Brasil: Shell no comprará más caña de azucar proveniente de tierras indígenas
Wednesday, 27 de June de 2012
Por presiones del Ministerio Público de Brasil y denuncias de contaminación en tierras indígenas, la empresa Raízen, subsidiara de la transnacional Shell, decidió dejar de comprar caña de azúcar proveniente de tierras indígenas, para su producción de etanol. Raízen, conformada por la unión de Shell y Cosan, se comprometió, a inicios de mes, con la Fundación Nacional del Indio (FUNAI), a no comprar caña de azúcar producida en tierras indígenas guaraníes del estado de Mato Grosso del Sur.


En 2010, Cosan fue acusada por el Ministerio Público Federal (MPF) de Mato Grosso de adquirir caña ilegal proveniente de tierras pertenecientes a la reserva indígena Guyraroká, en el municipio de Caarapó, estado de Mato Grosso del Sur. La reserva Guyraroká había sido delimitada en 2009 por el Ministerio de Justicia, con el auspicio de FUNAI.
De acuerdo a la ONG Survival -que realizó una campaña denunciando esta problemática-, los indígenas guaraníes de la zona afirman que los pesticidas usados en los campos de caña estaban contaminando sus ríos.
Asimismo, denunció el asesinato de sus líderes por parte de pistoleros que “actúan a instancias de los propietarios de las plantaciones de caña de azúcar y de los ganaderos que se han apoderado de la mayor parte de sus tierras”, señala la ONG.
El año pasado, Survival difundió, en su portal web, una carta de los indígenas guaraníes a las dos empresas afirmando que los pesticidas les estaban ocasionando daños a la salud y pérdida de biodiversidad. “Desde que la fábrica comenzó a operar, la salud de todos nosotros se ha deteriorado: la de niños, adultos y animales”, denunciaron.
“Ya no podemos encontrar muchas de las medicinas que solían crecer en la selva… las plantas han muerto a causa del veneno” añadía la misiva.
Según Survival, la empresa espera que su retirada sea un “ejemplo a seguir” por otras compañías. Asimismo, afirma estar comprometida “con el respeto a la tierra indígena declarada por el Ministerio de Justicia”.
Fuente: Servindi