta humana, transmutadora de sombras y oscuridades, de dolores y gritos en luz y canto, en risa y baile…
Sus poemas  que son reflejo de una Palabra pura, verdadera y transformadora.
Como dice  bellamente el poeta Carlos Carbone: ” Que la poesía te toque/ y la música para siempre/ y los relámpagos por siempre/ y el despertar siempre. “, Detrás de las máscaras”, toca nuestro corazón, y lo ilumina!

Viernes  
 
II

No ignoramos
las equivocas sensualidades
nacidas de las aguas venecianas,
ni la desmesura de Brasil,
su estridencia selvática,
ni los temores del Origen,
ni las orgías que ocultaban las máscaras.

Sabemos
que el rey
               el dios
                           o el hombre
esperará hasta el martes
para morir
y observa, mudo,
la tenacidad del desfile

Su palabra despierta,
su desafiante humor,
le han deparado
doble pena:
la expulsión del Olimpo
y el fuego sobre nuestro planeta.

¿Quién podrá reír en nuestras vísperas?

Sábado

Mono        

Deslucido y marchito
       ejemplar
   de una etapa
que no definió Darwin,
usa un traje heredado
por abuelos y nietos.
    Dónde la selva,
los caudalosos ríos abismales,
los altos árboles
entregados al zumbido del mundo
para este remedo taciturno,
humillado
por el áspero trabajo
de la herrería en la forja
todas
         las prisiones.

Martes

Entierro del Carnaval

II

Es medianoche. Momo gime.
Sabe que están
        sacrificándolo
en distintos lugares a la vez.
Que todos los años será igual .
Mira la luz de sus heridas,
siente los fuegos
de artificio en las entrañas.

-Madre, por qué me has abandonado?

La Noche responde
con una invasión de mariposas negras.

Miércoles de cenizas
 
I
 En el final del fuego
 nos reunimos.
 El aire
 de las primeras horas
.del miércoles
 recibe también a la gitana,
 a los jóvenes enfermeros
 que pasearon –todas las noches
 boca arriba- al enyesado,
 al negro del candombe,
 la momia, la bruja, el árabe,
 los escolares con sus vestuarios
 de las fiestas patrias,
 la lavandera con un gran atado
 de ropa
 sobre la cabeza,
                          recordando
 el río,
 el agua que llegaba
 cantando a sus rodillas.

           II

Pasan los trenes hacia el norte.
Desde las ventanillas encendidas
otras máscaras miran. 

Nosotros esperamos
que se aquiete el humo,
para preservarlas
en pequeñas bolsas de cretona
que hicimos en diciembre.
Hay que guardarlas
en cajas de costuras,
en roperos, entre frutas o sábanas
Para que Momo no se vaya
-no del todo – con sus dones:
reprobar la ignorancia, 
enfrentar a los hipócritas
y burlar a los necios.

El verano terminará pronto.
debajo de la rueda
que lo mantuvo atado
frente a la Estación
El niño ofrenda
una corona  de hojas verdes.
El rey
         o el dios
                        o el hombre
nada promete.

Pero creemos
que alguna vez
                       traerá  la lluvia.   

SUSANA CABUCHI, nació en Jesús María, Córdoba, en 1948. Ha publicado los libros de poesía  “El corazón de las manzanas”  (E. y G. Editores, Córdoba, 1978);  “Patio solo “(Alción, Córdoba, 1986); “Álbum familiar “(Alción, Córdoba, 2000); “El dulce país y otros poemas “Min. De Educación, Ciencia y Tecnología, Bs. As. , 2004). Ha recibido distinciones en nuestro país y en el Extranjero, integra numerosas Antologías y sus textos han sido traducidos al francés, italiano, portugués y árabe.

ÚLTIMOS LIBROS RECIBIDOS

MENU EJECUTIVO / JORGE LUIS ESTRELLA / EDICIONES MUESTRARIO

ANGELES CAIDOS / NANCY MENDOZA / VALLENAR CHILE

EL TERCER ESCALON / NANCY MENDOZA / EDICIONES MEDIODIA EN PUNTO, CHILE

EL VERSO TOMA LA PALABRA / 33 POETAS ARGENTINOS DE HOY / UNIVERSIDAD AUTONOMA DE NUEVO LEON (MEXICO)

EUFONIA / ANTOLOGIA DE POETAS Y NARRADORES DEL OESTE / SADE OESTE BONAERENSE

CONTROL SOBRE MIS OJOS / SEBASTIAN OLASO / YAGUARON EDICIONES

CABEZA TRONCO EXTREMIDADES / MARCOS SILBER / EL MONO ARMADO

RECUSACIONES / DANCIZO TORO / EL MONO ARMADO

EL LUGAR / RITA KRATSMAN / EL MONO ARMADO



EDITORIAL

Quienes quieran contactarse con Eco Ediciones,para pedir presupuesto de publicación y/o adquirir las ediciones publicadas enviar un mail a ecoediciones@redeco.com.ar

"ECO EDICIONES"

TITULOS PUBLICADOS

*Ellos - de Magalí Garcea.
*Canto Poema en Flor - de Héctor Celano.
*Bodegueros del Diablo - de Carlos Carbone y Pablo Marrero.
*Los suenos no se inflaman - de Suyai Malen García Gualda.
* Réquiem in pax - de Mauricio H. Andujar.
* Marrón y Plata - de Lina Avellaneda.
* La nieta del presidente - de Corina Avellaneda.
* + de 100 tangos nuevo - de Letrango.
* El Títere - de Juan A. Núnez.
* En la ciudad de Las Artes - de Marcelo Rodriguez.
* Cuentos para matar...el tiempo - de Emilio Fernández Cordón.
* Caminos - de Jorge Asterión.
*Pasajeros del penúltimo - Tren Poemas y cuentos sobre rieles - de Carlos Carbone Gabriela Delgado Emilio Fernandez Cordón Pablo Marrero
* Leyes del terror. Investigación periodística Red Eco Alternativo.
* ... Y dáselo al fuego- de Sonnia de Monte.
* Doce ciudadanos+ uno- de Carlos Carbone.
* Cuentos para matar...te - de Emilio Fernández Cordón.
* Medanales: crónicas y desmemorias - de Gabriel Impaglione.
*Medios y poder en Venezuela. Aporrea y la prensa comunitaria - de Modesto Emilio Guerrero

-RED ECO ALTERNATIVO-de la Cooperativa de Trabajo RED ECO Ltda
boletines@redeco.com.ar - www.redeco.com.ar
Integrante de la RED NACIONAL DE MEDIOS ALTERNATIVOS
Corrientes 1543- 6º Piso-C.1019.ABI
TEL FAX: (54-11) 5077-8080//5077-8090 int.8454
Ciudad de Buenos Aires - República Argentina
----------------------------------------
AVISO LEGAL
Si usted no desea recibir más información sobre este servicio, envie un mail a boletines@redeco.com.ar Este envío ha sido realizado cumplimentando las normas (IMCR - 005) sobre Direct EMail Marketing establecidas por el Internet Mail Consortium
( http://www.imc.org/) y la ley Nº 25326 de la República Argentina.
Todos los envíos son previamente filtrados contra una lista de exclusión; formada por quienes nos han comunicado no estar interesados en recibirlas (ley 25 326, art 27 inc. 3)
Cualquier observación al respecto por favor póngala en conocimiento de la Dirección de Red Eco
This shipment has been carried out by the rules (IMCR -005) about Direct EMail Marketing established by the Internet Mail Consortium (http://www.imc.org/) and the Republic Argentina`s laws. Any observation about this, please put it into knowledge of Direction of Red Eco
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR