Brasil: MST se moviliza contra cierre de escuelas en el campo
Thursday, 30 de June de 2011
24 mil escuelas de la zona rural brasilera fueron cerradas desde el año 2002. Para denunciar este hecho alarmante y la precariedad de las escuelas en funcionamiento, el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) realiza una Campaña Nacional contra el cierre de Escuelas Rurales.

El miembro del sector de Educación del MTS, Alejandro Mariano informa que el movimiento ha realizado en el marco de la campaña lanzada en marzo de este año, audiencias públicas en las Asambleas Legislativas de varios estados brasileros como Rio de Janeiro, Minas Gerais y Paraná. Durante el mes de julio, planean una audiencia en el Congreso Nacional, con el objetivo de ampliar las denuncias contra el cierre de las escuelas.
brasilescuelasdecampo.jpeg
"Donde el agronegocio se desarrolló mas, creando monocultivo, la agricultura familiar no creció, hubo éxodo rural y fue donde hubo más cierres de escuelas”, aclara Alejandro.
Otro motivo sería la ampliación de recursos para el transporte escolar. A partir de este hecho, los municipios, al tener el transporte garantizado, optaron por cerrar escuelas en el campo y concentrar alumnos en escuelas de la ciudad. "Nosotros queremos que haya transporte escolar, pero para el traslado de los alumnos entre las comunidades del campo, no para cerrar las escuelas (rurales)”, argumenta.
En Paraná, por ejemplo, Alejandro citó dos municipios con serios problemas en las escuelas, situaciones que consideró como "emblemáticas”. El primero es ‘Queda do Iguaçú' donde está el asentamiento Celso Furtado. "Allá hay cerca de 1.500 estudiantes de educación infantil, que no son atendidos por el municipio. En 2007, fueron construidas nueve escuelas municipales, pero hoy están con el techo cayendo, sin energía eléctrica, sin biblioteca, una situación indignante”, afirma.
Alejandro destacó también que la educación en el campo, es diferente de la educación en la ciudad, pues se relaciona con las condiciones específicas de vida en la zona rural. "Es una escuela bajo la perspectiva del campo, niños y niñas aprenden las mismas materias que en las escuelas de la ciudad, pero con abordaje diferente, encarnado en el contexto del campo”.
Para el MST, la lucha por educación en el campo se une a la propia lucha por la Reforma Agraria, principal bandera de los campesinos. "No es posible pensar en una Reforma Agraria, en desarrollo social de los asentamientos, sin tener educación. El acceso a la escuela se asocia al desarrollo cultural y social en el campo y es garantía de derechos para los sujetos que ahí viven, fortaleciendo la permanencia de los pequeños agricultores en el campo y también mejorando la producción de alimentos” concluye.
Fuente: Camila Queiroz - Adital