“Este acampe no es desmedido, hay 17 millones de pobres”

Este viernes 1 de abril finalizó el acampe piquetero que durante 48 horas se instaló en varias plazas del país y frente al Ministerio de Desarrollo Social para exigir respuestas a la falta de trabajo y salarios dignos. La protesta cerró sin llamados por parte de funcionarios para retomar la mesa de negociación y con represión por parte de la Policía de la Ciudad.

Según denunciaron desde Correpi a la salida del acampe por mejoras para quienes trabajan en el marco del Plan Potenciar Trabajo, además de comida para comedores sociales, la Policía de la Ciudad quiso secuestrar algunos vehículos en los que se movilizaban, hirió a varixs compañerxs y detuvo a 6.

Durante el acto de cierre, realizado en el mediodía de este viernes, Charly, militante del FOL y de la Coordinadora por el Cambio Social, manifestó: “(Hemos) demostrado una vez más que nuestro pueblo no se va a quedar en la casa ante los ajustes. Si el FMI piensa que este ajuste va a pasar sin pena ni gloria, que en los medios solo van a salir los representantes patronales y que nuestra clase trabajadora se va a morir de hambre en sus casas, está equivocado. Copamos todas las plazas del país con el acampe, mostramos que peleamos por trabajo, que presentamos un plan para la creación de 1 millón de puestos de trabajo, que estábamos abiertos al diálogo, que pensamos que los pibes y las pibas de los barrios tienen que tener un futuro mejor, una salida. (…). ¡Dicen que nos van a dar palas! ¡¡Hace 10 meses que estamos esperando que paguen los convenios para que terminemos los polos productivos y los jardines maternales!! ¡¡Son una vergüenza!! Se están peleando entre ellos para ver cómo hacen el ajuste, no para no ajustar”

“Pone la fecha (ministro de Desarrollo Social, Juan) Zabaleta, no tenés más excusas, queremos una reunión para poder solucionar los problemas. (…) No hacemos esto por deporte, ni para jugar en la interna de ustedes. Hacemos esto porque muchos compañeros y compañeras que tienen necesidades”, expresó Eduardo Belliboni del Polo Obrero, en el acto de cierre.

Melisa Cáceres, referente de Barrios de Pie, agregó: “No tuvimos respuestas concretas lo único que ocurrió es que el ministro de Desarrollo Social de la Nación salió a decir en algunos medios que con las calles cortadas no iba a negociar, así que esperamos que una vez que suspendamos la medida de fuerza nos pueda convocar (…). Nosotros les decimos a los medios de comunicación también que el gobierno ha tomado una decisión que no es ayudar al pueblo, reactivar la economía, mejorar las condiciones de cada uno de nosotros y nosotras. Sino pagarle al FMI; por eso invitamos a todos y todas las trabajadoras a que se sumen a la lucha porque esto va a venir feo. Todos y Todas somos piqueteros cuando tocan nuestro bolsillos, cuando vemos que a nuestros pibes les roban el futuro”.

Durante las 48 horas de Acampe Piquetero en la Ciudad de Buenos Aires hubo feria con productos de cooperativas, acciones culturales, como la presentación del libro “Mujeres de la primera línea. Resistiendo la pandemia” de Claudia Korol, además de apoyo de artistas, como Norman Briski y Cabra de Las Manos de Filippi.

Acciones similares se replicaron en San Salvador de Jujuy; San Miguel de Tucumán; Salta Capital; Formosa Capital, Clorinda, Ibarreta, Riacho He He de Formosa; El Bodabal y La Isla en Santiago del Estero; Mendoza Capital; Mar del Plata; Neuquén Capital y Junín de los Andes de Neuquén; Lamarque y Fiske Menuco en Río Negro, con cortes de ruta, ollas populares, entrega de panfletos y pegatinas, y acampes frente a Legislaturas, sedes de los Ministerios de Desarrollo Social nacional y provinciales.

Las organizaciones adelantaron que si no hay respuestas del Ministerio de Desarrollo Social, el lunes estarán nuevamente en las calles.

Fuente: FOL / ANRed.

Imagen: FOL

Our website is protected by DMC Firewall!