Bancos que bloquearon finanzas cubanas invirtieron en bombas de racimo Imprimir E-Mail
Wednesday, 14 de April de 2010
El Union Bank of Switzerland (UBS) y el Credit Suisse, dos de los mayores bancos de Suiza que cerraron todas las transacciones con Cuba por presión de EEUU, forman parte de la lista de las instituciones financieras acusadas hoy de suministrar al menos 43 000 millones de dólares en inversiones y servicios a siete productores de bombas racimo.
(Cubadebate) Suiza - Varias ONG en Ginebra denunciaron que UBS, Credit Suisse y otras instituciones financieras de 15 países -bancos internacionales como Goldman Sachs, Bank of America, BlackRock, y otros hasta sumar 146 entidades- prestan servicios de inversión a fabricantes de estas armas e integran lo que llamaron la “lista de la vergüenza”. La mitad son instituciones con sede en Estados Unidos.
UBS facilitó inversiones al menos a cuatro empresas productoras de bombas de racimo y Credit Suisse a tres que fabrican este tipo de armas, generalmente mortales. Muchas submuniciones no explotan y se convierten en minas de gran peligro para la población civil. Su remoción es una tarea cara y altamente peligrosa.
“Es inaceptable que instituciones financieras líderes sigan invirtiendo en armas que serán prohibidas por la ley internacional”, denunció la Coalición contra las Municiones de Racimo (CMR).
En agosto entra en vigor una convención internacional que prohíbe las bombas de racimo. Fue firmada por 104 países y ratificada por 30 hasta ahora. Algunos países productores aún no la han firmado, como Estados Unidos, China, Israel, Corea del Norte y Rusia.
Se estima que firmas como Alliant Techsystems, Hanwha y Lockheed Martin producen estas bombas.
Tanto UBS como Credit Suisse, que no tuvieron reparos en financiar este tipo de armas, consideraron a Cuba un país “sensible” y se plegaron a las presiones del gobierno norteamericano para bloquear a Cuba.
Desde el 2005, UBS cesó el servicio que prestaba de cuenta corriente en dólares y francos suizos al sistema bancario cubano y comenzó a rechazar todas las operaciones con los Bancos del país, después de recibir amenzas de sanciones de la Oficina de Activos Extranjeros (OFAC), adscrita al Departamento del Tesoro norteamericano.
Falta de transparencia
La Coalición contra las Municiones de Racimo (CMR)  denunció que la “falta de transparencia” en la industria de armas impide tener información completa sobre las implicaciones de otros bancos.
“Las bombas racimo que han matado y herido a miles de civiles en los últimos 40 años continúan haciéndolo tras el fin del conflicto”, advirtió CMR.
Para evitar el suministro de capital a los fabricantes, la CMR impulsará leyes nacionales en diferentes países para prohibir a las instituciones financieras hacer negocios con las empresas que fabrican estas bombas.
Bélgica, Irlanda, Luxemburgo y Nueva Zelanda ya prohibieron la inversión en productores de bombas racimo. Legisladores en Suiza evalúan una iniciativa similar.
Las bombas racimo se dividen en submuniciones en un área amplia.
Este tipo de bombas se ha usado en Cercano Oriente y Asia, como en el ataque israelí contra Líbano en 2006 y en la guerra Rusia-Georgia de 2008, según la ONG Human Rights Watch.
Según la ONU, citando un estudio de 2007 de Handicap International, las bombas racimo suelen ser las principales causantes de muertes de civiles, como fue el caso de Iraq en 2003 o el de Kosovo en 1999.
En Líbano, este tipo de arma causó la muerte de 200 civiles durante el año posterior a la firma del alto el fuego con Israel.
En Laos, se calcula que hay entre 9 y 27 millones de unidades de esta munición en el suelo sin explotar. Unos 11 000 civiles del país (el 30 por ciento de ellos niños) resultaron muertos o heridos a causa de estas armas.
 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR