"El otro Bicentenario, el de los Pueblos"
Thursday, 27 de May de 2010
 
 "El otro Bicentenario, el de los Pueblos"
Buenos Aires-Argentina
Mayo de 2010


Organizaciones sociales, culturales, estudiantiles, ambientalistas, indígenas, campesinas, sindicales, acompañados de  estudiantes y docentes universitarios, medios alternativos, fábricas y empresas recuperadas, participaron este 24 y 25 de mayo de las actividades y acampe de "El otro Bicentenario, el de los Pueblos", realizado frente al Congreso de la Nación.

ob12festival.jpgob5_ceremonia.jpg

El objetivo de las jornadas fue poder pensar ideas y acciones que "nos convierta en protagonistas colectivos de las transformaciones pendientes desde 1492 por la irrupción en nuestro continente del capitalismo genocida y saqueador. Y recuperar nuestro patrimonio de saberes y rebeldías, de los hermanos originarios, africanos esclavizados y americanos oprimidos, historias y culturas silenciadas y menospreciadas por las concepciones racistas, elitistas y autoritarias que siguen dominando la vida social, los medios de comunicación y la educación oficial".
ob10_carpa.jpg

Con gran satisfacción por la amplia participación y concurrencia, el "Bicentenario de los Pueblos concluyó con una multitudinaria marcha.
ob15_marcha.jpg


La Red Nacional de Medios Alternativos y AMARC realizaron una cobertura conjunta de radio y tv durante ambas jornadas.

Producción Fotográfica  Natalia Pastor – Red Eco (ver más fotos en nuestra galería )
VIDEO: http://www.youtube.com/user/LaColectivaRadio

ob7_rnma.jpg


ALGUNOS TESTIMONIOS
ob3_ledesma.jpg
Octorina Zamora: "Nosotros estamos defendiendo la ciudad. Sabemos lo que es el sufrimiento. No queremos que nuestros hijos sufran la devastación. No nos da miedo. Nosotros debemos armarnos de valor y seguir en la lucha y evitar el desmonte que significa muerte. Nosotros pertenecemos a la clase social de los oprimidos y para luchar tenemos que unirnos."   
ob13mujer.jpg
Moira Millán: "Las mujeres tenemos una capacidad telúrica. Capacidad de comunicación en el mundo tangible y perceptible. Las mujeres pueden enfrentar las mismas adversidades que el hombre pero con sus propias capacidades. Existen grandes guerreras en nuestra historia como pueblos originarios. Hay que afirmarse en la plenitud de la maternidad de las que elegimos ser madres. Recuperemos el movimiento que tenemos y que la autonomía sea la liberación."
ob9_korol.jpg
Claudia Korol : “Tenemos que seguir denunciando la judicialización de la pobreza y la protesta. Una forma de orden y disciplinamiento de los sectores excluidos. Esto significa un control sobre los cuerpos.  El mecanismo ejercido desde las fuerzas represivas es mantener disciplinado al campo popular." 
ob1_schiller.jpg
Herman Shiller : "Como pueblo hemos vivido una política de exterminio sistemático que terminó con civilizaciones enteras destruidas. Desde 1983 hasta la actualidad fueron asesinados más de 3000 personas en manos de las fuerzas represivas. Eso también es el Bicentenario."

ob11kraft.jpg
Trabajador de KRAFT: "Seguimos siendo un país sometido al imperialismo norteamericano y europeo. Las multinacionales que explotan la naturaleza generan una nueva división del trabajo. La clase obrera debe estar acompañando la lucha de los pueblos originarios hasta concretar sus exigencias. La unidad entre el movimiento obrero y todos los sectores en lucha es necesaria. Es importante desprenderse del sentimiento corporativo y salir de la propia fábrica y lugar de lucha e ir más allá y acompañar otras instancias."


Fuente: ANRed
 PENSANDO EN EL BICENTENARIO…

“La otra cara del Bicentenario”
 1810 - 25 de Mayo – 2010


Multisectorial de Pueblos Originarios, afrodescendientes, criollos y mestizos-Provincia de Chubut

Hoy, a 518 años del genocidio de nuestros antepasados y a 200 años de la Revolución de Mayo de 1810 donde miles de hermanos originarios, afrodescendientes, criollos y mestizos luchamos juntos contra la opresión del “viejo amo español” y del nuevo invasor “colonialista inglés”; nos levantamos para hacer escuchar nuestro grito de LIBERTAD.
Sabemos bien lo que significaron los años de conquista, saqueo y dominio impuesto a sangre y fuego con millones de muertos en la brutal explotación feudal. Luchamos mucho los sectores populares, con rebeliones y dignidad, enfrentando al invasor. Los verdaderos patriotas como Belgrano, Moreno, Castelli, Güemes, Juana Azurduy, Andresito, Bartolina Sisa, Túpac Amaru y los pueblos originarios y criollos, querían la independencia, la tierra y el reconocimiento de todos sus derechos. Pero lograda la liberación de España con duras y largas luchas, los terratenientes y los comerciantes del puerto, asociados a Inglaterra y otros imperios de la época, impusieron su proyecto y fuimos derrotados. Particularmente los pueblos mapuche y tehuelche al no pertenecer territorialmente al Virreinato del Río de la Plata, no participaron en forma directa de este proceso de emancipación pero sufrirían en décadas posteriores, las consecuencias de la derrota.
Pero el siglo 20 fue de grandes rebeliones que trazaron un camino liberador, enfrentando al sometimiento nacional y a la opresión terrateniente. Nuevamente, sangre de originarios y criollos se hermanó en grandes combates como los de la Patagonia, la Forestal, la Semana de Mayo y tantos otros.
Llegamos a este bicentenario con nuevas dependencias. Con la Argentina disputada por todos los imperialismos. Nos roban nuestras tierras ancestrales, cada vez más tierras van a manos extranjeras, se profundiza el hambre y la miseria de la inmensa mayoría, la inflación devora los flacos salarios, saquean nuestros recursos naturales, se garantiza el pago de una deuda externa ilegítima y fraudulenta, etc.; donde los gobiernos de turno son gerentes de esa dominación.
Hoy como en 1810 queremos avanzar en esa unidad que permitió derrotar al colonialismo y que creció en dos siglos de lucha contra la opresión nacional y social. No nos resignamos a ser pisoteados. Nos une, a todos, la voluntad de romper las cadenas de la dependencia para refundar una nueva Argentina en la que sea posible todo aquello por lo que hemos luchado durante tanto tiempo, haciendo realidad una segunda y definitiva independencia.
•         Devolución y distribución de los territorios aptos para el desarrollo de las CULTURAS ORIGINARIAS MILENARIAS.
•         Por una nación con verdadero desarrollo MULTICULTURAL y PLURINACIONAL, una nación para TODOS, NO PARA POCOS.
•         NO a la CONCENTRACIÓN de tierras por parte de terratenientes nativos y foráneos.•         NO a la EXTRANJERIZACIÓN Y SOJIZACIÓN de la tierra.
•         Basta de saqueo y entrega de nuestros BIENES NATURALES.
•         NO a la minería. NO al proyecto NAVIDAD.
•         NO a los proyectos hidroeléctricos LA ELENA Y BAGUILT.
•         NO a la explotación forestal que atenta contra los derechos territoriales afectando la vida de las comunidades.
•         JUICIO Y CASTIGO a los genocidas de nuestro pueblo. ¡FUERA de las calles, ciudades, monumentos y billetes los nombres de ROCA, MITRE, ROSAS, SARMIENTO, VILLEGAS, VICTORICA, ALSINA, ETC!
•         NO al pago de la deuda externa, LA DEUDA ES CON EL PUEBLO.
•         Mayor presupuesto para SALUD, EDUCACIÓN Y CULTURA.
•         Salario igual a la canasta básica.
•         Desprocesamiento de todos los luchadores populares
.         LIBERTAD a los presos políticos.
•         Por la SEGUNDA Y DEFINITIVA INDEPENDENCIA.

Feliz Día de la Patria

Por José Rigane-  Secretario General de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA-CTA)


Es común y normal el saludo en estas fechas en las que se recuerda la gesta de los revolucionarios de Mayo de 1810. En la calle, en el barrio, en el trabajo y en tanto otros lugares, donde habita el pueblo, es un saludo sincero, sentido, de esperanza, de apretados dientes pero con el sueño intacto de terminar, lo que aquellos revolucionarios comenzaron y quedó a mitad de camino.

En cambio, ese mismo saludo suena hueco, incluso a menos precio, cuando proviene de quienes ejercen el poder.
Son los que hacen posible una realidad de sometimiento, de autocracia dentro de las empresas, de que se pueda despedir sin causa, de que exista el trabajo informal, en negro, precarizado, tercerizado. Son los que hacen posible la desocupación, la pobreza, la indigencia, la mortalidad infantil y la existencia del hambre, un verdadero crimen en un país hecho de pan.
Son los que han hecho posible la privatización y extranjerización de nuestros recursos, de nuestra riqueza, la imposibilidad de la educación y la salud para millones, que los jubilados y pensionados sobrevivan con un haber miserable.
Después están aquellos que el saludo patrio suena de manera gelatinosa, como si fuese una ameba, porque son los que hablan de la “Revolución de Mayo “, la de ayer, ¿pero hoy? Plantean que no hagamos olas. A ver si todavía vuelve el Virrey. Son los que navegan en las aguas del manso rio posibilista donde la evolución de los acontecimientos nos pondrá en la orilla a la que aún no llegamos.
Por eso ante el Bicentenario, a 200 años de la Revolución de Mayo, Feliz Día de la Patria.
Una revolución sólo será real para los trabajadores, para el pueblo:
 Cuando recuperemos y nacionalicemos a manos del pueblo nuestros recursos naturales y energéticos.
 Volvamos a tener nuestras empresas de bandera nacional en serio.
 Cuando recuperemos el ferrocarril, nuestra flota de navegación.
 Cuando se termine con la desocupación, la pobreza, indigencia.
 Cuando los jubilados y pensionados ganen lo que necesitan para vivir decentemente.
 Cuando no sea necesario recorrer miles y miles de kilómetros reclamando por nuestras tierras (los pueblos originarios) y nos digan después de 200 años que se va armar una comisión para estudiar el tema.
 Cuando el hambre no tenga lugar en esta bendita tierra.
 Cuando la democracia formal quede atrás y la democracia participativa la instalemos definitivamente.
 Cuando la Soberanía Nacional vuelva a ser parte de nuestra vida.
 Cuando la distribución de la riqueza sea equitativa porque habremos terminado con la apropiación que hacen los poderosos, de nuestro trabajo y creación.
Feliz Día de la Patria.
Esto volverá a ser posible cuando la clase obrera y los sectores populares vuelvan a retomar las banderas y los objetivos de Mayo de 1810 inconclusos y demos vuelta la tortilla, emancipándonos para siempre junto a nuestros hermanos de toda América.