Costa Rica: Una gigantesca base militar Imprimir E-Mail
Thursday, 29 de July de 2010
La ocupación militar del territorio costarricense, la instalación un centro de radares en el aeropuerto militar en El Salvador, la reapertura de 8 bases militares en Panamá, la inauguración en abril último de una base en Honduras, son muestras del avance militar de Estados Unidos en la región.
La ocupación militar de Centroamérica se suma a las bases en Colombia, Guyana, Puerto Rico, Haití y el despliegue de la IV flota. Ocupación militar y represión.
Pero con la apátrida decisión de sumar a Costa Rica a la estrategia geopolítica norteamericana, no termina la cosa. Con el apoyo de medios de comunicación, la administración Chinchilla inauguró su gestión alentando la campaña tendiente de criminalización de la protesta social con la que se despidió el Nóbel de la paz, Oscar Arias.
Cualquier manifestación de inconformidad por parte de de sindicatos, estudiantes y  comunidades organizadas con las recetas neoliberales de privatizar y expoliar los recursos naturales, ha sido reprimida con desproporcionada violencia.
Varias manifestaciones pacíficas han sido infiltradas por elementos de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), controlada por el Ministerio de la Presidencia, para provocar disturbios y justificar la represión que luego es aplaudida por los medios comerciales de información propiedad del capital nacional y transnacional.
Una de las principales víctimas de la violencia policial ha sido la Universidad de Costa  Rica (UCR), junto con sindicatos como el de trabajadores portuarios del Caribe, que ha librado una batalla en contra de la privatización de los puertos.
El encono de la derecha costarricense contra el principal centro de educación superior de carácter público, está relacionado con la oposición que el Consejo Universitario y la Rectora han ejercido en contra del modelo neoliberal en el país, el saqueo de los recursos naturales, el despojo del agua a comunidades en beneficio de mega proyectos turísticos y la expansión inmisericorde del monocultivo de la piña.
Fuente: Juan Carlos Cruz-Barrientos - Comunicador social
 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR