Familias sin viviendas fueron reprimidas por la policía en Senillosa

Luego de una reunión sin solución con el gobierno de Neuquén y un corte en la Ruta 22, varias familias se asentaron en un terreno cedido legalmente, pero fueron desalojados, heridos y detenidos por la policía metropolitana.

Facundo Herrera, vecino integrante del asentamiento, detalló a La Izquierda Diario: "Durante las 7 y 8 de tarde, un grupo de familias nos asentamos en un terreno con el consentimiento del dueño del lugar. A los pocos minutos llegó la policía y sin aviso comenzó a disparar balas de goma y dispersar a la gente con gases lacrimógenos".

“Fuimos brutalmente reprimidos. La policía disparó contra mujeres embarazadas y niños. Hay mucha gente con malestar en las vía respiratorias por los gases. En el hospital vamos a corroborar con los médicos las heridas para hacer la denuncia en Fiscalía", agregó.

Reproducimos crónica publicada por Prensa Obrera:
Neuquén: la lucha por la tierra y la vivienda recorre la provincia
Este fin de semana largo Neuquén fue testigo de tres protestas de familias trabajadoras que luchan por la tierra, la vivienda y los servicios.

Los vecinos de Senillosa, ciudad ubicada a 30 km de la capital, protagonizaron un piquete en Ruta Nacional N°22 y un nuevo intento de ocupación. Cuando llegaban al predio para realizar el asentamiento fueron desalojadas sin ninguna orden judicial, descargando la represión sobre mujeres embarazadas y niños. El saldo fue de algunos heridos y detenidos. Este último fue liberado en horas de la madrugada de hoy, martes 16.

La acción de los vecinos de Senillosa fue en respuesta a la decisión del jefe comunal de otorgar solo cuatro lotes a más de 100 familias que ya habían ocupado anteriormente, el pasado 31 de enero, y que se retiraron del lugar esperando una respuesta que surgiría de una mesa de negociación. En este lugar, la especulación inmobiliaria está estrictamente ligada a las variantes gobernantes del MPN. Las familias siguen organizadas y van a nuevas acciones.

En San Patricio del Chañar, más de 35 familias cortaron la ruta en la picada 21, entre la ciudad del Chañar y Añelo, zona exclusiva petrolera, reclamando obras de agua y de luz. Ocurre que ningún municipio se hace cargo de las familias, ya que ambas señalan que no son de su jurisdicción. Esta situación hace que los trabajadores y crianceros residentes allí lleven más de 10 años sin servicios.

El intendente del Chañar, Leandro Bertoya, señaló en audios que se filtraron que “pertenecen a otra jurisdicción, son usurpadores, por mí que se suiciden, que hagan lo que quieren, que me chupen un huevo”. La afirmación retrata a un intendente histórico del MPN, funcionario provincial, que ha sido un entregador serial de tierras a los grandes bodegueros y estancieros.

A su turno, en Junín de los Andes, la toma “Nueva Esperanza” comenzó un corte el domingo 14 en la Ruta N°40 a la altura del puente Curruhué, el cual se mantuvo todo el fin de semana, levantándose hoy, ya que mañana serán recibidos por el intendente. La acción de lucha de las familias es por el hartazgo que significa no poder entrar materiales, ni cantoneras, no acceder a los servicios básicos y tener que tomar agua del río. Los vecinos denuncian que una madre perdió a su bebé por la falta de condiciones.

Las acciones de lucha de este fin de semana largo en las rutas de la provincia han puesto nuevamente de manifiesto el enorme déficit habitacional de la provincia, el cual alcanza a más de 80.000 familias. El gobierno de Gutiérrez está jugado a fondo a que en un año marcada por la carestía, con salarios de pobreza, desocupación y alquileres por las nubes, la lucha por la tierra y la vivienda sea sepultada con represión y el código penal.

VIDEO REPRESION

DMC Firewall is a Joomla Security extension!