Trabajadores de Mecca Castelar en defensa de sus puestos de trabajo. Imprimir E-Mail
Friday, 20 de April de 2012
taranto.jpg
La autopartista del Oeste bonaerense adeuda salarios, aguinaldo y aumento acordado en paritarias. Los trabajadores definieron realizar un paro con permanencia en el lugar de trabajo para garantizar la integridad de máquinas y equipos.
Los trabajadores de la autopartista Mecca Castelar, propiedad del grupo multinacional Taranto, denuncian que luego de meses de reclamos por el pago de los salarios adeudados, denuncias de la quiebra fraudulenta de la empresa ante el Ministerio de Trabajo y reuniones con la Ministra de Industria, les siguen adeudando tres quincenas, el aguinaldo y 900 pesos acordados en paritarias 2011 con la UOM.
Según sostienen los trabajadores,  “esta situación está afectando la subsistencia de nuestras familias, entendemos que hemos puesto toda la voluntad para encontrar una solución al problema.  Pero los trabajadores no somos responsables de la crisis ni tenemos por qué pagar los malos manejos empresarios”.
El conflicto en la fábrica, es de larga data, se inició cuando Mecca Castelar presentó el procedimiento preventivo de crisis “supuestamente por la baja de trabajo pero más que todo por el mal manejo de la empresa” tal como afirmó en 2011 Esteban Quiroga, delegado. En ese marco, la Comisión Interna de Mecca Castelar, junto a la UOM seccional Morón,  firmó ante el Ministerio de Trabajo, un acuerdo con el Grupo Taranto, quien se hizo cargo de la fábrica. Pero para ello, impuso como condición la baja de salarios a los trabajadores con el argumento de preservar los puestos de trabajo.  
Durante el año pasado, Taranto –que en 2010 realizó ventas por 55 millones de dólares-  realizó rebajas de salarios, suspensiones y despidos, argumentando una merma en la producción por el cierre de exportaciones de automóviles a Brasil durante los últimos meses del año.
Durante los meses que pasaron de 2012, la política patronal no se ha modificado,  a pesar de ser un poderoso grupo empresario que posee varias fábricas en todo el país y que emplea a un millar de trabajadores. En Mecca Castelar, adeudan salarios, aguinaldos y el aumento paritario.
Los trabajadores reunidos en asamblea resolvieron realizar desde esta semana un paro de actividades con permanencia en el lugar de trabajo para garantizar la seguridad de las máquinas y los equipos. Además del pago de los salarios adeudados, reclaman la garantía por parte del Estado del mantener todos los puestos de trabajo y la continuidad laboral de los compañeros.

Notas relacionadas
El "capitalismo en serio" de Taranto
 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR