Por la libertad de presos paraguayos
Tuesday, 18 de March de 2008
Ayer se realizó una conferencia de prensa para exigir la libertad de los seis campesinos paraguayos detenidos en el Penal de Marcos Paz a quienes la justicia argentina decidió extraditar a su país de origen.
(Red Eco) Ciudad de Buenos Aires- Organizaciones sociales, políticas, sindicales y de derechos humanos realizaron ayer una conferencia de prensa en la que se pidió a los poderes públicos una resolución que posibilite la libertad de los seis campesinos paraguayos detenidos desde hace un año y once meses en el penal de Marcos Paz.
También se le solicita a la Corte Suprema de Justicia que revoque el fallo de extradición y al Poder Ejecutivo que conceda el refugio político requerido “continuando así las mejores tradiciones argentinas de dar asilo a quienes son perseguidos por sus ideas o su accionar político, provenientes de diversos lugares del mundo”, expresaron.
Los campesinos Agustín Acosta González, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Giménez, Simeón Bordón Salinas, Gustavo Lezcano Espínola, Arístides Vera Silguero, entraron en el 2006 a la Argentina de manera legal y se presentaron ante el organismo argentino encargado del refugio, el CePaRe (integrado por el Ministerio del Interior, la Cancillería y el Ministerio de Justicia) quien les concedió el asilo político solicitado a causa de la persecución por parte del gobierno de Nicanor Duarte Frutos. Sin embargo, dentro mismo de esta repartición fueron, tres días después, detenidos por la Policía Federal.
La justicia paraguaya, afín al partido de gobierno de dicho país, requirió su captura y extradición por un delito que no cometieron. Son acusados del secuestro y asesinato de Cecilia Cubas, hija del ex presidente del Paraguay Raúl Cubas, ocurrido en 2004. Pero la defensa de los paraguayos incriminados demostró con pruebas y testigos la persecución y criminalización que el gobierno de ese país ha venido llevando a cabo contra este movimiento de campesinos que luchan por la tierra y que se oponen a los latifundistas y a los capitales, tanto nacionales como extranjeros.
La Justicia Argentina impidió arrimar las pruebas que acreditaban la persecución política de ellos en Paraguay, permitiendo así la extradición, hoy apelada a la Corte.
“Nos consta la falsedad de los cargos que se formulan en su contra, sabemos que están perseguidos por su condición de militantes políticos opuestos al gobierno paraguayo y por su condición de luchadores de las organizaciones campesinas por la tierra, contra el latifundio, por la reforma agraria y otras reivindicaciones”, manifestaron los convocantes a la jornada de ayer.
En la conferencia de prensa se dio lectura a una carta enviada por los campesinos desde la cárcel.(*). En ella expresan: “Hoy nosotros los más pequeños de la tierra, venimos a reafirmar que Paraguay ha sido convertido en un país clandestino generado por los intereses de los EEUU en complicidad con los mafiosos del Partido Colorado, con el propósito del control militar, económico y geopolítico de esta parte del mundo. Somos antiimperialistas, estamos en la defensa de nuestras tierras, de nuestra soberanía, y hemos abierto surcos, hemos intentado que el mundo se asome a nuestra realidad. A esto responde esta persecución política e ideológica sistemática de la cual somos víctimas (...)”.
Por otra para, el Premio Nobel Alternativo de La Paz, el paraguayo Martín Almada, se pronunció en defensa de los seis dirigentes campesinos paraguayos pertenecientes al movimiento "Patria Libre".
Almada, que descubrió los "Archivos del Terror" correspondientes al "Operativo Cóndor" de las dictaduras terroristas de Suramérica (1970 –1980) , decidió enviarle una carta al juez federal argentino Ariel O. Lijo, quien falló a favor de la extradición de los campesinos, no respetando el principio de asilo político que se le había concedido a los perseguidos políticos en un principio. En la misma acusa al gobierno de Duarte Frutos de seguir con la política de persecución política propia de la dictadura de Stroessner y al juez argentino de responder a los intereses de los poderosos.

(*) texto completo de la misiva en la página de la Red Nacional de Medios Alternativos -RNMA

Notas relacionada: Un año después