Etiopía vende sus tierras a pesar de la hambruna Imprimir E-Mail
Thursday, 28 de July de 2011
Una investigación de Survival ha revelado pruebas alarmantes de que algunas de las tierras de cultivo más productivas de Etiopía les están siendo arrebatadas a los pueblos indígenas locales y arrendadas a empresas extranjeras para el cultivo y la exportación de comida, mientras que miles de sus ciudadanos pasan hambre en medio de la devastadora sequía que afecta a la región.


(Survival/GuinGuinBali/ Thomas Mountain - Afrobeat Radio) Etiopía - Enormes extensiones de tierra fértil en la zona del río Omo, en el sureste de Etiopía, se están alquilando a empresas malasias, italianas y coreanas. Así lo asegura al menos la ONG Survival, según la cual, estas tierras también están siendo despejadas para la creación de vastas plantaciones de propiedad estatal para la producción de cultivos destinados a la exportación, a pesar de que 90.000 indígenas de la zona dependen de ellas para su supervivencia.
africahambrejulio2011_1.jpg
Además, según la información que facilita la ONG, el Gobierno tiene previsto aumentar la cantidad de terreno que debe ser despejado hasta, al menos, las 245.000 hectáreas, en gran parte para plantaciones de caña de azúcar.
La sequía que afecta a la región, la peor de los últimos sesenta años, ha llevado a millones de personas a pasar hambre. Las tribus del valle del Omo están, por ahora, en una situación relativamente segura. Sin embargo, el Gobierno las considera “atrasadas” y está decidido a “modernizarlas”: quiere que dejen de ser agricultores, pastores y cazadores autosuficientes para convertirse en trabajadores de las enormes plantaciones, según denuncia Survival, la cual, añade que "también es posible que simplemente se los expulse de sus tierras".
Parte de este plan implica construir una serie de presas en el río Omo, entre ellas la presa de Gibe III, que será la mayor presa de África. A continuación se construirán cientos de kilómetros de canales de riego que desviarán las aguas que hasta ahora eran fuente de vida, lo que dejará a la población indígena sin la inundación anual de la que
africahambrejulio2011.jpgdependen sus cultivos.
Según la ONG Survival las comunidades locales son intimidadas para que no hablen con foráneos o periodistas, y "no ha habido un verdadero proceso de consulta previa". Una persona que visitó recientemente la región dijo a Survival que el Gobierno y la policía están estrechando el cerco, encarcelando y torturando a los indígenas y violando a las mujeres, para que no se opongan al robo de tierras. Un indígena contó a este visitante: “Ahora la gente vive con miedo, tienen miedo del Gobierno. Por favor ayuden a los pastores del sur de Etiopía, están muy amenazados”.
El director de Survival International, Stephen Corry, ha declarado al respecto que “los indígenas del valle del Omo no son ni ‘atrasados’ ni necesitan que los ‘modernicen’: forman parte del siglo XXI tanto como las multinacionales que quieren apropiarse de sus tierras. La tragedia estriba en que forzarlos a convertirse en jornaleros llevará, casi con toda seguridad, a una drástica reducción de su calidad de vida y los condenará al hambre y a la miseria, como ya les sucede a muchos de sus compatriotas”.
Compra tanques mientras la gente se muere de hambre
Según el primer ministro, Meles Zenawi, Etiopía va a comprar 200 tanques de batalla a Ucrania, por valor de más de 100 millones de dólares. Esta compra coincide con el anuncio, un día antes, de la oficina británica de ayuda exterior de una donación de 60 millones de dólares de ayuda de emergencia alimentaria a Etiopía.
Qué excusa puede hacer falta para preguntar, ¿necesita Etiopía 200 tanques? No existe ninguna posibilidad real de invasión de Etiopía por parte de ningún país vecino, considerando que este país ya tiene el mayor y mejor equipado ejército de África.
Una de las principales razones dadas es que Etiopía necesita 200 tanques para llevar a cabo la lucha contra las campañas de contrainsurgencia contra los levantamientos étnicos, que cada vez se producen en más partes del país.
africahambrejulio2011_2.jpg
400 organizaciones contra la megapresa
Unas 400 organizaciones han firmado una petición en contra de la presa más alta de África. La presa, según denuncia Survival Internacional, pone en peligro la forma de vida de al menos ocho pueblos indígenas, unas 300.000 personas, mientras supone un goloso negocio para China, Europa y EEUU involucrados en su construcción.
La presa Gibe III destruirá los patrones de inundación naturales que son vitales para los métodos de cultivo de los pueblos indígenas del Omo. Aunque el Gobierno asegura que una “inundación artificial” solucionará el problema, los constructores de la presa revelaron el año pasado sus planes para que las tribus “cambien de la agricultura basada en la retirada de la inundación a formas de agricultura más modernas” tras un periodo de transición.
El Gobierno etíope también ha destinado 180.000 hectáreas de tierra en el valle del Omo para inversión agrícola, parte de las cuales están en los territorios de los pueblos indígenas nyangatom, karo y mursi, los cuales, no han sido consultados sobre el arrendamiento de sus tierras a inversores extranjeros. Las tierras se dedicarían a la producción a gran escala de cultivos para la exportación, especialmente biocombustibles, que se regarán con el agua de la presa.
 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR