200 trabajadores en riesgo

Los trabajadores y trabajadoras de La Farmaco, se enfrentan al fuerte rumor de que la empresa iniciará despidos masivos. Las razones que avalarían esa sospecha son el proceso preventivo de crisis que enfrenta la compañía desde abril, que sería producto de impericias de la patronal, su ausencia en el lugar de trabajo y las deudas que mantienen en materia salarial.

En marzo de 2016, La Fármaco Argentina fue adquirida por la empresa salteña Santiago Saenz, que la compró a la multinacional Unilever tras la intervención de la Secretaría de Comercio que aplicó la ley antimonopólica. La Fármaco fue fundada con capitales nacionales a principios del siglo XX y se ha dedicado a la fabricación de productos de higiene personal, siendo Véritas su marca emblemática de jabones y talco.
Malas decisiones, desconocimiento del mercado y una situación económica nacional poco favorable determinaron que en abril pasado entrara en proceso preventivo de crisis. Los trabajadores denuncian que en los últimos meses los dueños están ausentes, pero que representantes del grupo Queruclor están a cargo y controlan la operación de la empresa aunque aducen que “no se encuentran en condiciones de tomar decisiones”.
Guillermo Graton, trabajador del área de compras de La Farmaco, señaló que “la empresa no factura desde el 28 de junio por decisión de este empresariado difuso que parece forzar así la ruina”. Explicó también que así lo hicieron saber a los otros trabajadores de la planta en una asamblea realizada el jueves 19 de julio razón por la cual después fue desvinculado junto al gerente de finanzas que llegó a declarar que habiendo plata para pagar los sueldos se bajó la orden de no hacerlo.
Los trabajadores finalmente denuncian que “los Sáenz y/o Queruclor llevan la empresa a la crisis; el Ministerio de Trabajo parece avalar y el sindicato Perfumista acompaña sin cuestionar la versión de crisis, de autoría de los empresarios”, y exigen que cada uno de estos actores implicados “haga lo que debe hacer”. Esto es: Los Sáenz, aparecer y responder por sus responsabilidades; El Poder Ejecutivo, garantizar la apertura de los libros contables y una transparente transferencia de la empresa; el sindicato, defender los puestos de trabajo en este contexto de alto desempleo y pésimas perspectivas
Contacto: Guillermo Graton 11-6003-4158.

Our website is protected by DMC Firewall!