Nuevo ataque a miembros de la comunidad mapuche Lof Loncon
Monday, 01 de August de 2011
rio_negro_basta_ya.jpg
El puestero del camarista Larroulet volvió a atacar con armas y un oficial de policía amenazó de muerte a un Mapuche. La justicia garantiza protección e impunidad a los atacantes.
A la vez, un oficial de la policía de Río Negro en ejercicio de sus funciones amenazó de muerte a un peñi de esa comunidad, corroborando una vez mas que existe una alianza ilegal e ilegítima de particulares y efectivos de la policía que someten al lof Loncón a todo tipo de agravios y lesiones en violación a los más elementales derechos y garantías vigentes en democracia.

El Consejo A. Indígena (CAI), organización de base del Pueblo Mapuche en puelmapu, denunció ante la justicia con asiento en San Carlos de Bariloche hechos similares ocurridos el 8 y 9 de julio pasado. Requirieron que la justicia de Río Negro resguarde a todo el lof porque Rodolfo Sonhoutter, puestero de Carlos Larroulet (juez de Cámara en lo Laboral de General Roca) en la fracción del territorio que pretende usurparle al lof Loncón; su socio el exportador y empresario Roberto Chechile; el ganadero de Comallo Héctor Alvarez y otras personas desconocidas atacaron con armas de fuego a Juan Loncón, manteniéndolo prácticamente cercado en la ruka durante 24 horas junto a otro mapuche.
“Hasta ahora los juzgados ordinarios con asiento en Bariloche no han entendido la gravedad de la situación, el riesgo real que corren todos y cada día nuestros peñi y lamngen. En ese contexto de impunidad y protección institucional concreta a los intereses del camarista Larroulet, su empleado armado volvió a disparar contra Mirta y Juan Loncón el pasado miércoles a la tarde. La policía dependiente de la subcomisaría de Comallo, localidad que cubre la jurisdicción del paraje Tres Cerros donde está asentado el lof, lejos de resguardar "el orden público" ataca, amenaza y acrecienta la situación de violencia en el campo ubicado a unos 80 km al este de Bariloche. La policía está asentada ilegalmente dentro del territorio mapuche desde enero de este año en resguardo de los socios Larroulet-Chechile por orden del juez de Bariloche Ricardo Calcagno”, denunció el CAI.
El martes 26 de julio a la tarde, cuando los hermanos Mirta y Juan Loncón arreaban animales, Rodolfo Sonhoutter comenzó a hacer disparos con arma de fuego en distintas direcciones. Estaban a pie y decidieron retirarse del lugar por el peligro y porque ya  estaba oscureciendo.
Al día siguiente, el lof le reclamó a la guardia policial que intervenga e impida que Sonhoutter salga al campo ya que ataca a los animales que son la base y sustento principal de los mapuches en el campo. Esta guardia les dijo que ellos no están en condiciones de recorrer el campo a caballo ni de controlar los movimientos de Sonhoutter.
El jueves 28 de julio, el oficial Navarro arribó al territorio tradicional y mantuvo una reunión con el puestero dentro de la casa del abuelo Fernando Loncón que Larroulet-Chechile. Luego se dirigió a la ruka donde estaban Mirta, Patricia y Juan Loncón y otro mapuche con la intención de notificarlos de una denuncia penal por presuntas amenazas del lof contra Sonhoutter. El lof se negó a firmarla aclarándole que ellos solamente respondían a citaciones del juez de turno, “no a la policía que actúa en total complicidad y connivencia con el usurpador Larroulet y su gente armada en el lugar”.
Ante la negativa, el oficial Navarro comenzó a insultarlos hasta llegar a amenazar directamente a Juan: "vos cuidate", dijo textualmente. "Ignorantes, indios de mierda, ya los van a sacar, no saben de leyes. Y vos, indio de mierda, me tenés que respetar porque soy autoridad, cuidate", fueron algunas de sus expresiones.
“Como CAI no vamos a dejar de hacer todo cuanto sea necesario para exigir el resguardo de la vida y la libertad del lof Loncón, aún cuando comprobamos a cada paso que existe un verdadero pacto de impunidad y protección hacia el juez de Cámara de General Roca Carlos Laurroulet, apropiador de la fracción del territorio en conflicto. La protección a Lorroulet es, a la vez, el paraguas que cubre a Sonhoutter y la policía de Río Negro que desde 2008 a la fecha hostiga y persigue de distinto modo a este lof.
El expediente del hábeas corpus en trámite muestra esas pruebas de la mentira institucional y legal, las que queremos analizar brevemente para que se comprenda el grado de indefensión del pueblo mapuche en este caso”, manifestaron desde el Consejo.

Fuentes: CAI / Red Latina Sin Fronteras