Movilización de los trabajadorxs de Tucumán
Tuesday, 21 de June de 2011
autoconvocados_tucuman.jpgTrabajadores del Sindicato de Autoconvocados de la Salud de Tucumán (SITAS), con el apoyo de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la Argentina (FESPROSA) y la CTA Nacional, nacionalizaron este martes 21 de junio el reclamo que lleva ya 3 meses en la provincia. Durante el mediodía cortaron la Avenida 9 de Julio frente al Ministerio de Salud de la Nación para exigir al titular de la cartera una audiencia que permita iniciar una vía de diálogo para resolver el conflicto. Los profesionales de la salud pública de Tucumán demandan la apertura de la paritaria, la modificación de la carrera sanitaria que tiene más de 20 años y la finalización de toda forma de precarización laboral, entre otros puntos.
“Nuestra lucha comenzó en el 2009, como movimiento y al año siguiente fundamos nuestro sindicato. Este movimiento denominado, en principio Autoconvocados de la Salud fue creciendo día a día generando movilizaciones de toda la sociedad tucumana, llegando a congregar 20.000 personas en la plaza principal de la ciudad de San Miguel de Tucumán. Con la mediación del arzobispo de Tucumán a fines de 2009 concretamos un primer acuerdo con el gobierno que significó la desprecarización de más de 3000 trabajadores, cifra  que trepó a 6400 durante el 2011”, denunció Adriana Bueno, secretaria adjunta del SITAS.
Si bien este año el SITAS fue convocado y participó de las reuniones paritarias, los trabajadores denunciaron que “los otros gremios de la salud, aliados con el gobierno,  aceptaron una oferta sin consulta a las bases por una suma que masivas asambleas rechazaron por insuficiente, con el blanqueo de sumas en negro en las que el costo de los aportes son pagados por los trabajadores”. Así lo explicó Estela Di Cola, secretaria general del gremio, y agregó: “Las asambleas dijeron que no, y comenzó un conflicto que ya lleva 3 meses. Pedimos la apertura de la paritaria, la modificación de la carrera sanitaria que tiene más de 20 años, el 82 %móvil, la insalubridad  y la finalización de toda forma de precarización laboral. El gobierno no quiere negociar. Sufrimos aprietes de todo tipo, descuentos en nuestros haberes, y la presión de los otros gremios que responden directamente al ejecutivo, hasta el punto que el secretario general de ATSA  encabeza una lista colectora de apoyo a Alperovich”.
“La crisis y el conflicto de Tucumán ya provocó la renuncia de los directores de varios establecimientos de salud de gran importancia y motivó la preocupación de personalidades como el rector de la Universidad Nacional de Tucumán, legisladores, dirigentes políticos y sociales, los que expresan, en última instancia, la inquietud de toda la sociedad tucumana”, indicó Jorge Yabkowski, titular de la FESPROSA.
A su vez, Yabkowski señaló que “el conflicto de salud trascendió largamente las fronteras provinciales. No es el único. Los hospitales e institutos nacionales que dependen del Ministerio de Salud de la Nación atraviesan una situación similar. El paro de más de 100 días de los técnicos del Hospital Posadas es su punto más alto. Otras provincias como Córdoba, Neuquén y Jujuy para mencionar algunas, atraviesan situaciones similares”.
A más de un mes de instalar una Carpa de la Dignidad en la Plaza Independencia de Tucumán, los trabajadores resolvieron enviar una delegación a Buenos Aires para nacionalizar el conflicto y reiterar el pedido de apertura de una mesa de diálogo que permita resolver la crisis que afecta a los trabajadores del sector.