Deshaciendo Buenos Aires: Nuevo capítulo
Thursday, 10 de May de 2012
desalojo_hotal_brasil.jpg
La falta de solución al problema habitacional y el permanente intento de privatizar espacios culturales y educativos públicos, son dos de las características del actual Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

(Red Eco) Ciudad de Buenos Aires – Las treinta y tres familias que fueron desalojadas el lunes por la noche en el Hotel Sur, ubicado en las avenidas Brasil y Entre Ríos, realizaron esta tarde una movilización y colchonazo frente a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, junto a vecinxs y organizaciones sociales. Desde hace tres días están en la calle, luego de que efectivos de la Policía Metropolitana, los sacaran violentamente de sus viviendas, sin previo aviso, rompiendo sus cosas, amenazando, golpeando y acusándolos de una falsa usurpación. Desde entonces, las familias (93 adultos y 34 menores de edad) mantuvieron cortadas las avenidas Brasil y Entre Ríos a la espera de una solución a su situación. Mientras tanto la jueza María Fernanda Butana, a cargo del juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Nº 5, quien ordenó el desalojo, no ha reconocido ni rectificado su procedimiento.
Carlos Chile, secretario general de la CTA Capital, en una entrevista realizada por ACTA explicó que el desalojo se inicia por un entredicho entre la dueña del hotel y el administrador, quien aparentemente se quedaba con la plata: “Lo que se pide es el desalojo de las instalaciones de la administración. Generosa a la hora de atacar a los desposeídos, la jueza a cargo de la causa ordena el desalojo de todo el hotel”. Además, Chile manifestó: “Estamos tratando de hacer un frente común con todas las organizaciones para denunciar y enfrentar lo que está pasando. Buenos Aires, la ciudad más rica de la Argentina es la que más gente tiene viviendo en villas e inquilinatos. Y no por error, es parte de una política de distribución de la riqueza donde el que menos tiene menos recibe. Es el momento de oro de la especulación inmobiliaria. Estamos grandes para creer que los gobiernos pecan de distraídos, por eso hay que unir, organizarse y pelear”.
En tanto, desde la Defensoría de la Ciudad adelantaron que se le pedirá juicio político a la magistrada.

Si al Martina Céspedes
polidep_martina_cespedes.jpgAyer miércoles se realizó una audiencia pública en la Legislatura porteña por la ley aprobada inicialmente a fines del año pasado, que intenta eliminar el polideportivo "Martina Céspedes" (ubicado en los espacios bajo autopista que se encuentran entre las calles Bolívar y Defensa) para transformarlo en un emprendimiento comercial privado, un polo gastronómico denominado como "Feria del Sur". El Polideportivo es utilizado por las escuelas de la zona para la realización de las clases de educación física, además es sede de los programas educativos "Club de Jóvenes" y "Vacaciones en la Escuela".
La comunidad educativa y organizaciones sociales, políticas, culturales, deportivas y sindicales del barrio se oponen a esta iniciativa privatizadora del gobierno porteño. Por eso se presentaron alrededor de treinta oradores de diferentes ámbitos y actividades en la audiencia efectuada ayer.
También asistieron cerca de quince legisladorxs, muchxs de ellxs adelantaron que no aprobarán la privatización en la próxima instancia definitiva de votación en el parlamento porteño.
Hace pocos días las organizaciones nucleadas en la Comisión en Defensa del “Martina Céspedes” habían denunciado que funcionarios del Ministerio de Educación de la Ciudad presionaron a las rectoras de las escuelas que utilizan el Polideportivo para que acepten que el predio sea privatizado, y trasladar sus actividades a otro sitio. Fueron citadas a reuniones en el propio Ministerio, junto con las supervisoras de Educación Física y directores del área educativa, entre ellos, el director general de Educación de Gestión Estatal, Maximiliano Gulmanelli. Ante la decisión de las rectoras de mantener el Polideportivo, Gulmanelli organizó reuniones individuales con el representante del consorcio empresario que impulsa la construcción, el ingeniero Servente. Poco es lo que consiguieron, ya que durante la audiencia fue unánime el rechazo de la comunidad educativa al “Polo”.
Desde la Comisión en Defensa del “Martina Céspedes” señalan que “el proyecto no es necesario en el barrio y el polideportivo es indispensable, y cuenta como patrimonio barrial”.  Además, lo que si es urgente -agregan-, es invertir en mejorar el polideportivo, que dejan caer a propósito para argumentar que no sirve y privatizarlo”. Afirman a su vez que el barrio no necesita de un “polo gastronómico y cultural”, porque de lo segundo se encargan las actuales actividades del Polideportivo, y en relación a la gastronomía, explican que en el barrio hay suficientes espacios vacantes, lugares vacíos y cerrados puestos en alquiler para poner locales, y hasta sectores con “saturación gastronómica”.