Trabajadores ferroviarios en peligro
Thursday, 10 de May de 2012
tren.jpg
El martes pasado los trabajadores ferroviarios englobados en la "Causa Ferroviaria Mariano Ferreyra" denunció, en un comunicado, la desprotección de los trabajadores y reclaman que “Ugofe garantice la seguridad de los trabajadores y usuarios”


(Red Eco) Buenos Aires – Los trabajadores alertaron que el servicio de trenes de la Línea Roca, que une Plaza Constitución con el sur del conurbano bonaerense, realizó el martes servicio condicional entre las 18 y las 9 horas, ya que los guardatrenes sólo despachan formaciones con custodia policial.
La medida fue tomada tras de la agresión sufrida por uno de ellos en la noche del viernes 4 de mayo. El guardatrén Arce, de la dotación Temperley de la Línea Roca, a la altura de estación Ardigó, fue herido de un puntazo.
Sus compañeros decidieron impulsar una medida de fuerza. En Llavallol, los guardatrenes resolvieron no sacar formación alguna desde la madrugada siguiente. A las pocas horas, miembros de la Comisión de Reclamos les advirtieron que la Unión Ferroviaria sólo respaldaba que los trenes de 18 a 9 horas no circularan sin custodia policial.
Los trabajadores recordaron que a principios de año ante la misma decisión adoptada por los trabajadores colectivamente de no permitir que los trenes circulen sin custodia policial, la empresa concesionaria sancionó a cuatro guardatrenes de Plaza Constitución, entre ellos un delegado, y un guarda de Temperley.
Los trabajadores subrayan que este tipo de agresiones se ha convertido en algo habitual. Cuatro días antes de la agresión a Arce, también por la noche un guardabarrera fue apuñalado en la barrera de Olivera, en Guernica.
La causa de estos ataques, señalan desde "Causa Ferroviaria Mariano Ferreyra", es “por la absoluta desprotección que tienen los trabajadores y usuarios”. Subrayan que esto sucede “a pesar de que el Estado dispone sumas enormes en concepto de adicionales de policía federal para los trenes, la Jefatura policial hace figurar la brigada, pero los agentes no aparecen”.
El estado de indefensión de lxs trabajadorxs se traslada al abandono de los diferentes espacios propios del desarrollo del trabajo ferroviario. Enumeraron que tanto las estaciones, las cabinas de señaleros o las garitas de guardabarreras, los relevos de los turnos nocturnos de los boleteros, los puestos fijos que se cubren con personal ahora conveniado, pero que son provistos de elementos, capacitación ni resguardo legal para una función que compete al personal de la fuerza pública, están también desprotegidos actualmente.
Finalmente el comunicado afirma que “la responsabilidad por la seguridad de los trabajadores y usuarios corresponde a la empresa y al Estado. Habían pasado 24 horas de la agresión y Ugofe todavía no podía asegurar el servicio por falta de personal policial”.