¿Señor ministro, por qué pagar tanto al Club de París? Imprimir E-Mail
Tuesday, 29 de May de 2012
deuda.jpg
El 25 de mayo, integrantes de Diálogo 2000 y de otras organizaciones sociales defensoras de los derechos humanos entregaron una carta al Ministro de Economía, Hernán Lorenzino, pidiéndole que precise públicamente de qué se trata la deuda que el gobierno argentino quiere pagar al Club de París.
Mientras el secretario de Finanzas habla de 6.000 millones de dólares, voceros de Economía la estiman en 9.000. (monto equivalente al presupuesto nacional para agua potable, alcantarillado, ecología y medio ambiente, o bien, para vivienda, urbanismo y trabajo, durante todo el año 2012).
Piden además que no se la pague sin completar una auditoría integral y participativa de lo reclamado.


COMUNICADO DE PRENSA


El pueblo todavía quiere saber de qué se trata:
¿Señor ministro, por qué pagar tanto al Club de París?
Buenos Aires, 28 de mayo de 2012

En ocasión de un nuevo 25 de mayo, integrantes de Diálogo 2000 y de otras organizaciones sociales defensoras de los derechos humanos solicitaron al Ministro de Economía, Dr. Hernán Lorenzino, que precise públicamente de qué se trata la deuda que el gobierno argentino quiere pagar al Club de París y que no se la pague sin completar una auditoría integral y participativa de lo reclamado por los países integrantes de ese club de prestamistas.

“Cuáles son los orígenes de las deudas, quiénes se beneficiaron con su contratación y cuánto se ha pagado ya en concepto de servicios?” preguntan el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y las Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Nora Cortiñas y Mirta Baravalle, entre otros firmantes de la Carta.  Leer texto completo de la Carta

Afirman además, en ejercicio de los derechos democráticos a ser informados y participar activamente en las decisiones que afectan al pueblo - más aún cuando se trata del uso de recursos públicos -, que “hoy como ayer, queremos saber de qué se trata.  No queremos que el pueblo argentino siga pagando una deuda que no contrajo, por la que no fue consultado,  que no lo benefició y que encima, se plantea pagar con la expresa intención de volver a endeudarnos.”

“No hay porque pagar una deuda cuya legitimidad no haya sido establecida, sobre todo para que vengan nuevas deudas, o inversiones para seguir profundizando el saqueo de los bienes naturales y de la riqueza producida en el país,” sintetizó Beverly Keene, coordinadora de Diálogo 2000 e integrante de la coordinación internacional de la red Jubileo Sur.  “Precisamos que se pare la verdadera sangría de divisas y que el gobierno realice con urgencia una auditoría integral, pública y participativa de los reclamos del Club de París, para saber con certeza quién debe a quién y disponer los recursos del pueblo para el pago de las deudas sociales e históricas con los jubilados, por ejemplo, las mujeres, los pueblos originarios,” agregó Nora Cortiñas.

La carta rechaza por incompletas, inadecuadas e inaceptables, las respuestas recibidas a la solicitud anterior dirigida al mismo ministro. Recalca que la mitad de la deuda reclamada por el Club de París tiene su origen durante la dictadura cívico-militar y forma parte de la deuda que ya en el año 2000 fue declarada “fraudulenta y arbitraria” en fallo judicial.  “Incluye créditos recibidos para la compra de armas y equipo militar, créditos para bancos y empresas privadas y otros que endeudaron a las empresas públicas sin que las mismas recibieron el beneficio de esos ingresos” aclara otro de los firmantes, el Pastor Ángel Furlan.  “Todos los reclamos son cuestionados actualmente en sede judicial,” agregó.

La nueva solicitud al Ministro Lorenzino subraya que es inaceptable esgrimir como defensa del pago, el hecho que aquellos reclamos de deuda fueron legitimados por los gobiernos democráticos que antecedieron al presente.  “La ilegitimidad de origen de esos créditos, contraídos en circunstancias en las cuales ni el pueblo ni sus representantes pudieron ejercer su derecho a saber y a controlar, no puede ser subsanada por un acto administrativo posterior,” afirma la carta.

La carta llama además al gobierno a poner fin a la impunidad con la cual los grandes capitales y los gobiernos e instituciones financieras como el Club de París, siguen actuando para mantener sus privilegios como en los tiempos de la colonia. 

Lleva también las firmas del Pastor Juan Pedro Schaad del Programa de Incidencia sobre la Deuda Ilegitima de la Federación Luterana Mundial, el Dr. Juan Yadhjián del Movimiento Social Misionero, Gladys Jarazo y Pablo Herrero de Diálogo 2000, los juristas Salvador María Lozada (juez federal retirado) y Miguel Angel Espeche Gil (Coordinador de la Cátedra de Deuda Externa Pública de la Facultad de Derecho de la UBA), María Elena Saludas de Attac-Argentina y la Coordinación Nacional del Servicio Paz y Justicia.       
 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement
Advertisement
Diseño: Carolina Butron Ávalos & Nacho Nesprías.
© 2014 Red Eco Alternativo ****
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
CODIGO SUR