Pasado, presente y futuro de Ledesma Imprimir E-Mail
Thursday, 17 de May de 2012
ledesma.jpg
Tras años de congelamiento judicial, directivos del Ingenio Ledesma fueron citados a declarar por secuestros y desapariciones cometidos durante la última dictadura; la misma empresa que en democracia fue responsable de hacer inteligencia contra organizaciones sociales y mandar a reprimir a personas que reclamaban tierras.


(Red Eco) Jujuy– El apartamiento del juez jujeño Carlos Olivera Pastor permitió que de a poco comenzaran a destrabarse algunas causas, entre ellas varias referidas a delitos de lesa humanidad. En este marco, Fernando Poviña, el magistrado que lo subrogó en el Juzgado Federal N° 2, citó a declarar y prohibió la salida del país al ex administrador del ingenio Ledesma, Alberto Lemos, y al presidente del directorio, Carlos Pedro Blaquier.
Se los acusa de haber participado de la llamada Noche del Apagón, ocurrida en julio de 1976, cuando efectivos de Gendarmería y el Ejército secuestraron a 400 personas, en el marco de un apagón intencional registrado en la localidad jujeña de Libertador San Martín (conocida como Ledesma, por funcionar allí el ingenio). La empresa no solo colaboró con el apagón, sino que además confeccionó listas de empleados “rebeldes”, y brindó camionetas y personal de seguridad.
Los secuestros se realizaron entre Calilegua y Libertador San Martín. Las víctimas fueron llevadas a sedes policiales, donde fueron torturadas; luego, la mayoría fue liberada, pero 55 aún permanecen desaparecidas.
Lemos y Blaquier también son investigados por la desaparición de cinco personas: el médico y ex intendente de San Martín Luis Arédez, Antonio Filliú, Ramón Luis Bueno, Omar Gainza y Carlos Alberto Melián.
Lemos fue citado a declarar esta tarde, pero el ex administrador se adelantó realizando una presentación espontánea en el Juzgado, donde entregó por escrito su descargo absteniéndose a declarar.
En tanto, para mañana estaba citado Blaquier, pero sus abogados también se adelantaron presentando hoy un certificado de salud para justificar su ausencia en la audiencia. En respuesta, el juez Poviña pidió a la Corte Suprema de Justicia que realice una pericia a Blaquier para verificar su estado de salud.

Inteligencia pasada y presente
ledesmamata.jpgEn el marco de las investigaciones que lleva adelante el juez Poviña se realizaron en abril pasado allanamientos a dos oficinas de Ledesma, donde se hallaron legajos de trabajadores desaparecidos. Entre ellos, había también una carpeta con información de una agencia de seguridad norteamericana, World Division-Psicología Industrial, sobre Osvaldo Weisz, dirigente obrero del Ingenio Ledesma y militante de Vanguardia Comunista, quien en 1974 fue primero despedido y luego detenido por instigación de la empresa. Dos años después seguía preso en un penal provincial, de donde fue desaparecido por fuerzas del Ejército.
Pero entre los documentos hallados también se encontró un informe de inteligencia de 300 páginas sobre la marcha por la Noche del Apagón de julio de 2005. Bajo el título “Informe sobre las acciones desarrolladas en el marco de la XXII Jornada de Derechos Humanos y Cultura en Libertador General San Martín, Año 2005, 29 Marcha del Apagón", aparece una lista con los nombres de los integrantes de organismos de derechos humanos locales, y de los invitados de todo el país y del exterior, como Adolfo Pérez Esquivel; Carlos “Perro” Santillán; Marta Vázquez, Taty Almeida, Nora Cortiñas, María Adela Antokoletz de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; periodistas; funcionarios; Familiares de Detenidos Desaparecidos de Jujuy y Salta; Luis, Ricardo y Adriana Arédez; Hijos de Detenidos Desaparecidos de Jujuy; entre muchos otros. Además se incluía el detalle de las actividades de preparación, desde el momento en que llegaban los distintos dirigentes, en qué auto, qué decían, cómo se organizaban.
Las agrupaciones, víctimas de las tareas de inteligencia de Ledesma, anunciaron que impulsarán la presentación de un hábeas corpus colectivo, y pidieron a la Justicia una investigación para determinar responsables. En este sentido, manifestaron: “Las organizaciones hacemos responsable a la empresa Ledesma de cualquier atentado contra la integridad y la vida de las personas mencionadas en el informe”.

El último julio de Ledesma
En julio del año pasado, un grupo de familias ocupó 15 hectáreas pertenecientes al Ingenio, en el Triángulo (Libertados San Martín), tras varios años de incumplimiento por parte del gobierno jujeño y la propia empresa de entregar tierras para viviendas. El 28 de ese mes, se ordenó un violento desalojo, del que participó no solo la policía local, sino también personal de seguridad de Ledesma, y en el que fueron asesinadas cuatro personas.
Hoy, a más de 9 meses, y a pesar de los testigos que se presentaron y de las pruebas materiales existentes, no hay un solo jefe policial imputado, ningún efectivo de los que disparó con armas de fuego está procesado, como tampoco ningún responsable político e ideológico.
En cuanto a la falta de tierras y viviendas, desde la Corriente Clasista y Combativa (organización a la que pertenece la mayoría de las personas que tomaron los terrenos) señalaron que el tema se resolvió en forma parcial, ya que de las 4000 familias necesitadas se les han adjudicado lotes a 2300, pero éstos no cuentan con la infraestructura mínima necesaria, ya que por ejemplo no tienen agua ni luz.
En cuanto a las familias a las que aún no se les ha resuelto el conflicto, Ledesma ha ofrecido ceder 70 hectáreas pero de la localidad vecina de Calilegua. Desde la CCC de Libertador han rechazado esta propuesta debido a que no consideran correcto que la población de Libertador deba trasladarse a otra ciudad, en lugar de extender el éjido urbano en la misma Libertador. “No debería ser Ledesma quién decida donde va a vivir la población de Libertador. Si el gobierno provincial o el municipal no se animan a tomar la decisión, nuestro movimiento propone realizar una consulta popular y que el pueblo de Libertador decida si quiere seguir viviendo en Libertador o acepta ser trasladado a Calilegua”, propusieron desde la Corriente, quienes además denunciaron que desde Ledesma se presiona para imputar a sus dirigentes en una causa por usurpación, cuando las tierras del Triángulo ya habían sido cedidas para el loteo.
Los directivos de Ledesma consideran que aún pueden manejar a la Justicia, presionando para abrir causas o evadiendo las citaciones a declarar. Aunque la empiria les ha dado la razón, cabe esperar que esta situación se revierta y sean juzgados por la gran cantidad de delitos que han cometido a lo largo de tantos años.

Fuentes: CAPOMA / La Arena / Agencia Walsh / CCC / Prensa ANM

 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR