Victimas de un sistema que los oprime Imprimir E-Mail
Tuesday, 18 de November de 2008
La culpabilización a los chicos y adolescentes por parte de la justicia avanza sin obstáculos, la criminalización de la pobreza se profundiza, mientras el gobierno debate sobre la baja de la imputabilidad a los menores.
(Débora Sayanes – Red Eco) Buenos Aires – El viernes pasado la Justicia de Menores de San Isidro procesó a dos adolescentes de 16 años como coautores del crimen del ingeniero Ricardo Barrenechea. En la resolución, el juez Fernando Ribeiro Cardadeiro les dictó la prisión preventiva.
Los menores Brian y Jonathan quedaron acusados por los delitos de "Robo doblemente calificado por el uso de arma y por ser cometido en poblado y en banda", y partícipes primarios del "Homicidio criminis causa" (matar para ocultar otro delito y lograr la impunidad).
Sin embargo, Florencia Arrietto, una de las abogadas de Brian Barrera, asegura que "Todavía no fuimos notificados oficialmente, pero ni bien nos llegue la cédula, apelaremos", y denuncia que no existen pruebas en la causa para que se declare culpable a Brian. “Necesitaban un asesino, al voleo y sin pruebas pidieron su detención, de hecho un testigo de "identidad" reservada tiró el nombre de él y un alias "el negro", que no es este Brian detenido, y un domicilio, que resultó ser el domicilio de la casa de Jonathan el otro detenido, o sea buscaban a un Jonathan con nombre Brian, pidieron la captura de Brian sólo por un testigo que tiró un nombre como tiró muchos más, y cuando vieron que eran del mismo barrio junto con Jonathan, se llevaron a los dos” afirma Arrietto.
Por otra parte, varios docentes de la escuela 162 de La Matanza, a la que asiste Brian, salieron a defenderlo y a pedir su liberación. Una docente de la escuela, Nelly Edith Baldano, consideró que el adolescente fue detenido porque "goza de los atributos necesarios para ser estigmatizado, porque vive en una villa, porque es pobre, porque su piel no es tan blanca, pero esta acusación absurda no podrá ser sostenida eternamente, pero sí se la puede entretener durante los tres o cuatro años necesarios para llegar al juicio oral" y prosiguió "si a Barrenechea lo mató la sensación de inseguridad, a Brian lo convirtió en asesino la Justicia"
Sin embargo, el caso de Brian se suma a una larga lista de chicos y adolescentes que son procesados por causas que no son probadas. Por ejemplo, en el barrio los Troncos, ubicado en el partido de Tigre, varios chicos fueron detenidos como supuestos responsables de cometer  “homicidios”, esto sin tener alguna prueba sobre lo sucedido.
Es así como funciona la justicia en el país, se ocupa de encontrar a un “culpable” y no “al culpable”, y  los menores pasan a formar parte de un sistema que los oprime sin políticas de inclusión social. Y en medio de este avance de la culpabilización de los jóvenes por parte del gobierno y de la sociedad influenciada por los medios masivos de comunicación se estigmatiza a los jóvenes como delincuentes.
En el marco del intento de bajar la edad de imputabilidad de los menores, el gobierno provincial debe responder por la muerte de dos jóvenes que se suicidaron en el Centro de Régimen Cerrado de La Matanza. El Centro albergaba a 16 menores con causas penales pero no cumplía con las condiciones necesarias para atender emergencias, no tenía enfermeros, ni médicos o vehículos para traslados, entre otras deficiencias. Según denuncian los trabajadores nucleados en ATE en igual situación se encuentran varios institutos de menores, dejando de esta manera en una situación de total abandono a los jóvenes. Es así como, paradójicamente los institutos de recepción de menores generan situaciones de riesgo para quienes se encuentran allí albergados sin políticas públicas que planteen un claro programa de reinserción social.
 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR