Red Eco Alternativo ***

El triunfo de Piñera es un retroceso para Chile

El secretario general del Movimiento Continental bolivariano afirmó que el triunfo de Sebastián Piñera y el regreso de la derecha al poder significan un retroceso para Chile, luego de 20 años de poder de la Concertación.


(Telesur) Chile - En entrevista exclusiva para teleSUR, Carlos Casanueva considera esta victoria de la derecha chilena como una arremetida del imperio norteamericano en sus ansias de recuperar el patio trasero que representa el continente de América del Sur para Estados Unidos, sumándose así a los Gobiernos de Colombia, Perú y Honduras, entre otros.
"Para el caso chileno este triunfo de la derecha es un gran retroceso, estamos viendo pasearse a elementos nocivos y emblemáticos de la dictadura de Pinochet, con una posición a favor de la nueva arremetida del imperio norteamericano de recuperar su patio trasero", destacó Casanueva.
Agregó que con Sebastián Piñera, se inscribe Chile en un cordón pacífico-violento junto con otros países de la región como Colombia, Perú y en el más reciente caso, Honduras.
"El nuevo Gobierno enfrenta problemas de desigualdad social que han sido alimentados por los Gobiernos de La Concertación", insistió Casanueva.
El secretario general del Movimiento bolivariano sostuvo que debe generarse una crítica social por parte de la población a los efectos de esta victoria que a su juicio, constituye un actor importante que antes no existía en la vida política del país.
"Existen condiciones difíciles que se avecinan para el movimiento sindical y popular chileno que requerirá de posiciones claras frente a las intenciones que trae el presidente electo Piñera".
Manifestó que el nuevo presidente será el nuevo títere de los voceros del imperio estadounidense como lo han venido haciendo Álvaro Uribe o Alan García, en los bloques correspondientes al sur de América.
Reiteró que con la instalación de este Gobierno, la derecha ha planteado una "mal llamada democracia de los acuerdos" que es como asumir a "este Gobierno de Piñera sin reeditar o reforzar como una Administración con la derecha fascista y ser una oposición reaccionaria".
"El movimiento de los derechos humanos deberá tener posición firme para echar abajo la ley de amnistía del año 68 y evitar la impunidad que está planteando la derecha".
Aseguró que el presidente electo llega a gobernar con los mismos agentes de la dictadura de Pinochet con las manos manchadas de sangre.
Casanueva recomendó a los chilenos estar muy alertas y atentos en las calles con los parlamentarios y revolucionarios del pueblo para defender la justicia y rechazar la impunidad a la que intentan sumir las violaciones a los derechos humanos dejados por el dictador chileno.
"Debemos formar una gran convergencia que ya se está planteando en Chile para reformar los golpes de la dictadura", finalizó
 

 

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!