“Tenemos que lograr nuestra libertad” Imprimir E-Mail
Thursday, 18 de February de 2010
Entrevista a Rosa Amanda Asijak integrante de la comunidad Qom La Primavera


¿Cómo cambió la vida de su familia, de la comunidad el hecho de que la policía esté ahí metida?
Nosotros aunamos a nuestros hermanos -algunos vienen de lejos- y nos quedamos en nuestras casas. En especial a mi hogar siempre lo rodea la policía, entonces mis hermanos se quedan y nosotros juntamos alimentos para compartir con nuestros hermanos que nos ayudan.

retrato_amanda_asijak_02.jpg¿Cómo se organizan las mujeres, qué función tienen las mujeres y los hombres en ese momento que viene la policía?
Las mujeres siempre están despiertas. Y nosotros organizamos, juntamos lo que necesitamos y lo compartimos. Son días difíciles. Yo no puedo dormir, no puedo sentir el hambre, porque tengo miedo que le pase algo a mis hijos a mis hermanos, porque hay mucha policía antimotines que el gobernador [NdR: Gildo Insfrán] siempre manda.

¿Amanda, qué es para ustedes la tierra?
La tierra es de nuestros abuelos, que han padecido mucho, y viene ese muchacho paraguayo y quiere quitarnos nuestra tierra, agarra nuestra tierra y la vende a otros criollos. No tiene título. Siempre anda con los intendentes de Laguna Blanca que son peronistas y lo ayudan, y negocian nuestras tierras. Los paraguayos se llaman Cecilio y Cergio Celía. Ellos siempre permanecen en nuestros caminos y a veces me da miedo, a veces no duermo a la noche.

Los organismos municipales, provinciales, ¿han hecho algo al respecto?
No, nada, totalmente nada, mandaron a la policía siempre.

¿Cuál es el objetivo de esta visita a Buenos Aires?
Agradezco a unos amigos que mandaron el pasaje. Yo estoy llevando esta causa, porque nosotras como mujeres tenemos que levantar esta causa. No sólo los hombres que saben hablar, nosotras también tenemos que seguir luchando hasta que cumplan los derechos de los aborígenes.

¿Cómo se están organizando?
Organizando asambleas, conseguimos algo para el teléfono, para comer, vendemos bolsos, costureros, lo que sea. Y juntamos monedas para poder comprar cosas para cocinar a nuestros hermanos. No le pedimos a la municipalidad que nos entreguen alimentos, a veces aparecen las cajas, pero no sirven tienen muchos bichos, gusanos. Eso no sirve para comer, para mí comer eso es muy peligroso.

¿Y los niños qué dicen de todo esto?
Los niños siempre están presentes cuando nosotros hacemos las reuniones y les gusta filmar, grabar, hacer algo. A veces los chicos no tienen ropita, pero nosotros siempre compartimos.
Los chicos nunca salen, nosotros les explicamos que no tienen que salir, porque hay mucha policía y los pueden lastimar, entonces se quedan.

¿Todavía no les prometieron devolverles tierras o sacar a la policía?
No, todavía no. Pero tenemos que seguir hasta lograr que nos den nuestras tierras, tenemos que lograr la libertad. Eso es muy importante para mí, como madre. Siempre pienso en mis hijos, no los quiero ver sufrir como yo sufro.
Y así terminaba nuestra conversación con la mujer de ojos fijos y oscuros, pelo lacio negro y la piel marcada por el sol. La misma que había comenzado cuando Amanda Asijak decía “Ahora no estamos bien, estamos sufriendo hace muchos años el tema del agua y de la tierra. Estoy muy preocupada porque siempre veo a mis hijos detrás mío, porque no quiero ver a mis nietos que sufran lo que estamos sufriendo ahora. Por eso estoy llevando esta lucha más fuerte y más pesada para mí”.

Entrevista Red Eco : Cecilia Rovito y Natalia Pastor.
Fotos: Natalia Pastor - Red Eco

 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR