Des-borda
Thursday, 09 de August de 2012
hospital_borda.jpg
Lxs trabajadores del Hospital Borda, resistieron al inicio de las obras para la construcción de un Centro Cívico en las instalaciones del nosocomio donde funcionan talleres para los pacientes. Además anunciaron un paro para el próximo jueves.


(Red Eco) Ciudad de Buenos Aires - Obreros de la empresa contratista, acompañados por efectivos de la Policía Metropolitana, durante la madrugada de ayer comenzaron a vallar la zona en la cual se quiere construir un Centro Cívico a partir de una iniciativa macrista.
Los trabajadores e internos del Hospital junto a delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE)  resistieron el atropello de la fuerza pública para impedir el inicio de la obra. La Policía Metropolitana forjó una reja que estaba cerrada con candado, para ingresar al predio, la cual es un peligro para los pacientes, quienes deambulan por ese sector.
Pedro Benedit, psicólogo social y delegado de ATE, explicó que "personal de una empresa constructora ingresó en forma ilegal, sin autorización pública para iniciar obras de excavación donde se quiere construir el Centro Cívico".
Con respecto al espacio para las obras, la vicejefa del Gobierno porteño, María Eugenia Vidal, indicó que  “Es una zona que está vacía, donde no se atiende a ningún paciente". Sin embargo, los trabajadores del hospital aseguran que allí los internos hacen tareas de rehabilitación, dentro de ese espacio está el edificio donde funciona uno de los talleres protegidos intrahospitalarios, donde los pacientes internados aprenden los oficios de carpintería y herrería y fabrican camas, sillas, armarios y otros muebles para el equipamiento hospitalario.
Según el acta de preadjudicación, firmada el 1º de agosto, la obra propuesta desde el macrismo –a cargo de la UTE Teximco-EMA-Dal Construcciones - costará 369,5 millones de pesos y consiste en construir una nueva sede para la Jefatura de Gobierno y cinco ministerios en tres hectáreas que pertenecen al hospital.
Marcelo Frondizi titular de la junta interna de los talleres protegidos del Borda y el Moyano afirmó que “El centro cívico es parte de un proyecto inmobiliario que contempla la venta del Edificio del Plata y otros inmuebles del Estado para financiar la obra” y agregó “Sería mejor invertir ese dinero en mejorar la infraestructura de los hospitales o en construir casas de medio camino para cumplir con la ley de salud mental”.
Cabe recordar que, a principios del año pasado, el hospital sufrió un corte de gas por problemas en una válvula y que la inspección por parte de la empresa Metrogas determinó que se debía cambiar toda la instalación de gas de ese centro de salud. Si bien la obra avanza, a pasos muy lentos, "aún hoy, falta gas en la guardería, en los consultorios externos y en algunos de los pabellones y los médicos que pueden traen algunas estufas de sus casas, tanto para los consultorios como para los niños que deben quedarse en la guardería. En algunos sectores, se instalaron splits, pero al cabo de unas horas de uso salta la térmica debido a que la instalación de luz tampoco es la adecuada” sostuvo Carlos Ibarra, delegado de ATE.
Las problemáticas que atraviesan al hospital desbordan: deterioro edilicio, vidrios rotos, escasa ropa de cama, el estado deplorable de los sanitarios, falta de médicos y enfermeros, entre otros; al proyecto macrista parece no interesarle ya que las soluciones no aparecen.
Para impedir que se repita la situación de anoche, los médicos realizarán una vigilia en el predio para "evitar que durante la noche sean enviados efectivos de la Policía Metropolitana", dijo el Dr. Gabriel Cavia, de la Asociación de Profesionales del Hospital.
Finalmente, en la asamblea que llevaron a cabo este mediodía, los trabajadores del Hospital Borda, que incluyó a delegados del Hospital Moyano, del Infanto Juvenil "Tobar García" y de los Talleres Protegidos, se  dispuso un paro de actividades para el jueves 16 de agosto en rechazo de la construcción del centro cívico en los terrenos del centro asistencial.
Nota relacionada: La policía metropolitana ingresó por la fuerza al hospital Borda