Las tierras para nos(otros) Imprimir E-Mail
Thursday, 14 de October de 2010
En Punta Querandí, una empresa inmobiliaria, denunciada de estar vinculada al Opus Dei, intenta seguir avanzando para arrasar con un sitio arqueológico en el que se encuentran restos milenarios de los primeros pobladores originarios de la provincia de Buenos Aires.
(Fabiana Arencibia-Red Eco) Provincia de Buenos Aires-  “Vengan a invertir, fijamos reglas claras, queremos que inviertan porque con inversión hay crecimiento y con crecimiento hay trabajo para nuestros vecinos”. Esto fue lo que el actual intendente del Municipio de Tigre les dijo a empresarios inmobiliarios. Fue en agosto de 2009, un mes después de dejar su cargo como Jefe de Gabinete de la presidente Cristina Fernández.
Sergio Massa presentaba entonces el “Master Plan” de inversiones para el Delta, zona en la que avanzan grandes inversores del mercado inmobiliario construyendo barrios cerrados y arrasando con tierras y con el ecosistema.
Colony Park, Santa Mónica, Isla del Este, Alba Nueva, Santamaría de Tigre, Poblado Isleño, son empresas de mega emprendimientos que siguen el camino iniciado por la primera gran ciudad privada en la zona: el Nordelta. 
Por suerte existe resistencia organizada ante esta depredación de los “hombres de cemento”, como es el caso de la Asamblea Delta y Río de la Plata.
acampepuntaquerandi.jpgEl avance del negocio inmobiliario es sobre las islas y el  territorio continental, en el mismo Municipio de Tigre. En este último caso, hablamos de un predio de alrededor de 2 hectáreas ubicado entre la calle Brasil y el arroyo Marín, conocido como Punta Canal o Punta Querandí. Allí, desde hace 8 meses acampan integrantes del Movimiento de Defensa de la Pacha para evitar que el predio se privatice.
No se trata de una actitud que “viene por el lado de no querer aceptar las bondades del régimen jurídico que permite la propiedad privada”, tal como manifestó Jorge O’Reilly, uno de los directivos de la empresa EIDICO, que pretende arrasar con estas tierras.  Sino que son un sitio arqueológico en el que descansan restos milenarios de los primeros pobladores de la provincia de Buenos Aires: los indios Querandíes. 
Pero, además, el lugar corresponde a una extensión mucho más grande de miles de hectáreas de humedales y zonas rurales “que han sido entregados por la intendencia anterior y la actual de Massa para el mercado de los barrios privados náuticos”, denuncian los integrantes del Movimiento.
puntaquerandi.jpg
Hace más de dos años que los pobladores resisten ante la instalación de alambrados, portones, seguridad de todo tipo. El lunes 4 de octubre apareció destruida, por tercera vez, la Apacheta (altar indígena) que había sido levantada el 29 de agosto como cierre del mes de la Pachamama. Pero en esta ocasión los responsables fueron dos directivos de la empresa EIDICO, que intenta construir el Complejo Villa Nueva en estas tierras. Ese mismo día trascendió que operarios de los camiones que trabajan para esta empresa, tenían la orden de rellenar todo el predio. Nuevamente fue la resistencia de un cordón humano que logró frenar el intento y los camiones dejaron de ingresar tierra al lugar.
Pedro, integrante de este Movimiento, comentó a Red Eco que ayer miércoles apareció el Ejército - “gente del Batallón 601”- a desmontar un puente que cruza el arroyo Garín, y que fue instalado en el mismo lugar donde la empresa hizo destruir otro para avanzar con el relleno del predio. 
“Se dice que la empresa le debía plata al Ejército por el alquiler de ese puente”, dijo Pedro. Sin embargo, quienes están acampando, junto con la presencia solidaria de vecinos, estudiantes y las gestiones de algunos legisladores nacionales y provinciales con la Ministra de Defensa Nilda Garré, contribuyeron a parar al Ejército y evitar quedar aislados.
Los terrenos en conflicto fueron transferidos en dos boletos de compra-venta en abril de  2007 sin tener en cuenta su importancia social e histórica para los pobladores en general y para los originarios del Gran Buenos Aires, en particular. Los pobladores denuncian irregularidades en estas operaciones. Pero además reclaman tanto al intendente Massa como a la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) que tomen cartas en el asunto.
Estas tierras pertenecen al ONABE (Organismo Nacional de Administración de Bienes) y por lo tanto son de patrimonio nacional. Pero además los pobladores aseguran que en los boletos de compra-venta existe una cláusula que habilita al Municipio a reclamar parte de las tierras para calles, plazas y otros espacios públicos sin tener que resarcir a la empresa. Por otra parte, EIDICO necesita de habilitación municipal si quiere avanzar con el proyecto.
El 23 de setiembre de este año el presidente de ADIF dio respuesta a su reclamo y dijo que lo iba a analizar. Por eso le están exigiendo al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) que se pronuncie ante el ADIF para pedir que Punta Querandí no sea privatizada. Y además piden un compromiso por escrito del gobierno de Tigre para que EIDICO no pueda continuar con las obras.
“El asesor legal del municipio, Javier Bosch, es familiar de los directivos de EIDICO; el subsecretario de Planeamiento Urbano, Pablo Dameno, fue directivo de EIDICO hasta el 2007 y estuvo involucrado en la transferencias de las tierras en conflicto; el actual intendente Sergio Massa, cuando estuvo al frente de la Jefatura de Gabinete de la Nación (junio 2008- junio 2009) nombró como asesor a Jorge O´Reilly, mandamás de EIDICO”, dice el Movimiento.
Difícil batalla ante el poder político que, como suele suceder, se entrelaza con el poder empresarial y el de la Iglesia Católica a través de una empresa denunciada de estar vinculada con el Opus Dei.

 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR