Red Eco Alternativo ***

Desalojan violentamente a miles de familias de sus fincas en Uganda

Tres compañías multinacionales —Agilis Partners, Kiryandongo Sugar Limited y Great Season SMC Limited— están involucradas en acaparamientos de tierras y desalojos violentos, causando una humillación y un dolor nunca antes vistos a miles de familias campesinas, residentes en el distrito de Kiryandongo, Uganda. El acaparamiento ocurre en predios estatales abandonados, en los cuales, desde hace mucho tiempo, se han asentado y trabajado familias que llegaron al área huyendo de la guerra y de los desastres naturales en áreas vecinas.

(GRAIN) Uganda - Sara Apio vive en Kikungulu, municipio de Kitwara, en el distrito de Kiryandongo. Ella y su esposo, Olupot James, viven con sus nueve hijos en un área de tierra conocida como “Rancho 28”. El primero de enero de 2017, la compañía Kiryandongo Sugar Company Limited comunicó a las personas que vivían dentro del Rancho 28 y otros tres ranchos, que habían adquirido las tierras y que debían marcharse.

La familia de Apio es una de las pocas que aún permanecen en la zona, pero ahora su casa está completamente rodeada por una plantación de caña de azúcar y ya no tiene tierras donde cultivar y producir sus alimentos. Apio debe cruzar “ilegalmente” la plantación para tener acceso al agua. Cuando ella lo hace, está a merced de los guardias de seguridad de la compañía quienes ya han intentado varias veces violar a su hija.

El hambre es permanente en su familia y, hace poco, cuando ya era insoportable, Apio dice que no tuvo más alternativa que tomar algunas plantas de caña de azúcar de la plantación para usarlas como alimento.

La trágica historia de Apio es la misma que la de la mayoría de las personas del municipio de Kitwara, en el distrito de Kiryandongo, cuyas vidas, fincas y casas ya fueron destruidas para dar lugar a tres grandes proyectos de agronegocios que cuentan con el respaldo del gobierno.

La invasión de los agronegocios

Kiryandongo Sugar Limited fue la primera compañía en llegar en 2017, con su enorme proyecto de 2400 hectáreas de caña de azúcar. Los documentos de registro de la compañía demuestran que es de propiedad de los miembros de la familia Rai, quienes, a través de su grupo empresarial con sede legal en Mauricio, Rai Group, son propietarios de numerosas compañías azucareras y otras empresas forestales y de agronegocios en todo Asia Oriental y Asia del Sur. Poco después, llegaron otras dos empresas. La primera, Great Season SMC Limited, una compañía de Dubai que, según información disponible, pertenece a un empresario sudanés que explota una plantación de café de 1165 hectáreas. La otra empresa es Agilis Partners, cuyo propietario es un empresario estadounidense que cuenta con el apoyo de varias agencias de desarrollo y de inversionistas de “impacto social”, y que explota una finca de alrededor de 3 mil 850 hectáreas para producir granos. Se estima que 35 mil personas están siendo desalojadas para dejar lugar a estostres proyectos de plantaciones.

“No atacaron y nos desalojaron por las armas”, señala Florence Nassaka, de sesenta años, que vive en la comunidad de Canaan y que fue desalojada por Agilis Partners. “¿Qué clase de desarrollo es el que ellos traen? ¿Nos dan acaso algo de ese maíz que usted ve ahí? Intente usted caminar hacia el campo de maíz y sólo tome una mazorca de maíz ¡y vea lo que le pasará! Es sólo para el hombre blanco. Lo peor es que las autoridades de Kiryandongo no nos ayudan en nada; ellos sólo engullen el dinero del blanco y siguen adelante.”

Contexto del acaparamiento de tierras

Las crisis globales, alimentaria y financiera, en 2007-2008, generaron una gran demanda por tierras agrícolas en África. Desde entonces, los gobiernos africanos han firmado cientos de acuerdos de negocios con compañías extranjeras para proyectos de agronegocios que cubren más de 10 millones de hectáreas de tierras agrícolas. El impacto sobre las comunidades locales ha sido brutal. Han perdido sus tierras, bosques y fuentes de agua y han sufrido una represión violenta, inseguridad alimentaria y todo tipo de desastres sociales.

La mayor parte de la tierra de la que se han apoderado los gobiernos y las compañías, están ocupadas por comunidades con muy poca capacidad legal o política para resistir, como son las comunidades migrantes. Por ejemplo, en 2010, el gobierno de Tanzania ofreció a AgriSol, compañía estadounidense de agronegocios, tierras en las cuales hay más de 160 mil refugiados de Burundi, que las han ocupado y cultivado por casi cuarenta años. Los gobiernos y las compañías se han centrado en tierras que fueran previamente entregadas como concesiones, pero que se abandonaron o nunca fueron desarrollados por los titulares de las concesiones. Aunque estas tierras ya habían sido reocupadas y cultivadas por comunidades locales, los gobiernos y las empresas usan los antiguos contratos de concesión como base para vender las tierras a otras compañías. Hay numerosos casos en que esto ha ocurrido con antiguas concesiones de plantaciones de palma aceitera en África Occidental y Central. En el distrito de Kiryandongo, en el oeste de Uganda, ambos factores han estado presentes. (Recuadro 2: Distrito de Kiryandongo).

Nota completa: https://www.grain.org/es/article/6527-acaparamientos-de-tierra-a-punta-de-pistola-desalojan-violentamente-a-miles-de-familias-de-sus-fincas-en-uganda 

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!