Elecciones en SanCor Rosario: contra los despidos, el vaciamiento patronal y la burocracia Imprimir E-Mail
Thursday, 10 de June de 2010
El Ministerio de Trabajo de Santa Fe dictó una nueva conciliación obligatoria por el despido de 5 obreros del depósito Rosario de SanCor, medida no acatada por la empresa. En medio del conflicto, y a pesar de las amenazas del sindicato ATILRA (CGT), se realizó la elección de delegados convocada por la CTA.
(Red Eco) Rosario - El 17 de mayo pasado la empresa SanCor despidió a 5 trabajadores del Centro de Distribución Rosario, argumentando "alteración del orden interno". Sin embargo los obreros denunciaron esto como una maniobra clara de persecución gremial. Dos de los despedidos son activistas y candidatos opositores a la conducción nacional de la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (ATILRA), perteneciente a la CGT, y otro de los despedidos fue dirigente de la Seccional Rosario del Gremio, disuelta luego de los brutales ataques promovidos por el Sindicato liderado por Héctor Ponce en noviembre y diciembre de 2009.
Ese mismo día, el Ministerio de Trabajo provincial dictó la conciliación obligatoria con retroacción a las 00 horas del 17 de mayo. El martes 8 de junio se realizó una nueva reunión en la sede de la cartera laboral con la presencia de delegados y representantes legales de los obreros, representantes de la patronal, el Secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina Regional Rosario, Jorge Acedo, y el Director Provincial de Relaciones Laborales, Mario Gaggioli. La empresa ofreció indemnizar a los despedidos, a lo que los trabajadores se opusieron rotundamente. El ministerio dictó entonces una nueva conciliación hasta el 30 de junio.
La empresa incumplió el dictamen oficial, al cerrar por tres días la planta de distribución. A ello se sumaron las maniobras de SanCor y de ATILRA para boicotear las elecciones de delegados que finalmente se realizaron hoy jueves. El mandato de los representantes gremiales había vencido en el mes de marzo, y a pesar de los reiterados pedidos de los trabajadores, el Gremio se negó una y otra vez a convocar a elecciones.
La cúpula dirigencial de ATILRA no se manifestó en contra de los 5 despidos, ni se hizo presente en ninguna de las instancias de mediación. Los trabajadores denuncian la complicidad del gremio con la empresa, para facilitar el cierre de la planta distribuidora de Rosario y liquidar al fuerte activismo que aun resiste tanto allí como en COTAR, empresa comprada por SanCor en 1998 y que hoy se encuentra prácticamente quebrada.
Pero para entender el conflicto y el accionar patronal con la absoluta complicidad de ATILRA, vale reseñar algunos de los hechos más salientes que se produjeron desde 2008, entre ellos los violentos ataques a la seccional Rosario del gremio, de clara tendencia opositora, incidentes que derivaron en la disolución de dicha seccional y la expulsión de su mesa directiva.

ATILRA, fuerza de choque de las patronales
Hacia finales de 2008 la seccional Rosario del Sindicato –opositora a la conducción nacional y hoy disuelta- impulsó una serie de reclamos para sostener las fuentes de trabajo de COTAR, subsidiaria de SanCor. El 27 de noviembre de 2008, un grupo de 300 personas encabezadas por patotas de choque al servicio de Héctor Ponce ingresó por la fuerza al Centro de Distribución Rosario de SanCor y golpeó a trabajadores y delegados. Días después, el 3 de diciembre, la empresa liberó de sus puestos a 900 trabajadores. Ese mismo día, una columna enorme de casi 1.000 personas, la mayoría trabajadores de la empresa, irrumpieron en la sede de la Seccional Rosario en el momento en que se realizaba un acto en repudio a las agresiones del 27 de noviembre, golpeando y agrediendo a los activistas que allí se encontraban. Dicha jornada tuvo como saldo un muerto y una decena de heridos.
Acto seguido, las autoridades nacionales de ATILRA decretaron la intervención de la seccional y a fines de diciembre, en una asamblea extraordinaria se concretó la disolución de ATILRA Rosario. Los trabajadores pasaron a depender de las Seccionales El Trébol y la recientemente creada Totoras. Esta maniobra divisoria, avalada por el Ministerio de Trabajo, fue ratificada en el mes de mayo con la convocatoria a elecciones departamentales en las cuales se impusieron representantes afines a la dirección nacional. Semanas antes, una nueva Asamblea Extraordinaria había decidido la expulsión de seis de los Secretarios de la disuelta Seccional Rosario.
Durante 2009, los obreros de COTAR protagonizaron un importante conflicto a raíz del no pago de salarios por parte de la empresa. La seccional El Trebol no concurrió en reiteradas oportunidades a las conciliaciones obligatorias, dejando a los trabajadores librados a su suerte. Hacia principios de 2010 los trabajadores de COTAR acumulaban tres meses sin cobrar sus salarios.
En el mes de enero vencieron los mandatos de los delegados de COTAR. Lo mismo ocurrió en marzo con los delegados del Centro de Distribución SanCor Rosario. ATILRA se negó una y otra vez a convocar a elecciones, a pesar de los reiterados pedidos, cartas documento y reclamos en el Ministerio de Trabajo.

Elecciones finalmente
Ante esta situación, un número importante de trabajadores de SanCor decidieron afiliarse a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA). Las elecciones fueron finalmente convocadas y realizadas hoy jueves, a pesar de las maniobras y amenazas de la empresa y del Gremio.
La semana pasada, Héctor Ponce, afirmó que la convocatoria constituía “una absurda interferencia en la vida institucional de nuestra entidad” y que “vamos a defender a rajatabla nuestro derecho a elegir nuestros Delegados en la Industria Lechera”. Todo hacía suponer que se repetirían hechos de violencia como los de finales de 2008.
Para colmo, ATILRA amenazó con convocar a un paro nacional para el mismo día de las elecciones, sin dar a conocer los motivos. Aunque circularon rumores de reclamos salariales, hace poco hubo un acuerdo salarial entre el gremio y la cámara patronal, por lo cual un paro efectivo hubiera violado lo acordado. Los trabajadores despedidos denunciaron que en muchas empresas del sector, la propia patronal informó a sus empleados que el jueves 10 les daría asueto pago. El cierre de la planta por 3 días decretado por la patronal de SanCor –lo cual implicó la violación de la conciliación obligatoria- habría ido en este mismo sentido: boicotear las elecciones de delegados. Durante los días previos a la elección también circularon rumores de que se contratarían patotas para movilizar hacia Rosario.
Finalmente, ninguna de estas movidas fue efectiva. A partir del enorme apoyo de organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos que se solidarizaron con los despedidos y que dieron su apoyo a las elecciones, estas pudieron llevarse a cabo. A ello hay que sumarle que la semana pasada, el Concejo Deliberante de la ciudad de Rosario aprobó por unanimidad una declaración impulsada por el Concejal Edgardo Falcón (Partido Socialista), manifestando “su adhesión a la lucha de los trabajadores por conservar intactas las 100 fuentes de trabajo” y denunciando los intentos de vaciamiento y cierre por parte de la patronal. El Secretario de Seguridad provincial, Horacio Ghirardi, presionó directamente sobre SanCor para forzarla a desactivar la agresión. A último momento, la patronal ordenó a Ponce abortar el ataque.
Los obreros de SanCor pudieron elegir democráticamente a sus delegados de base, y aunque posiblemente ATILRA y la empresa intenten impugnar los comicios, este es un claro avance en la lucha por la reincorporación de los despedidos, contra los ataques de la burocracia de Ponce, los intentos de vaciamiento de la patronal, y por la defensa de los puestos de trabajo de las 300 personas que se emplean en las plantas de COTAR y el Centro de distribución de Rosario.

Fuentes: Indymedia Rosario/Anred/APDH Rosario/Programa “Los Locos de Buenos Aires” (Fm La Tribu)
 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR